* Artículos

Carta a un amor futuro

Love letter para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

 

Una amiga me ha enviado esta carta de amor que escribió Emily Bracken la cual está dirigida a un “futuro” amor que está por descubrir.

A saber que me he permitido traducirla yo misma para darle el sentido que Emily pretende con esta carta pues contiene muchos términos coloquiales.

 

Querido futuro amor de mi vida,

Lo sé. Lo sé. Debería haber escrito antes.

¡Perdóname!

Pero tengo la sensación de que estabas empezando a pensar que no existo. Pero sí, existo y te escribo porque quería que supieras que si bien podría ser tan esquivo como ver pastar a un unicornio en un campo de tréboles de cuatro hojas, estoy cerca. 

Estoy a la vuelta de la esquina, en la calle, en Facebook, en tu oficina, en la cafetería del barrio… ahora soy un completo desconocido.

Hicimos “ojitos” una vez en el metro.

Te vi a través de una habitación en una fiesta. 

Le di con el pulgar a la derecha a tu foto (me gusta)  cuando vi en Tinder.

Pero todavía no es nuestro momento. Y sé que te estás preguntando por qué.

Sé que no es justo que hayas tenido que esperar tanto tiempo, o ir a citas a ciegas, soportar mal sexo, conformarte con relaciones aburridas, sentirte incomprendida, gritar en la soledad, abrazar la almohada mientras te quedas dormida.

Lo siento, mi amor. Te mereces una explicación.

Así que aquí va. Me ha llevado mucho tiempo siquiera admitirme esto a mí mismo, y mucho menos a ti, así que por favor, quiero que sepas que todo lo que te he escrito aquí es cierto.

Las razones por las que aún no nos conocemos aún, sin ningún orden en particular, son éstas:

1 . No he acabado de hacer los cosas que tenía en la lista que creo que tengo que hacer. 

2 . Estoy con la persona equivocada en este momento.

3 . No estoy preparado para ser amado incondicionalmente.

4 . Como creo que mi vida no está “en orden”, creo que me rechazarías.

5 . Sigo creyendo que el “drama” es una muestra de amor.

6 . He mantenido mi cabeza demasiado ocupada intencionadamente para no pensar con el corazón.

7 . Necesito salir con más chicas para saber lo que me gusta y lo que no me gusta.

8 . No seré capaz de apreciarte hasta que la vida me haya “tratado mal”.

9 . Estoy demasiado concentrado en mis propias necesidades.

10 . No sé cómo crear la sensación de hogar que anida en mi corazón.

Por tanto, es evidente que todavía no soy mi “mejor yo” – incluso yo mismo – pues todavía intentando averiguar quién soy. Estoy bastante seguro de que incluso si nos conociéramos ahora, no te gustaría. Es posible que nos acostáramos una vez para después marcharme sin decir adiós. O te pediría tu número para nunca llamarte por cualquiera delos motivos que te he expuesto anteriormente.

Por favor, cariño, te ruego seas paciente. 

Tienes que saber que estoy buscando mi camino hacia ti. Así que no pierdas el tiempo pensando dónde estoy o si existo. Simplemente sigue adelante con tu emocionante y plena vida, para que cuando finalmente nos encontremos, podamos contagiar nuestra alegría el uno al otro, porque ya somos felices como somos por separado.

Tal vez me esté llevando más tiempo de lo que quisiera y de hecho me está resultando mucho más lento que lo que jamás hubiera imaginado.

Pero estoy aquí.

Éste soy yo hablándote a ti y no voy a ir a ninguna parte. 

Por favor, no te rindas!  

Tuyo siempre,

Firma: el amor que está por llegar

 

Al leerla me hecho pensar en varias elecciones de vida por las cuales  posponemos nuestra propia felicidad en espera de algo mejor. Pero a menudo nos engañamos a nosotros mismo para no hacer lo que realmente deseamos por diferentes razones:

– Nos da miedo a ser rechazados y preferimos no arriesgarnos.

– Pensamos que no es la persona adecuada o que, si esperamos un poco más, llegará una “mucho mejor”.

– Preferimos dedicarnos a nuestras “otras” prioridades como el trabajo, el deporte, mayor formación, viajar, etc.

– Aunque no estamos enamorados, nos quedamos con la persona equivocada por las razones equivocadas: costumbre, comodidad, interese económicos o sociales, etc.

Pero de lo que no nos damos cuenta es que el Amor es algo que, cuando llega, llega y hay que vivirlo intensamente porque igual no vuelve a pasarnos. Y si pasa, no será de la misma manera. Puede ser que aún queriendo que nos llegue, éste no llega pero no hay que desesperarse y unirse a la persona equivocada para no estar solo. Es preferible pedir ayuda, por ejemplo contratando a un Matchmaker, para que encuentre la persona que se ajusta realmente a tus necesidades garantizando mayor probabilidad de éxito, que perder el tiempo dando tumbos por la Webs de contacto, Aplicaciones móviles o salidas nocturnas.

Pero otro mensaje que podemos extraer de esta carta es que debemos de vivir nuestra vida como pensamos es mejor para nosotros HOY; equivocarnos, reír, llorar, amar y sufrir para después volver a sufrir por amor para que, mientras ese amor llega, hayamos disfrutado de lo que la vida nos trajo en cada momento para después compartirlo con tu pareja.

Así que, mi recomendación es que vivas la vida según te viene y hagas caso a tu corazón, y si por algún motivo no te está llegando el Amor que anhelas, y de veras lo deseas, seas proactivo y hagas algo al respecto dejando que profesionales te ayuden.

Buen fin de semana de invierno,

Verónica

Autora de la carta: Emily Bracken, vive entre Brooklyn Heights, New York, y Venice, California. Es autora de varios artículos sobre la pareja, y actualmente está escribiendo su primer libro “Slutty Isn’t A Halloween Costume: And Other Things Only Your Cool Aunt Will Tell You.” (Ramera no es un disfraz de Halloween y otras cosas que solo tu tía guay te diría)

Link de carta original (en inglés) http://www.elephantjournal.com/2014/04/a-letter-from-the-love-you-havent-met-yet-emily-bracken/

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate/ para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

 

Compartir:
Leer más →

Qué buscan los hombres en una mujer…

Foto Audrey Hepburn para Alcanda Matchmaking Blog

Los hombres, al igual que las mujeres, tienen la necesidad de emparejarse y muestran el deseo de encontrar una compañera de viaje o el comienzo de una relación sentimental. Pero mantener la estabilidad emocional y personal depende de algunos factores que no son fáciles de encontrar en una sola mujer.

Con mucha investigación, sondeos y charlas con amigos descubrimos que, el hombre que busca una relación a largo plazo, le gustan otros aspectos de la mujer que van más allá del físico. Valora la mujer que tenga una buena actitud y que sea feliz con lo que tenga. La mujer quejica que no hace nada para cambiar su situación, al hombre no le resulta nada agradable.

Ser espontánea y libre de complejos es una de las cualidades que más atrae. La mujer que ríe, canta y baila en los lugares más insospechados refleja una parte de su personalidad. Ser auténtica, independientemente del físico y habilidades o talentos que posea demuestra seguridad en ella misma y eso la vuelve atractiva.

Para el hombre es muy importante ser escuchado. La capacidad de escuchar significa que no se está juzgando y demuestra empatía y entendimiento.

El hombre, también reconoce como valor que la mujer tenga una vena independiente y respete su espacio. Quedar de vez en cuando con los amigos, practicar su deporte favorito y dedicarse a sus aficiones hace que no se sienta culpable si la mujer le apoya e incluso, lo comparte.

La generosidad y amabilidad es imprescindible para que el hombre evalúe positivamente ya que el trato que se da a los demás puede repercutir en la pareja.

Al hombre le atraen gran cantidad de atributos físicos pero no seguir el estereotipo de belleza marcado por las modas y ser sencilla puede ayudar a atraer la atención. Cuidar el cuerpo está bien, pero alimentar el alma es lo que importa.

La mujer que cuenta cada caloría que ingiere y no aprecia una buena cena a un buen vino no resulta atractiva. El hombre valora la buena cocina y si la mujer sabe cocinar, tiene mucho ganado.

En contraposición a lo expuesto anteriormente, el hombre evade a la mujer posesiva, a la interesada,  a la apresurada que busca insistentemente al hombre con quién casarse, a la mujer fácil que da todo a cambio de muy poco, esta última resulta adecuada para romances de una sola noche, a la mujer insegura que piensa que va a ser abandonada por alguien mejor.

El hombre prefiere a la mujer que se ocupa de la familia  mientras que él le da más importancia a su trabajo pues en definitiva, siglos y siglos viviendo según los roles tradicionales, han hecho que el hombre y la mujer actual se encuentren en una estructura cerebral inadecuada para los tiempos que corren  creando la mayoría de malentendidos en la pareja. La mujer siempre dice que para ella es más importante la relación personal que para él, si entiende estas diferencias se evitará muchas situaciones estresantes y se evitará criticar la conducta del otro.

En resumen, al hombre caballero  le sigue atrayendo la mujer femenina que prefiere que la conquisten a conquistar.

——–

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

 

Compartir:
Leer más →

Amor sin deseo

Amor sin deseo para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Anoche estuve viendo “Romance X”, una película Francesa de 1999 escrita y dirigida por Catherine Breillat. El argumento me ha hecho reflexionar mucho. Dejando a un lado las escenas eróticas, que las tiene, y que son las que más carisma le dan a esta cinta, vemos a  una mujer, maestra de escuela, y a un hombre, modelo, que descubren el amor y se van a vivir bajo el mismo techo. Al poco tiempo en la relación, sucede algo inusual en los hombres; él ya no tiene ganas de mantener relaciones sexuales, lo cual es muy difícil de aceptar para ella, pues es una mujer muy pasional quien desea sentirse no sólo amada, sino plenamente satisfecha sexualmente.

Él le dice que la ama profundamente, y que siempre ha sido así en sus relaciones pasadas; a este hombre, el deseo siempre le desaparece al poco tiempo. Como si su deseo fuera fruto de una necesidad de posesión, que cuando está cubierta, desaparece.  Ella comienza a sentirse engañada, pero de una forma que no estamos  acostumbrados a ver, donde muchas mujeres piensan que los hombres las prometen amor para llevarlas a la cama, sino todo lo contrario. Un hombre que la ama con todo su corazón, pero que no quiere mantener relaciones sexuales con ella.

Ante la ausencia de encuentros eróticos en el marco de su relación estable,  ella prefiere continuar con esta relación pero sale a buscar en otros hombres, lo que no puede encontrar en su pareja. Es entonces cuando comienzan sus encuentros con varios hombres, entre ellos uno con quien tiene continuidad y que practica en sus relaciones sexuales los juegos sadomasoquistas  provocándola la entrada en una espiral, de la que lógicamente le costará salir.

En esos momentos es cuando me puse a pensar en cómo ella había llegado hasta esta situación, mientras censuraba a este hombre que, sencillamente, no había tenido la valentía de decirle a su compañera que había dejado de amarla; que le había ocurrido lo que le ocurre a muchas personas cuando se enamoran… que se ha fijado en nosotros, porque hay algo que realmente le atrae, que ha querido conocerla más, que estaba buscando cariño, afecto, comprensión, compañía, y que el deseo ha movido a ambos a sellar este encuentro con la convivencia.

Muchas veces criticamos y decimos que eso nunca nos va a pasar a nosotros cuando no estamos en una situación así, pero lo cierto es que el deseo se desvanece, e igual que le pasa a un hombre, le pasa a una mujer. La atracción se desvanece, dejamos de admirar a esa persona, nos damos cuenta que aquello que nos atrajo de ella, ya no nos atrae, o que nos sigue atrayendo, pero que hemos descubiertos otras cosas que nos repelen tanto, que rompen la magia de la atracción anterior y nos llevan a desear, si, pero a desear no estar ya con esa persona.

Nuestra formación (mal-formación) sentimental, fruto de las series televisivas, comedias románticas o cuentos de hadas, nos ha enseñado a unir inequívocamente ambas cosas: amor y deseo. Existen maestros en el arte de amar, que postulan que el deseo sólo aparece cuando se ama. Otros han cuestionado esa infundada verdad y sostienen que puede existir deseo sin que exista amor, subvierten la monogamia y abren su sexualidad sin abrir sus emociones (es el caso de las parejas swingers, por ejemplo). Y algunas otros especialistas han pensado que tampoco el amor es exclusivo, y que se puede desear y también amar a más de una persona a la vez (como sostienen los grupos que proponen la poligamia). Si se puede desear sin amar, entonces ¿se puede amar sin desear?

Pues sí, aunque esta relación esté más cercana a la de una amistad, sabiendo que la diferencia entre un amigo y un amor es que con el segundo tienes sexo y con el primero no. Reconociendo que a un amigo le puedes decir; “te quiero”, porque sientes que su amistad te genera ese sentimiento. Pero, lógicamente, dista mucho del amor que le profesas a una pareja a quien le dirías “te amo”, porque no es lo mismo querer a alguien que amar a alguien y en esto es donde la mayoría de las personas se equivocan y descubren que no son todo lo felices que deberían, aún queriendo muchísimo a su pareja, porque es muy difícil reconocer, y decir en voz alta, a alguien a quien has amado profundamente: “te quiero pero no te amo”.

Lo que está claro es que, como le pasó al protagonista de “Romance X”, el amor se le fue y se llevó el deseo, por tanto; amor y deseo si van de la mano son la pareja perfecta. Pero si no van, el deseo buscará al amor y el amor siempre buscará al deseo.

Yo sé a quién quiero y a quién amo, independientemente de los devenires de la vida, de lo bueno y lo malo que ésta nos depara, pero también sé que prefiero irme a la cama sin ese amor cuando ya no me ama. Porque después del dolor, vendrá de nuevo el amor; ese gran amor que te hará volver a querer compartir tu vida con él hasta que la muerte os separe – o el deseo muera.

Co-autor invitado: Jose Manuel Monfort Calderón

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos

 

Compartir:
Leer más →

Pareja Alfa… exigentes y sofisticados

Pareja Alfa para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Desde el punto de vista de la etología humana, cuyo objetivo es el estudio del comportamiento animal en su interacción con el medio, y considerando al ser humano como un ser animal, Alfa es el individuo en la comunidad con mayor rango, a quien los otros siguen. Sin embargo, en nuestra sociedad, macho Alfa se refiere generalmente a un hombre poderoso o en una alta posición social, similar a la masculinidad hegemónica. Pero no hay que olvidar que tanto el macho como la hembra pueden ser Alfas y cuando un macho y una hembra cumplen este rol se habla de pareja Alfa.

De cuerdo a nuestra experiencia en Alcanda Matchmaking, esto es lo que sucede hoy día con las relaciones de pareja entre hombre y mujer las cuales dejan atrás la idea del macho proveedor y mujer sumisa pues, si bien hace poco más de medio siglo, la imagen colectiva de los hombres era bastante clara: hombre conquistador, trabajador, padre recio y disciplinado pero poco involucrado en la familia, hoy en día las mujeres, en su lucha por la igualdad, están cambiando la manera de relacionarse y esto también afecta al tipo de hombres que quieren a su lado, convirtiéndose en mujeres exigentes y sofisticadas, abandonando al idealizado “Príncipe azul”, en definitiva se convierten en una Mujer Alfa.

La Mujer Alfa es exitosa y dominante, con un estilo de vida superior a la media. Es contemporánea, con éxito profesional y personal. Por lo general, la Mujer Alfa es atractiva, cuida mucho su imagen, es un tanto vanidosa, y a menudo interpreta un rol masculino pero sin perder su feminidad.

Casi el 100% de las clientas de Alcanda Matchmaking son mujeres Alfa, pueden ser solteras, viudas o divorciadas, pueden tener hijos o no, generalmente han sufrido uno, o varios, fracasos emocionales pero todas han sabido retomar sus vida de mujer “single” de éxito sin sentirse menos mujer por no tener pareja durante un corto o largo periodo. Afortunadamente el clásico “te vas a quedar para vestir Santos” es algo tan surrealista  para este tipo de mujeres que algunas ni siquiera conocen su significado.

Además, cabe resaltar que, de cuerdo a las peticiones de nuestros clientes masculinos, ninguno quiere una mujer como las de antaño; ama de casa dedicada exclusivamente a la familia. Nuestros clientes prefieren que su compañera aporte en lo económico, e incluso no les importa que ella tengan mayor poder adquisitivo que él, pues esto les permite alcanzar metas que de otro modo  serían muy difíciles de conseguir en la coyuntura actual.

Por otro lado, ya no existe edad propicia para establecer una relación estable y, tanto para ellas como para ellos, el tiempo es una baza más a la hora de encontrar pareja estable pues ayuda a conocerse mejor a uno mismo. Muchos singles observan y analizan los errores que han podido cometer en el pasado para no caer en los mismos y prefieren vivir una soltería más prolongada antes de establecerse con alguien.

Las metas personales y profesionales cada día tienen más importancia por lo que los hombres y mujeres Alfas aparcan establecerse en una relación seria hasta verlas cumplidas o bien, desean que la pareja se involucre en su vida personal ayudándole y apoyándole en sus proyectos para convirtiéndoles en proyectos comunes.

A los singles de hoy día les gusta que se respete su espacio personal ya que consideran que este es absolutamente necesario para una relación próspera. Tienden a tener más libertades que no están dispuestos a perder y buscan cómo encontrar ese equilibrio que les permita mantener una vida plena en pareja pero también con sus espacios vitales.

Es cierto que en nuestra propia experiencia, no hace mucho tiempo, y seguramente para muchos también en la actualidad, una mujer Alfa, con carácter, madura, inteligente e independiente era todo un desafío que muy pocos hombres están dispuestos a afrontar, pero también en nuestra experiencia, los machos Alfas, al contrario de amedrentarse, buscan este tipo de fémina, a la cual y de la cual enamorarse y ser correspondido, ya que ser fuerte atrae a los hombres fuertes y nunca a los débiles.

Pero es cierto que también existe un grupo de hombres que buscan en una mujer todo lo contrario a lo que son, es decir, todo aquello que ellos desean pero que no pueden ser. De este modo, los solteros exigentes puede complementarse muy bien con mujeres opuestas, por ejemplo, si ella es organizada y él, olvidadizo; si ella es estructurada, y él adora improvisar, etc. para encontrar el equilibrio que les hará perdurar en pareja.

Por tanto, en gran mayoría, los clientes de Alcanda Matchmaking son “singles” maduros, exigentes, sofisticados y seguros de sí mismos; personas exitosas que prefieren tener a su lado una persona fuerte, que les aporte y no se sienta apocado por su situación profesional o posición social. En definitiva, aún sin ellos saberlos, nos piden a gritos una persona Alfa que les complemente, les apoye, sin olvidarse, llegado el momento, de dejar a un lado todos estos fantásticos atributos para simplemente amarse como si no hubiera un mañana. ¡Feliz verano!

———————–

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Compartir:
Leer más →

¡Bésame!

Bésame!

Besar: dícese del acto de presionar los labios contra la superficie de algo (generalmente en algún lugar de la piel de otra persona) como una expresión social de afecto, de saludo, de respeto o de amor. Y es justamente ese beso, el beso de amor, el beso pasional el que más nos gusta porque esta manifestación de amor provoca una serie de reacciones en el cuerpo muy beneficiosas para la salud y el corazón.

Un beso apasionado provoca una verdadera revolución en el cuerpo: quema de 3 a 12 calorías; pone en movimiento 12 músculos de los labios y otros 17 de la lengua; y hace que las pulsaciones cardíacas pasen de 70 a 140 por minuto; y ¿por qué no decirlo? es el mejor medio para excitar a las mujeres.

Además, desata una serie de procesos químicos: aumenta la secreción de dopamina (que da bienestar) y de testosterona (asociada al deseo sexual); libera adrenalina y noradrenalina, que aceleran la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y también oxitocina, que afianza la relación.

Este impulso, ya convertido en una convención social, se desarrolló gradualmente en el mundo y hoy forma parte distintiva de las costumbres de muchos pueblos, que lo fueron adoptando según sus creencias y necesidades, dándole interpretaciones diversas.

Los esquimales, por ejemplo, se besan frotándose la nariz, lo que seguramente se relaciona con el ambiente en el que viven: es una forma de darle calor a esa zona de la cara.

Los rusos besan en la boca a sus hijos; los americanos y los argentinos se saludan con un solo beso en la mejilla; los europeos lo hacen a ambos lados de la cara excepto algunos como los suizos y los belgas que se dan tres besos.

Su universalidad obliga a pensar que la costumbre pudo nacer del impulso de succión del bebé, de las tendencias canibalísticas (el famoso chupetón), o de la costumbre tribal primitiva de olfatearse y olerse, costumbre que sigue practicándose en Tailandia y la cual tuve el placer de experimentar en primera persona a lo largo de los 7 años que viví allí.

Pero lo cierto es que un buen beso te remueve por dentro, te altera el ritmo cardíaco y algunos los recuerdas durante el resto de tu vida. Como le paso a mi queridísima amiga Margaux quien conoció a un americano en la India un 14 de febrero, se dieron uno de los besos mas bellos de toda su vida (palabras de ella), y cuando se volvieron a encontrar 10 años más tarde en Tailandia,  él le dijo “I’ve come here because of a kiss “.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Amor a los 40+

Pareja 40+ para Alcanda Matchmaking Blog

Elige a un hombre del que puedas decir: podía haber escogido a un hombre más bello, más no a un hombre mejor.” (Pitágoras)

¿Por qué el amor es mejor a partir de los 40?

¿Tienes más de 40 años y aún no tienes pareja? Tenemos buenas noticias para ti.

La idea de que a partir de los 40 llega la apatía, o una crisis existencial, no sólo no está científicamente probada sino que ya se ha quedado obsoleta ya que, en realidad, es cuando se alcanza la plenitud en muchos aspectos (profesional, familiar, sexual, etc.) pero sobre todo, en la pareja.

Los 40 de hoy en día son los 30 de hace unos años. En esta etapa de la vida se expresan de manera abierta las necesidades e inquietudes de cada miembro de la pareja, lo que hace que ésta funcione mucho mejor y tenga mayor probabilidad de éxito.

Tanto la experiencia como la madurez intervienen en el éxito de encontrar el amor. Es en la etapa de madurez cuando las segundas oportunidades llegan con más fuerza. Se prefiere la tranquilidad que ofrece la rana del cuento, y no las batallas del caballero de reluciente armadura y es que, el sosiego, la independencia económica y emocional son lo que prima a estas edades. Ya no se alargan las historias que sabemos que no conducirán a nada porque las hemos vivido antes.

Algo que se tiene claro cuando se inicia una relación a partir de los 40 es no volver a sacrificar la libertad, a pedir explicaciones por las idas y venidas de tu pareja e intentamos no caer en errores del pasado. Probablemente, la pareja perfecta con que se soñaba en la adolescencia o juventud, ahora no cumple aquellos requisitos pero sin embargo, funciona; y es porque hasta el concepto del sexo cambia, ya que ambos miembros de la pareja han tenido un bagaje sexual que les ha enseñado que, en el arte amatorio, no caben reproches ni falsos celos. La sexualidad es más plena, abierta y sin inhibiciones.

En la madurez se busca más la complicidad, la comprensión y la compañía. No hay cabida para el individualismo sino que buscamos ese complemento que nos hará mejores. Compartir gustos, aficiones y tener un proyecto de vida común cobran prioridad ante las ya olvidadas relaciones pasionales pasajeras.

Las personas que se enamoran a los 40+ viven el amor como si fuera el último y, por ello, saben que la calidad humana es más importante que un buen físico  porque con el tiempo éste acaba marchitándose y solo quedará el interior.

Ahora bien, siendo conscientes que nuestro círculo social suele ser reducido y las personas que conocemos ya están emparejadas o simplemente las que no lo están no te atraen, ¿dónde buscar el amor?

Hoy en día, con las nuevas tecnologías, existen multitud de entornos on-line en los cuales te ponen a disposición cientos de personas para que encuentres tu “alma gemela” pero hasta llegar a conseguirlo, si es que se consigue, se ha  de pasar por un sin fin de malos entendidos, engaños, sorpresas, decepciones, etc. que al final, en lugar de ilusionarnos, nos hace desconfiar, sin contar todo el tiempo invertido, de poder encontrar a alguien afín ya que, al fin y al cabo, a través de una pantalla es muy fácil seducir y mostrar sólo lo mejor de uno mismo.

En contraposición a todas estas empresas on-line, existen las empresas de Matchmaking, muy utilizadas en los EE.UU. y norte de Europa, donde las personas que te presentan se ajustan perfectamente a las necesidades y requerimientos del cliente, ahorrándole tiempo, decepciones y un enorme desgaste emocional.

En España, Alcanda Matchmaking es la empresa pionera que utiliza técnicas de Head Hunting profesional aplicadas a la búsqueda de pareja estable, mediante el cual obtiene una satisfacción del cliente de un 100% y un ratio de éxito formando parejas estables del 70%.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →

A más edad, mejor sexo…

a-mas-edad-mejor-sexo

Habéis leído correctamente: he dicho MEJOR sexo, que no MÁS sexo. Una de las tantas mentiras con las que nos ceban, es que la calidad no está reñida con la cantidad pero Calidad es precisamente lo contrario de Cantidad.

Por más estrellas Michelin que tenga un Chef, si tiene que alimentar 80 comensales, no puede ofrecerles la misma calidad que si prepara una cena para 4 amigos. Y no me estoy refiriendo a la calidad de los alimentos sin preparar, obviamente, sino  al resultado final, pues desde un punto de vista Pránico  (energético) es del todo imposible insuflarles la misma entrega, pasión y dedicación. Ese Prana, es el que  marca la diferencia, lo que hace que una plato sepa a gloria o esté exquisito… sin más.

Doy este ejemplo de un Chef, porque tanto el Sexo como el Gusto son facetas regidas  por el mismo Çakra (los Çakras son ruedas energéticas, antenas que atraen energías  precisas): el segundo Çakra, Swadhistana. Pero no es mi intención hablaros de Çakras en este post sino de sexo, de por qué menos sexo equivale por lo general a sexo con mayor conciencia. Esa es la palabra clave: conciencia.

Existen 3 formas de abordar la sexualidad: la primera con vistas a la reproducción, pura y meramente animal (lo digo sin el menor sentido peyorativo, de hecho adoro los animales); la segunda por placer y exaltación de los sentidos;  y la tercera el Sexo como manera de auto conocimiento a la vez que método de evolución  y de exploración nuestros límites, los de nuestra pareja y los de la realidad que nos rodea, insospechadas, pero va infinitamente más allá.

Una advertencia: como buena Yogini, solo hablo de lo que he experimentado en mi cuerpo y en mi alma. Luego, hablo desde la perspectiva femenina, desde un cuerpo de mujer con una psicología de mujer.

Vivimos en un mundo de polaridad (noche/día, frio/calor, alto/bajo, vida/muerte etc.) no importa lo más mínimo que nos guste o no. Sencillamente es así. Algunas constataciones  son válidas para hombres como para mujeres, como cuando hablo de estas 3 vertientes del sexo, pero la gran mayoría de mis comentarios se aplican exclusivamente a la morfología y emociones femeninas.

Y no se ven las cosas igual desde una perspectiva masculina o femenina. No hay ni mejor ni peor, sencillamente son distintos. Uno de los mas crasos errores que se puedan cometer es pensar que mujeres y hombres somos iguales. No lo somos y nunca  lo seremos.  De ahí esa maravillosa atracción hacia lo opuesto, lo misterioso, lo desconocido… esa polaridad.

Cuando nos transformamos en “iguales”  surgen esas parejitas de “hermanitos “ que abundan en la actualidad, en las cuales ya apenas se practica el sexo, apenas existe el escalofrió que debería preceder todo intercambio sexual. Son parejas de “iguales”, se apoyan, se ayudan, comparten hipoteca, hijos y trabajos glamurosos, son todo lo que queráis, todo menos un hombre y una mujer entregándose a la danza sagrada del sexo.

Cada relación sexual implica energías potentísimas, la parte física es solo la punta del iceberg. Los Yogis creemos que existen 5 cuerpos, el físico es solo el primero de ellos, el más aparente y obvio. Cada relación sexual deja su huella y es percibida en cada uno de nuestros  cuerpos. Hasta nuestra sacrosanta ciencia lo está reconociendo, pues en un reciente estudio se ha demostrado que las mujeres conservaban en la vagina partículas de ADN de los hombres con quien habían tenido relaciones sexuales.

Pero esto, una vez más, es solo lo que vemos y comprobamos físicamente, la realidad, es que hay mucho, muchísimo más.

Toda relación sexual debería estar presidida por la toma de conciencia de que lo que está punto de ocurrir. Es el equivalente de una bomba atómica en nuestras almas, que nos va a sacudir hasta la médula, cambiarnos para siempre, acercarnos un milímetro más a la fuente sagrada de la vida y a nosotros mismos. Por ello precisamente, cuando se sana alguna herida sexual se sanan otras mil facetas de nuestra vida, porque hemos actuado en la raíz, desde donde parte la energía denominada Kundalini.

Es una de las facetas que se trabaja muy seriamente en el Tantra, que no se limita solo al sexo como muchas personas equivocadamente piensan, pero desde luego tampoco lo ignora como hacen la mayoría de las demás Vías Espirituales.

Y esa toma de conciencia, de cuan preciosa y único es cada intercambio sexual, solo suele darse tras muchos errores, es decir, con el paso de los años. En nuestra sociedad, se fomenta el sexo a destajo, todo el que se pueda, da igual malo o bueno, apenas se distingue entre uno y otro. Hemos pasado de la prohibición absoluta a la banalización máxima, como si acostarse con alguien fuese el equivalente a tomarse una copa de vino o ir al cine.

El varón para sentirse el gran cazador cuantas mas presas sume, y la hembra para sentirse “deseada” cuanto mas revoloteo cause a su alrededor. El resultado para muchas mujeres es sexo de ese que ocurre porque se no es capaz de decir que no, o sexo del que se tiene por que esa noche te da pavor quedarte sola, porque estás tan insegura que necesitas de la mirada ajena para odiarte un poquito menos.. Podría seguir, la lista es larga, en resumen, sexo como moneda de intercambio, que no sexo para celebrar la vida y explorar nuestro potencial.

La buena noticia es que cuando dejas de cotizar en la “bolsa de la carne”, te ahorras muchos batacazos y puedes finalmente, tanto física como emocionalmente, empezar a comportarte como quien realmente eres, expresar tus necesidades sin miedo, dejar de juzgarte. En resumen, quererte y respetarte, pues es la base para que florezcan intercambios sexuales que destilan magia, física y emocional, que habíamos pisoteado con las prisas de la ignorancia juvenil.

a-mas-edad-mejor-sexo-para-alcanda-matchmaking-blog

Tiempo al tiempo. Tiempo para conocer tu propio cuerpo para empezar. ¿Cuantas mujeres jóvenes ni han visto ni han tocado su cuello del útero o punto G? ¿cuántas? muchas. ¿Cuántas mujeres jóvenes no han quedado una noche, consigo mismas, se han acicalado, y en un entorno perfectamente seguro y sensual se han deleitado en el  ritual del autoplacer surfeando sobre la ola infinita que cada centímetro cuadrado de piel encierra, sin buscar un orgasmo sino para familiarizarse con su cuerpo y rendirle pleitesía.

La realidad es que cuando irradias, lo haces desde la abundancia. O sea, cuando te conoces y sabes disfrutar de tu cuerpo, cuando el placer te lo puede aportar otra personas sin  depender exclusivamente de ello, ahí es cuando empieza el buen sexo.

Dicho esto, el Sexo no es una casilla a parte con reglas especiales. Se practica como se es. Si toda la vida has sido un holgazán, lo que va a ocurrir cuando cumplas 50 ó 60 años es que serás un holgazán viejo.

Si has aprendido de tus errores, de las noches en las que te has odiado con toda tu alma, tanto como de las que has tocado el cielo con las manos y sobre todo de cómo TODO estaba dentro de ti, entonces, por más que la carne sea más flácida y que posiblemente no puedas seguir luciendo las minifaldas que tan bien te sentaban antes, el placer será inconmensurable. No olvidemos que el placer es algo que ocurre en nuestras mentes/alma y tiene mucho menos que ver con el mundo físico que con nuestra percepción de lo que llamamos realidad.

También existen motivos físicos reales que hacen para una mujer el placer aumente con los años. Uno de ellos es porque ya no eres fértil. Obviamente desde la sociedad patriarcal, nuestra primera, principal y en muchos casos, única función sigue siendo facilitar la reproducción de la raza. Nuevamente, el sexo entendido dese un punto de vista animal, para reproducirse y perpetuar la especie. En realidad, muchas mujeres,  contrariamente a la leyenda, no tienen sentido materno y no por ello la voluntad de no-reproducirse no disminuye en lo más mínimo nuestra femineidad o voluptuosidad. Con la llegada de la menopausia, se abre una era de placer y solo placer pues desaparece hasta el  dolor de la regla aunque siga siendo algo insospechado de lo cual apenas se habla.

Este es un tema muy profundo y amplio, obviamente un post no es suficiente para abarcarlo, pero espero haberos “abierto el apetito” para que sigáis indagando por vosotras mismas.

¡Disfrutad del sexo de calidad y sed felices!

Hare Aum,

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

¿Por qué somos infieles?

En un post anterior mencioné brevemente a Esther Perel y os dije que os hablaría de ella más adelante y, como lo prometido es deuda y yo siempre cumplo con mis promesas, hoy os voy a hablar de su última e interesante charla para TED: Repensando la infidelidad… una charla para quien haya amado alguna vez.

¿Qué queremos decir realmente con “ser infiel”? ¿Una aventura, una relación virtual, pagar por sexo, “follamigo”, “sexting”, mirar porno, un masaje con final feliz, estar activo en webs de contacto, o el simplemente hecho de desear a otra persona?

Esther comienza redefiniendo el significado de la infidelidad para romper con los mitos sobre que los hombres engañan por aburrimiento y miedo a la intimidad mientras que las mujeres lo hacen para paliar un sentimiento de soledad en busca de esa misma intimidad.

La monogamia solía significar una persona para toda la vida pero ahora significa una persona a la vez, porque está demostrado que a lo largo de nuestra vida, mantendremos al menos 3 relaciones de pareja estable.

Lo cierto es que el adulterio existe desde que se inventó el matrimonio y también el tabú sobre él. Por tanto, la cuestión es ¿cómo reconciliamos algo que está universalmente prohibido y a su vez, universalmente practicado?

A lo largo de la historia, los hombres han tenido “licencia para engañar” con muy pocas consecuencias, e incluso han sido justificados por teorías biológicas y evolutivas, mientras que el adulterio femenino aún sigue siendo castigado con sentencia de muerte en 9 países en el mundo.

Por tanto, una buena definición de infidelidad consta de tres elementos claves:

  1. una relación secreta, que es la base de la infidelidad;
  2. una conexión emocional de un tipo u otro;
  3. y una alquimia sexual siendo ésta la parte más importante porque el escalofrío erótico que solo el pensamiento de dar un beso puede resultar tan estimulante y poderoso como el acto de hacer el amor pues como dijo Marcel Proust:
“es nuestra imaginación la que es responsable del amor, no la otra persona.”

Cuando antiguamente los matrimonios estaban basados en intereses socio-económicos, el adulterio ponía en peligro la estabilidad y seguridad económica de la pareja, mientras que desde que el matrimonio está basado en el amor, el adulterio pone en peligro nuestra estabilidad emocional. Irónicamente, antes se buscaba amor en el adulterio pero ahora, que buscamos amor en el matrimonio, el adulterio lo destruye pues es una violación de confianza y puesto que hoy en día es socialmente aceptable el abandonar una relación cuando se ha roto la confianza pues, paradójicamente, mientras antes estaba mal visto divorciarse sólo porque tu pareja te había sido infiel y lo manteníamos oculto, ahora lo está permanecer en una relación, o seguir amando a alguien que te ha sido infiel, porque ahora no nos divorciamos porque somos infelices, sino que nos divorciamos para ser más felices.

Y si ahora somos libres para entrar y salir de las relaciones en busca de la felicidad y sólo permanecemos en aquellas que nos hacen sentir “más” felices, ¿por qué sigue existiendo la infidelidad? ¿qué nos empuja a serle infiel a nuestra pareja cuando aparentemente lo tenemos todo con ella?

La mayoría de las personas que, en algún momento de su vida, son infieles a sus parejas, creen firmemente en la monogamia y les han sido files durante décadas. Pero llega un día en el que, de repente, se empiezan a cuestionar su “lealtad” hacia ellas en una encrucijada entre, seguir siéndolo o “echar una cana al aire” con la esperanza de que ello no perjudique a su relación de pareja estable, entonces ¿por qué dudan ahora en hacerlo aun siendo conscientes de que pueden perder todo aquello que construyeron a lo largo de tantos años?

Las aventuras son un acto de traición pero también un acto de lujuria y de amor. En lo más profundo de una aventura, normalmente encontramos el deseo, y el anhelo, de obtener una conexión emocional, una novedad, libertad, autonomía, intensidad sexual, el deseo de volver a encontrar una parte perdida de nosotros mismos, o por un intento de recuperar la vitalidad en contrapunto a una pérdida o tragedia.

En la mayoría de los casos, las aventuras en personas de mediana edad representan la adolescencia no vivida o, mejor aún, la búsqueda en la otra persona de algo en lo que nosotros mismos nos hemos convertido. No huimos de nuestro pareja sino que intentamos reconectar con nuestros “nuevo yo”.

Pero la razón más utilizada para justificar una aventura, no importa de qué nacionalidad, edad, razón o condición hablemos, es para “sentirse vivos” otra vez, porque las aventuras normalmente van después de la perdida de alguien cercano, o de alguna tragedia vivida lo cual hace preguntarnos: ¿es esto todo? ¿voy a seguir con esta vida otros 20 años más sin sentir esa pasión que nos trae un nuevo amor? Por consiguiente, podría decirse que el mayor causante de una aventura es la búsqueda de volver a vivir, a sentir algo que pensábamos quedó atrás, en realidad es un antídoto a la muerte. Y por ende, en contra del pensamiento común, las aventuras se tienen, no tanto por un deseo sexual sino más bien por el profundo anhelo de sentirse deseado, importante, atendido, etc. y el mero hecho de saber que no tienes a esa persona, y que no podrás tenerla, nos hace seguir deseándola convirtiéndose en una espiral de deseo porque el ser humano siempre quiere lo que no tiene.

Entonces, ¿cómo nos recuperamos después de una aventura? Algunas aventuras son simplemente el colofón final de algo que ya estaba completamente muerto pero otras se convierten en el motivo para tener una nueva oportunidad porque se dan cuenta de lo importante que es contar con esa persona tan cercana, que siempre han tenido al lado, de volverla a valorar y por eso la mayoría de las parejas que van a terapia después de una aventura siguen juntas porque fueron capaces de convertir una crisis en una oportunidad de volverse a reencontrar.

Pareciera que dentro del desorden que provoca una aventura, se forma un nuevo orden en el que ambas partes empiezan a hablar en profundidad después de pasar años sin hacerlo, de exponer sus deseos y sus anhelos a todos los niveles e incluso recuperar ese deseo sexual por su pareja que perdieron hace ya mucho tiempo.

Y ahora la pregunta difícil sería ¿son entonces las aventuras recomendables para reavivar una pareja o volver a valorar lo que ya tenemos? Desde mi punto de vista, no, en absoluto porque, cuando se es infiel se cruza una línea roja – la pérdida de confianza – la cual es muy difícil de recuperar, pero también soy consciente de que cada cual es cómo es y que no todas las aventuras surgen por los mismos motivos y tienen las mismas consecuencias.

Así que yo os diría que reflexionéis sobre vuestras relaciones, sobre por qué tenéis la tentación de serle infiel a vuestra pareja (o haberlo sido) porque la respuesta, seguramente, no esté en tu pareja sino en ti mismo.

Feliz domingo de noviembre, el primero con tiempo otoñal en Madrid,

V.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

¿Cambia la tecnología el Amor?

Hoy una amiga me ha enviado la última charla de Helen Fisher para TED: Technology hasn’t changed love. Here’s why. Helen es una antropóloga americana que estudia la diferencia entre sexos y la evolución de las emociones humanas. También es asesora en match.com hace 11 años por lo que es conocida como una experta en relaciones amorosas.

Helen habla desde su experiencia analizando data que obtiene, bien de los millones de usuarios de match.com o bien de varios estudios que realiza año tras año en el mercado norteamericano.

Lo que no me esperaba es que al final de su interesantísima charla, la presentadora, que normalmente nunca sale en las charlas de TED, invitara a una de los asistentes a subir al escenario para dar su opinión sobre lo que Helen expone muy ordenada y metódicamente. Ella es Esther Perel, otra experta en las relaciones sentimentales pero desde un ángulo mucho más emocional y menos estadístico pues se basa en los conocimientos adquiridos en sus largos años de experiencia como psicoterapeuta.

A mí hace tiempo que Esther me cautivo en otra de las charlas de TED en 2013; “El secreto del deseo en una relación de largo plazo”. Cabe destacar que Esther Perel nació en Bélgica, sus padres fueron judíos supervivientes de los campos de concentración nazis, y el crecer entre “supervivientes” del holocausto le hizo plantearse la existencia de dos grupos de personas; aquellos que no murieron y aquellos que volvieron a la vida. De ahí su interés por estudiar el comportamiento y la forma de ver la vida de las personas desde un lado amoroso y sexual.

Pero no nos desviemos del título de este post (hablaré de Esther Perel en otro post), ¿han cambiado las tecnologías nuestro concepto del amor? Según Helen Fisher, no, y puntualiza, en absoluto!

Helen estudia el cerebro de las persona y cómo éste funciona desde una perspectiva amorosa. Sostiene que a lo largo de nuestra evolución, hemos desarrollado tres diferentes tipos de sistemas en nuestro cerebro para reproducirnos los cuales, junto con otras partes del cerebro, orquestan nuestra vida sexual y romántica en la vida familiar. Estos tres sistemas, que se encuentran en la parte más primitiva de nuestro cerebro y que han evolucionado a lo largo de más de 4.000 millones de años, son:

  1. Deseo sexual
  2. Amor romántico
  3. Unión cósmica a una pareja a largo plazo

 

Estos tres sistemas no cambian con la forma en la que podamos encontrar el amor, por lo que afirma que las webs de contactos no son “webs para ligar (dating sites) sino simplemente webs para conocer a alguien” porque las necesidades básicas para formar una pareja no se halla en ningún algoritmo matemático sino en nuestro propio cerebro y ninguna tecnología va a poder cambiar eso. Al igual que tampoco va a cambiar la forma en la que decidimos a quien vamos a amar.

Hasta aquí, nada nuevo ¿no? Pero lo que sí me ha resultado muy interesante son las conclusiones a las que llega a través de un estudio realizado en 40 países, con más de 14 millones de participantes, sobre la biología de la personalidad y por qué tipo de personas nos sentimos atraídos.

En su estudio habla de 4 tipos de estilos de pensar y comportarse, los cuales están directamente relacionados con la dopamina, la serotonina, la testosterona y los estrógenos:

1º. Aquellos que están más inclinados a la dopamina, personas curiosas, creativas, espontáneas, energéticos, etc. se sienten más atraídos por personas exactamente como ellos; curiosas, creativas, espontáneas, energéticos, etc.

2º. Los más afectados por la serotonina tienden a ser tradicionales, conservadores, personas que siguen las reglas a rajatabla respetando la autoridad, religiosos, etc. y este grupo también se siente más atraído por personas como ellos.

En estos dos primeros casos, las similaridades se atraen. Sin embargo, en los otros dos grupos, los polos opuestos se atraen:

3º. Y 4º. Los que se centran más en la testoterona, suelen ser analíticos, lógicos, directos, decisivos, y suelen sentirse más atraídos por aquellos más altos en estrógenos, gente con buen don de gentes, intuitivos, cariñosos y expresivos emocionalmente.

Y aunque la tecnología no va a cambiar a quien elegimos amar, sí que marca una tendencia que cambia la forma de llegar a la persona amada, Helen lo llama la “paradoja de elección” pues hace millones de años, y tampoco hace tanto, no teníamos a nuestro alcance la oferta que tenemos ahora con las nuevas tecnologías. Pero esto tiene un riesgo pues, acorde a varios estudios, el cerebro puede albergar de 5 a 9 alternativas y cuando tiene más llega a lo que los académicos llaman “sobrecarga cognitiva” y terminamos por elegir ninguna y como resultado llegamos a lo que ella llama “slow love”.

El “slow love” es el resultado de del tiempo que nos tomamos para conocer a nuestra pareja “definitiva” pues queremos saberlo todo sobre ella antes de casarnos, o comprometernos. Según ella, esto es debido al miedo al divorcio y a sus terribles consecuencias ya sean de índole económico, moral o familiar, por lo que cada día alargamos más la fase de pre-compromiso. Como ella dice:

“antes el matrimonio era el comienzo de la relación de pareja, ahora es el final.”

Pero el cerebro siempre triunfa y, tarde o temprano, nos casamos o buscamos una relación estable a largo plazo. No en vano estudios realizados en los EE.UU. muestran que el 86% de los americanos se casarán a la edad de 49 años, e incluso en otras culturas en las que el matrimonio no es el final, el compromiso o la convivencia en pareja, llegará mucho más tarde.

Lo bueno de esto es que si tomamos más tiempo en conocer a nuestras parejas antes de decidirnos a establecer un compromiso con ellas, ya sea mediante el matrimonio, la pareja de hecho, o la convivencia, la buena noticia es que esas parejas serán mucho más felices que las de nuestros antepasados, porque que estuvieran juntos durante toda su vida, no significaba necesariamente que fueran felices… aunque Helen formuló una pregunta a los casados sobre si volverían a casarse con sus parejas actuales y el 85% dijo que sí lo cual se muy positivo.

Como conclusión Helen argumenta que no son las tecnologías, ni el “slow love”, lo que ha cambiado la forma de relacionarse, sino la entrada al mercado laboral de las mujeres en diferentes partes del mundo otorgándoles mayor poder social, económico e incluso sexual, lo que ha cambiado tradiciones de hace 10.000 años moviéndonos hacia relaciones igualitarias entre sexos pero termina afirmando que el Amor y las relaciones emocionales siempre prevalecerán y que no hay tecnología que cambie la necesidad del ser humano de amar.

Y yo, como la romántica empedernida que soy, no puedo estar más de acuerdo con su conclusión final.

¡Feliz primer domingo de octubre, con un cálido y soleado sol de verano aquí en Madrid!

V.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Encontrar pareja a los 60+

Happy old couple for Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Mientras la población general sitúa en los 70 años el umbral de la vejez, los mayores piensan que ser “mayor” no depende de la edad. Esta generación pasó por dificultades económicas, dificultades de acceso a la educación y represión de la dictadura y para colmo, la moral católica dominaba la sociedad. El sexo fuera del matrimonio era pecado o clandestino. Dentro, el sexo, se justificaba para la reproducción. Los papeles estaban claros. El del hombre, penetrar para fecundar. El de la mujer, satisfacer el débito conyugal. El placer no era el medio ni mucho menos el fin. Muchos “mayores” llegaron tarde a muchos trenes. El de los anticonceptivos. El de la liberación de la mujer. El de la educación sexual. El de la tolerancia. Pero siguen estando en el mundo, y no quieren perder el último tren: disfrutar de su sexualidad. Viven más años y quieren vivirlos mejor.

Las personas a partir de los 60 años han vivido muchas experiencias, algunas nunca se han casado pero han tenido parejas, otras están divorciadas o viudas, pero todas ellas ya han vivido frustraciones, decepciones, tristezas y depresiones y ello las lleva a saber lo que quieren y desean en la vida, saben que terreno están pisando.

La mujer a los 60 años habitualmente se encuentra sola porque los hijos se fueron, ahora dispone de más tiempo. Se siente joven, libre e independiente. Busca actividades para realizar en grupo, abre el abanico a nuevas amistades y está dispuesta a volver a involucrarse sentimentalmente.

A muchos hombres a esta edad les entra la locura por vivir la vida loca que no pudieron disfrutar en su día. Derrochan su dinero con jovencitas que les sacan la sangre, pero que a medio plazo no les llevarán a ningún puerto. Con el tiempo, se dan cuenta que lo que desean de verdad es una estabilidad emocional y una auténtica compañera de viaje.

Las relaciones a los 60 años o más son más tranquilas, si hay !qué bueno!, si no hay también. Se realizan actividades más gratificantes juntos en pareja, como caminar de la mano viendo el ocaso por una preciosa playa o deleitarse de un apetitoso desayuno disfrutando del amanecer. Un paseo en coche un fin de semana sin ningún destino programado. Un circuito en bicicleta por alguna ciudad cultural o ir al teatro después de tomar unos vinos y unas tapas.

Durante la tercera edad, lo que antes estuvo marcado por el miedo y la vergüenza hace tiempo que se ha normalizado en la sociedad: las parejas mayores muestran sus sentimientos y viven su sexualidad sin complejos. Las dudas sobre el atractivo propio y el rendimiento físico desvían la atención de las verdaderas necesidades, como son la confianza y el cariño. Pero aquel que se arriesga tiene todas las de ganar. No importa si es platónico o íntimo, a las personas mayores les gusta enamorarse y lo hacen más a menudo que en épocas anteriores.

La capacidad para enamorarse después de los 60 sigue intacta, al igual que la relación de pareja se vive con la misma pasión que un adolescente, el amor sigue siendo tan irracional después de tantos años de sabiduría y experiencia y las relaciones sexuales, aunque quizás no con tanta frecuencia, se suceden con total normalidad.

Como conclusión, el amor no tiene edad y existe a todas las edades y de alguna manera, estamos programados para amar y sentir placer sexual desde que nacemos hasta el último aliento.

———-
¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate/ para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión, relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →