Alcanda Matchmaking | Encuentra pareja estable sin registrarte en Internet

IDIOMA ESPAÑOL

¿Aún te sigo gustando?

noviembre 10, 2019 * Relatos Por: Verónica

 

 

 

 

 

 

ELLA…

Ella se miró al espejo, luego lo miro a él que estaba sentado en la cama, ella le preguntó, ¿aún te sigo gustando?
Él respondió, como el primer día.
Ella se llevó sus manos a la cintura y le preguntó, ¿te has fijado que mi cuerpo ya no es el mismo de cuando nos conocimos?
Él respondió. No.
Ella se llevó sus manos a su busto y le preguntó, ¿te has fijado que mi busto ya está caído?
Él respondió. No.
Ella se levantó la bata y se miró las piernas y le preguntó, ¿te fijaste que mis piernas ya no son duras y lisas como antes?

Él respondió otra vez no.
Entonces ella se acercó a él y con lágrimas en los ojos le preguntó…

¿Qué haces a mi lado si ya no me ves, si ni te das cuenta cuanto mi cuerpo a cambiado, dormimos juntos y no te das cuenta que no soy la misma de ayer?
Él se sonrió y le dijo.
Mucho antes de ver tu cuerpo, miré tu forma de ser, mucho antes de tocar tu cuerpo, sentí tu forma de amar, mucho antes de ver tu busto levantado, miré en tu pecho un corazón lleno de bondad, mucho antes de ver tu figura sensual, sentí que eras el molde perfecto donde sembrar mi semilla, te sentí tierra fértil, te sentí madre y una dama para hacer mi hogar.

Mujer… No te pongas triste por cómo tú te ves, ponte alegre por cómo te sigo sintiendo.
Yo me enamoré de la sensualidad y bondad de tu alma, no de la vanidad de tu cuerpo.

Y a través de las lágrimas a ella se le dibujó una sonrisa que hizo nuevamente brillar su cara.

ÉL…

El se miró al espejo, luego la miro a ella que estaba sentada en la cama, el le preguntó, ¿aún te sigo gustando?
Ella respondió, como el primer día.
Él se llevó sus manos a la tripa y le preguntó, ¿te has fijado que mi cuerpo ya no es el mismo de cuando nos conocimos?
Ella respondió. No.
Él se llevó sus manos a su abdomen y le preguntó, ¿te has fijado que mi abdomen ya está caído? Ella respondió. No.
Él se levantó la bata y se miró las piernas y le preguntó, ¿ te fijaste que mis piernas ya no son duras y fuertes como antes?

Ella respondió otra vez no.
Entonces él se acercó a ella y con lágrimas en los ojos le preguntó…

¿Qué haces a mi lado si ya no me ves, si ni te das cuenta cuanto mi cuerpo ha cambiado, dormimos juntos y no te das cuenta que no soy el mismo de ayer?
Ella se sonrió y le dijo.

Mucho antes de ver tu cuerpo, miré tu forma de ser, mucho antes de tocar tu cuerpo, sentí tu forma de amar, mucho antes de ver tu abdomen plano, miré en tu pecho un corazón lleno de bondad, mucho antes de ver tu cuerpo sensual, sentí que eras el hombre perfecto para mi, te sentí tierra fértil, te sentí padre y un hombre para juntos construir nuestro hogar.

Hombre… No te pongas triste por cómo tú te ves, ponte alegre por cómo te sigo sintiendo.
Yo me enamoré de la sensualidad y bondad de tu alma, no de la vanidad de tu cuerpo….

Y a través de las lágrimas le dibujó una sonrisa que hizo nuevamente brillar su cara.

 

Autor: anónimo.

————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte. ¿Cómo? Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o sigue leyendo nuestro Blog para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Gire su dispositivo para una mejor navegación.