Alcanda Matchmaking | Encuentra pareja estable sin registrarte en Internet

IDIOMA ESPAÑOL

De óxido y hueso

septiembre 11, 2016 * Reseñas Por: Francesca

De_oxido_y_hueso CARTEL

De óxido y hueso – (Título original: “De rouille et d’os”)  de Jacques Audiard – 2012

Amor mutilado.

RESUMEN

Ali (Matthias Schonaerts), de repente, tiene que hacerse cargo de su  hijo de cinco años. Sin oficio ni beneficio, decide ir donde su hermana a Antibes, en el sur de Francia. La hermana Anna (Corinne Masiero) se ocupa del niño, mientras Ali encuentra trabajo como portero de discoteca. Ahí conoce a Stéphanie (Marion Cotillard), una chica domadora de orcas. Un terrible accidente cambiará la vida de todos.

COMENTARIOS

Tanto Ali como Stéphanie han sufrido un ataque brutal. Stéphanie (Marion Cotillard) ha visto su vida segada de repente. Ali (Matthias Schonaerts) es un marginal con un niño entre los brazos con el que no sabe qué hacer.

Un tipo como Ali es atractivo, alto, fuerte, algo bruto, sincero. Pero es a la vez un ser egoísta, sin malicia aunque sobre todo, sin conciencia. Una persona dispuesta a acompañar a Stéphanie a casa porque ha sido víctima de una pelea y decirle sin el más mínimo resquemor que se viste como una puta. Tal vez fue eso lo que le atrajo a Stéphanie. Tal vez por ello le llama después del accidente.

Es un tipo enigmático si no fuera tan sencillo, capaz de proponer a Stéphanie irse a bañar, cuando ella está clavada a una silla de ruedas y, al final, cuando ella acepta no tiene ningún reparo en llevarla en brazos hasta el agua. En una conversación hablan de relaciones y de sexo, Ali admite que él no tiene novia, echa polvos de vez en cuando, sin más. Ella  ha tenido un novio, pero no quiere hablar de sexo, no sabe si le apetece, si puede… Ali entonces se ofrece, “cuando te apetezca, me das un toque y si estoy ‘ope’ me paso”. “¿Ope?”, “Sí, ‘ope’, operativo”. Y así es, no hay juicio ni rechazo cuando hacen el amor.

Ella busca cariño, apoyo tras el tremendo accidente. ¿Será él la persona adecuada? Uno piensa que un bloque de hielo así, tan egoísta y cerrado, terminará por partirse. Y ocurre, literalmente. Cuando Ali ve que su hijo ha caído al agua de un río helado, Ali intenta desesperadamente romper el hielo para rescatarle. En el hospital se lo cuenta por teléfono a Stéphanie, que ha llamado. “No cuelgues”, le suplica.

Los primeros planos te obligan a meterte, lo quieras o no, en la cabeza de los personajes. No hay salida.

Uno presiente un final feliz. Tal vez porque esperamos que tanto sufrimiento desemboque en una recompensa. En la mitología griega, Pandora, llevada por la curiosidad, terminó abriendo la caja que su esposo Epimeteo le había regalado. Se escaparon todos los males, las plagas que  acechan a la humanidad. En el fondo del recipiente solo había quedado una cosa: la Esperanza.

Existe un paralelismo inverso entre la escena inicial (una calle de lo que parecen las afueras de una ciudad; Ali camina sin prestarle la más mínima atención a su hijo que va detrás) y la escena final: Sam, el niño agarra la mano vendada de su padre, el padre hace lo mismo hasta que los dos miembros quedan unidos. Es  una mano herida, de huesos fracturados y, como explica una voz en off, el calcio vuelve a regenerarse, puede que la extremidad se haga más fuerte, pero terminará por fracturarse de nuevo…

Aunque suspiramos de alivio (eso sí, levemente) por el happy end, quizás aquí habría tenido cabida un final más desesperado, roto, a la medida de estos personajes que en el fondo, deambulan sin rumbo…

—————————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Publicado por Francesca

Francesca

De padre italiano y madre dominicana, aunque podría ser lo contrario, pues lo que cuenta es la mezcla. Y el amor es sobre todo eso, juntar, mezclar, crear. Ha vivido varias vidas a través de las lecturas, las películas y las historias que escribo. Sí, sus mayores aficiones son leer, pensar, escribir. Pero nada de esto tendría sentido si no es compartido. Comparte lo que ha leído, escrito, pensado.

De óxido y hueso
5 (100%) 5 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Gire su dispositivo para una mejor navegación.