Tiempos de relaciones líquidas

1 agosto, 2018

Spitting out - Alcanda Matchmaking Blog

Hace tiempo leí un artículo de Judith de Jorge realmente interesante en el que explicaba cómo un profesor de economía de una Universidad contesta a la pregunta ¿por qué hoy en día duran tan poco las relaciones de pareja? a través de un modelo matemático basado en la ley de la termodinámica (leer más abajo su artículo) y su conclusión no es nada novedosa, es más, personalmente creo que se podía haber ahorrado tanta parafernalia para al final decirnos que es porque no le dedicamos el esfuerzo que cualquier compromiso requiere.

Y es que vivimos en tiempos de relaciones líquidas  (me encanta este concepto utilizado por los psicólogos, aunque a la vez me entristece) que, como bien indica su nombre, son todo lo contrario a las relaciones sólidas. Y es que ahora tenemos todos demasiada prisa, demasiadas expectativas para dejar a otras personas entrar de verdad en nuestra vida, y de forma permanente, sin querer invertir el mínimo de esfuerzo.

Sí, es cierto que actualmente, gracias a Internet o las novedosas Aplicaciones móviles, conocemos mucha gente, charlamos un poco, nos “vendemos” cual activo de mercado, nos reímos y hasta podemos llegar a intimar pero, a la primera de cambio que hacen o dicen algo que no nos convence, abandonamos esa relación y pasamos a la siguiente seguramente éste es el resultado como dice mi querida amiga Lucía Martín, gran escritora y periodista quien hace un par de años publicó un libro sobre las relaciones 2.0 (Hola, ¿Sexo?), porque estas relaciones han pasado a ser un mero consumo compulsivo de personas sin más involucración.

Pero en mi opinión personal y basándome en la experiencia de mis clientes, al final, este tipo de relaciones líquidas nos hacen sentirnos vacíos y solos y lo que echamos en falta es alguien con quien poder contar para lo bueno pero también, y sobretodo, para lo malo. Alguien que nos acompañe en el camino de la vida que a veces puede resultar muy duro e impredecible. Porque el sexo sin mañana pierde su sentido y pasa a ser un puro intercambio de fluidos en lugar de una demostración de amor.

Así que ya sabéis, si tenéis la suerte de tener pareja, o de haber conocido a alguien con quien creéis podéis llegar a formar una vida en común, valoradla, esforzaos para que esa relación perdure, comunicaos y pensad en el otro cuando las cosas se ponen difíciles para poder, entre los dos, encontrar una solución satisfactoria y no os dejéis llevar por la inercia de la salida fácil, rompiendo esa unión con el aliciente de que ahora es muy fácil conocer a “otra” persona.

Y si no la tenéis y la deseáis, ya sabéis que contáis con nuestros exclusivos servicios para ayudaros a encontrar a ese alma gemela con quien poder formarla.

Artículo de Judith de Jorge: “La duración del amor según las matemáticas.” 

Una pareja decide estar junta para toda la vida. Se casan o se comprometen tras considerarlo seriamente. A no ser que sean un par de chiflados, lo habitual es que se lo piensen mucho hasta estar bien seguros del paso que van a dar. Sin embargo, las tasas de ruptura son increíblemente altas. Nuestra hipotética pareja, a pesar de haber planeado cuidadosamente su relación, puede terminar en fracaso: separada o quizás todavía unida, pero insatisfecha y aburrida. ¿Qué ha pasado con el amor? José Manuel Rey, profesor del Departamento de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, ha elaborado un curioso modelo matemático en el que emplea la segunda ley de la termodinámica y unas ecuaciones de control del ámbito de la ingeniería para explicar qué demonios les pasa a las parejas. Las conclusiones no son muy esperanzadoras. Según sus resultados, mantener el amor a largo plazo «es algo muy costoso y, con excepciones, casi imposible».

Rey, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista científica PLoS ONE, aplica lo que los psicólogos llaman la segunda ley de la termodinámica de las relaciones sentimentales. «En el mundo de la física, un recipiente que está caliente tiende a enfriarse de manera espontánea si nadie lo mantiene con calor; con las relaciones pasa lo mismo, hay que cuidarlas», explica el investigador a ABC.es. Aquí no cabe el romanticismo ni la química. Superadas las mariposas en el estómago, «hablamos de parejas que han tomado la decisión racional de estar juntas para toda la vida, lo que se promete en un matrimonio por la Iglesia». Partiendo de ese punto, el investigador aplica la teoría del control óptimo -la misma que utilizan los ingenieros para mantener un satélite en órbita o tripular una nave espacial-, para conocer cómo debe ser ese esfuerzo.

Algo «perverso»

Como es fácil sospechar, la conclusión es que mantener una relación a largo plazo «es muy difícil». Eso ya los sabíamos, pero además esta fórmula matemática nos dice por qué. Para empezar, «la manera de regar el jardín, de mantener nuestra relación, es muy particular. Cada pareja debe descubrir su patrón específico, que no es evidente», apunta Rey. Este patrón puede traducirse en acciones cotidianas como hacer planes juntos, dedicarse tiempo, escuchar los problemas del otro, ser más cariñoso o tolerante, hacerse regalos… En segundo lugar, «uno debe conocer cuánto está dispuesto a esforzarse por mantener la relación… Esto es perverso, porque sea lo que sea, siempre será insuficiente». Por último, la propia dinámica de las cosas dice que «cuando uno se esfuerza algo menos, hay una inercia a la dejadez».

El modelo es bastante desalentador, «especialmente si lo aplicamos a la sociedad en la que vivimos, en la que prevalecen las políticas de poco esfuerzo y mucha recompensa», medita José Manuel Rey. A pesar de todo, siempre queda una ventana abierta a la esperanza. «Hay personas que lo consiguen, pero si preguntas a las parejas que llevan 40 años juntas y felices, seguro que no te van a decir que ha sido gratis». 

¿Te gustaría encontrar pareja estable, pero no tienes tiempo para buscarla tú mismo?

En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte, solo tienes que registrarte aquí para tener la oportunidad de poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes. También te invitamos a que nos sigas en LinkedIn para estar al corriente en temas relacionados con el amor, la búsqueda de pareja y las relaciones humanas.