* Artículos

Pareja Alfa… exigentes y sofisticados

Pareja Alfa para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

 

 

Desde el punto de vista de la etología humana, cuyo objetivo es el estudio del comportamiento animal en su interacción con el medio, y considerando al ser humano como un ser animal, Alfa es el individuo en la comunidad con mayor rango, a quien los otros siguen. Sin embargo, en nuestra sociedad, macho Alfa se refiere generalmente a un hombre poderoso o en una alta posición social, similar a la masculinidad hegemónica. Pero no hay que olvidar que tanto el macho como la hembra pueden ser Alfas y cuando un macho y una hembra cumplen este rol se habla de pareja Alfa.

De cuerdo a nuestra experiencia en Alcanda Matchmaking, esto es lo que sucede hoy día con las relaciones de pareja entre hombre y mujer las cuales dejan atrás la idea del macho proveedor y mujer sumisa pues, si bien hace poco más de medio siglo, la imagen colectiva de los hombres era bastante clara: hombre conquistador, trabajador, padre recio y disciplinado pero poco involucrado en la familia, hoy en día las mujeres, en su lucha por la igualdad, están cambiando la manera de relacionarse y esto también afecta al tipo de hombres que quieren a su lado, convirtiéndose en mujeres exigentes y sofisticadas, abandonando al idealizado “Príncipe azul”, en definitiva se convierten en una Mujer Alfa.

La Mujer Alfa es exitosa y dominante, con un estilo de vida superior a la media. Es contemporánea, con éxito profesional y personal. Por lo general, la Mujer Alfa es atractiva, cuida mucho su imagen, es un tanto vanidosa, y a menudo interpreta un rol masculino pero sin perder su feminidad.

Casi el 100% de las clientas de Alcanda Matchmaking son mujeres Alfa, pueden ser solteras, viudas o divorciadas, pueden tener hijos o no, generalmente han sufrido uno, o varios, fracasos emocionales pero todas han sabido retomar sus vida de mujer “single” de éxito sin sentirse menos mujer por no tener pareja durante un corto o largo periodo. Afortunadamente el clásico “te vas a quedar para vestir Santos” es algo tan surrealista  para este tipo de mujeres que algunas ni siquiera conocen su significado.

Además, cabe resaltar que, de cuerdo a las peticiones de nuestros clientes masculinos, ninguno quiere una mujer como las de antaño; ama de casa dedicada exclusivamente a la familia. Nuestros clientes prefieren que su compañera aporte en lo económico, e incluso no les importa que ella tengan mayor poder adquisitivo que él, pues esto les permite alcanzar metas que de otro modo  serían muy difíciles de conseguir en la coyuntura actual.

Por otro lado, ya no existe edad propicia para establecer una relación estable y, tanto para ellas como para ellos, el tiempo es una baza más a la hora de encontrar pareja estable pues ayuda a conocerse mejor a uno mismo. Muchos singles observan y analizan los errores que han podido cometer en el pasado para no caer en los mismos y prefieren vivir una soltería más prolongada antes de establecerse con alguien.

Las metas personales y profesionales cada día tienen más importancia por lo que los hombres y mujeres Alfas aparcan establecerse en una relación seria hasta verlas cumplidas o bien, desean que la pareja se involucre en su vida personal ayudándole y apoyándole en sus proyectos para convirtiéndoles en proyectos comunes.

A los singles de hoy día les gusta que se respete su espacio personal ya que consideran que este es absolutamente necesario para una relación próspera. Tienden a tener más libertades que no están dispuestos a perder y buscan cómo encontrar ese equilibrio que les permita mantener una vida plena en pareja pero también con sus espacios vitales.

Es cierto que en nuestra propia experiencia, no hace mucho tiempo, y seguramente para muchos también en la actualidad, una mujer Alfa, con carácter, madura, inteligente e independiente era todo un desafío que muy pocos hombres están dispuestos a afrontar, pero también en nuestra experiencia, los machos Alfas, al contrario de amedrentarse, buscan este tipo de fémina, a la cual y de la cual enamorarse y ser correspondido, ya que ser fuerte atrae a los hombres fuertes y nunca a los débiles.

Pero es cierto que también existe un grupo de hombres que buscan en una mujer todo lo contrario a lo que son, es decir, todo aquello que ellos desean pero que no pueden ser. De este modo, los solteros exigentes puede complementarse muy bien con mujeres opuestas, por ejemplo, si ella es organizada y él, olvidadizo; si ella es estructurada, y él adora improvisar, etc. para encontrar el equilibrio que les hará perdurar en pareja.

Por tanto, en gran mayoría, los clientes de Alcanda Matchmaking son “singles” maduros, exigentes, sofisticados y seguros de sí mismos; personas exitosas que prefieren tener a su lado una persona fuerte, que les aporte y no se sienta apocado por su situación profesional o posición social. En definitiva, aún sin ellos saberlos, nos piden a gritos una persona Alfa que les complemente, les apoye, sin olvidarse, llegado el momento, de dejar a un lado todos estos fantásticos atributos para simplemente amarse como si no hubiera un mañana. ¡Feliz verano!

———————–

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Compartir:
Leer más →

¡Bésame!

Bésame!

Besar: dícese del acto de presionar los labios contra la superficie de algo (generalmente en algún lugar de la piel de otra persona) como una expresión social de afecto, de saludo, de respeto o de amor. Y es justamente ese beso, el beso de amor, el beso pasional el que más nos gusta porque esta manifestación de amor provoca una serie de reacciones en el cuerpo muy beneficiosas para la salud y el corazón.

Un beso apasionado provoca una verdadera revolución en el cuerpo: quema de 3 a 12 calorías; pone en movimiento 12 músculos de los labios y otros 17 de la lengua; y hace que las pulsaciones cardíacas pasen de 70 a 140 por minuto; y ¿por qué no decirlo? es el mejor medio para excitar a las mujeres.

Además, desata una serie de procesos químicos: aumenta la secreción de dopamina (que da bienestar) y de testosterona (asociada al deseo sexual); libera adrenalina y noradrenalina, que aceleran la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y también oxitocina, que afianza la relación.

Este impulso, ya convertido en una convención social, se desarrolló gradualmente en el mundo y hoy forma parte distintiva de las costumbres de muchos pueblos, que lo fueron adoptando según sus creencias y necesidades, dándole interpretaciones diversas.

Los esquimales, por ejemplo, se besan frotándose la nariz, lo que seguramente se relaciona con el ambiente en el que viven: es una forma de darle calor a esa zona de la cara.

Los rusos besan en la boca a sus hijos; los americanos y los argentinos se saludan con un solo beso en la mejilla; los europeos lo hacen a ambos lados de la cara excepto algunos como los suizos y los belgas que se dan tres besos.

Su universalidad obliga a pensar que la costumbre pudo nacer del impulso de succión del bebé, de las tendencias canibalísticas (el famoso chupetón), o de la costumbre tribal primitiva de olfatearse y olerse, costumbre que sigue practicándose en Tailandia y la cual tuve el placer de experimentar en primera persona a lo largo de los 7 años que viví allí.

Pero lo cierto es que un buen beso te remueve por dentro, te altera el ritmo cardíaco y algunos los recuerdas durante el resto de tu vida. Como le paso a mi queridísima amiga Margaux quien conoció a un americano en la India un 14 de febrero, se dieron uno de los besos mas bellos de toda su vida (palabras de ella), y cuando se volvieron a encontrar 10 años más tarde en Tailandia,  él le dijo “I’ve come here because of a kiss “.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

¿Listo para enamorarte?

Beso inocente para Alcanda Matchmaking Blog

Estar enamorados nos hace sentir vivos. Los seres humanos, por naturaleza y desde muy pequeños, necesitamos de otro ya que somos seres gregarios. Pero, ¿cómo saber si se está listo para iniciar un amor?

Para empezar, uno se debe otorgar el tiempo necesario para vivir el duelo de vínculos pasados que no funcionaron, para poder comprender qué sucedió, en qué se falló, y qué se podría mejorar para no cometer los mismos errores en relaciones futuras. Pero es importante resaltar que un amor fallido no es un fracaso, siempre que hayamos aprendido algo de él y de las formas que elegimos para vincularnos.

Una relación sana se sostiene en la medida en que ambos miembros se hayan podido desarrollar previamente, conocerse,  saber qué les ocurre, qué sienten y hacia dónde quieren ir. Para poder dar amor a otro, primero se debe sentir amor por uno mismo.

Lo siguiente es estar listo para compartir. Estar en pareja implica compartir tiempo, espacios, actividades, sentimientos y emociones, pero no se trata de donar aquello que el otro no tiene.  No hay que pensar que se está incompleto y por ello se busca a la otra mitad aunque a veces se tenga esa sensación de vació.  En el amor, no hay nada que el otro pueda brindar que no se tenga ya de antemano.

Pareja de enamorados (Diario de Noa) para Blog Alcanda Macthmaking

El amor sucede, no es algo que se deba buscar o encontrar ya que no es algo dado en la naturaleza. Empero, en la cultura occidental, es una construcción social entre dos personas que, al conocerse y vincularse, marcan los parámetros que rigen su relación. El amor no se encuentra allí fuera esperando para ti. Sin embargo, si se observa alrededor, se puede advertir distintas personas con buenos sentimientos y emociones, dispuestos y preparados a iniciar un vínculo de amor. En empresas como Alcanda Matchmaking, a través de su Recruitment Matchmaking Method®, basan su éxito en descubrir valores e intereses fundamentales, aficiones, filosofía y objetivos de vida de cada individuo para poder encontrar al “perfect match” (matchmaking).

“Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos” (Antonio Gala)

A partir de aquí, en la medida en que dos personas se gustan, comparten tiempo y espacio en común, se conocen y aprenden a vincularse, se genera un lazo de amor que deriva en una relación con un plan de vida. Esto implica plantearse quiénes son, cómo querrían ser, a dónde les gustaría llegar y cómo hacerlo para construir y mantener su amor.

Hay que tener en cuenta que cada uno viene con un bagaje de aprendizajes, modos de ser y actuar por lo que se aconseja que ambos propongan un pacto psicológico acerca de los modos, usos y costumbres que son aceptados para ellos, esto afianzará el amor y facilitará la continuidad de la relación.

La creencia de encontrar al príncipe azul o a la mujer maravilla puede ser una de las dificultades más importantes que se puede encontrar a la hora de encontrar el amor  pues la diferencia que inevitablemente existirá entre la “pareja ideal” y la “persona real” que se  pueda llegar a conocer puede resultar angustiante. Alcanda Matchmaking ayuda a sus clientes a poner los pies en la tierra ya que, gracias a su experiencia, aconseja de una manera sensata y práctica  que los perfiles sean afines para poder alcanzar el éxito como pareja. Al fin y al cabo, nadie es perfecto y con un buen vínculo basado en el diálogo y la confianza, toda dificultad puede ser superada.

“A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre.” (Blaise Pascal)

La filosofía de Alcanda Matchmaking es no apresurarse en conocer a alguien. Se debe tomar el tiempo necesario y disfrutar de cada momento para así, poder llegar a conocer al otro antes de juzgar. Los sentimientos y emociones no están dados, se construyen al interactuar y al conocer más del otro. La paciencia, el  dialogo, intentar dar lo mejor de uno mismo, llegar a mutuos acuerdos, delimitar qué está permitido y qué no, qué puntos se tienen en común para poder compartirlos y qué actividades pueden desarrollar por separado, son garantías de éxito a la hora de configurar una relación.

“No hay nada más fuerte que ese amor que nace de la amistad” (Verónica Alcanda)

En definitiva, el amor es la conexión entre el otro y la propia vida. Es un encantamiento. Es vivir una fantasía pero también es actitud,  a veces, sólo basta una mirada para enamorarse, otras veces, después de una gran decepción es natural que no se sienta atracción por nadie, el corazón no está disponible. Por tanto, es más bien la actitud con la que se superan los avatares de la vida para estar abierto a conocer gente la que te ayuda a encontrar ese alguien especial. Estar dispuesto a correr riesgos, querer y sentir ese “amor” hacia otra persona para que pueda funcionar la relación, es cuestión de sentimiento por parte de los dos por igual.

Y tú, ¿estás listo para enamorarte?

 

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Amor a los 40+

Pareja 40+ para Alcanda Matchmaking Blog

Elige a un hombre del que puedas decir: podía haber escogido a un hombre más bello, más no a un hombre mejor.” (Pitágoras)

¿Por qué el amor es mejor a partir de los 40?

¿Tienes más de 40 años y aún no tienes pareja? Tenemos buenas noticias para ti.

La idea de que a partir de los 40 llega la apatía, o una crisis existencial, no sólo no está científicamente probada sino que ya se ha quedado obsoleta ya que, en realidad, es cuando se alcanza la plenitud en muchos aspectos (profesional, familiar, sexual, etc.) pero sobre todo, en la pareja.

Los 40 de hoy en día son los 30 de hace unos años. En esta etapa de la vida se expresan de manera abierta las necesidades e inquietudes de cada miembro de la pareja, lo que hace que ésta funcione mucho mejor y tenga mayor probabilidad de éxito.

Tanto la experiencia como la madurez intervienen en el éxito de encontrar el amor. Es en la etapa de madurez cuando las segundas oportunidades llegan con más fuerza. Se prefiere la tranquilidad que ofrece la rana del cuento, y no las batallas del caballero de reluciente armadura y es que, el sosiego, la independencia económica y emocional son lo que prima a estas edades. Ya no se alargan las historias que sabemos que no conducirán a nada porque las hemos vivido antes.

Algo que se tiene claro cuando se inicia una relación a partir de los 40 es no volver a sacrificar la libertad, a pedir explicaciones por las idas y venidas de tu pareja e intentamos no caer en errores del pasado. Probablemente, la pareja perfecta con que se soñaba en la adolescencia o juventud, ahora no cumple aquellos requisitos pero sin embargo, funciona; y es porque hasta el concepto del sexo cambia, ya que ambos miembros de la pareja han tenido un bagaje sexual que les ha enseñado que, en el arte amatorio, no caben reproches ni falsos celos. La sexualidad es más plena, abierta y sin inhibiciones.

En la madurez se busca más la complicidad, la comprensión y la compañía. No hay cabida para el individualismo sino que buscamos ese complemento que nos hará mejores. Compartir gustos, aficiones y tener un proyecto de vida común cobran prioridad ante las ya olvidadas relaciones pasionales pasajeras.

Las personas que se enamoran a los 40+ viven el amor como si fuera el último y, por ello, saben que la calidad humana es más importante que un buen físico  porque con el tiempo éste acaba marchitándose y solo quedará el interior.

Ahora bien, siendo conscientes que nuestro círculo social suele ser reducido y las personas que conocemos ya están emparejadas o simplemente las que no lo están no te atraen, ¿dónde buscar el amor?

Hoy en día, con las nuevas tecnologías, existen multitud de entornos on-line en los cuales te ponen a disposición cientos de personas para que encuentres tu “alma gemela” pero hasta llegar a conseguirlo, si es que se consigue, se ha  de pasar por un sin fin de malos entendidos, engaños, sorpresas, decepciones, etc. que al final, en lugar de ilusionarnos, nos hace desconfiar, sin contar todo el tiempo invertido, de poder encontrar a alguien afín ya que, al fin y al cabo, a través de una pantalla es muy fácil seducir y mostrar sólo lo mejor de uno mismo.

En contraposición a todas estas empresas on-line, existen las empresas de Matchmaking, muy utilizadas en los EE.UU. y norte de Europa, donde las personas que te presentan se ajustan perfectamente a las necesidades y requerimientos del cliente, ahorrándole tiempo, decepciones y un enorme desgaste emocional.

En España, Alcanda Matchmaking es la empresa pionera que utiliza técnicas de Head Hunting profesional aplicadas a la búsqueda de pareja estable, mediante el cual obtiene una satisfacción del cliente de un 100% y un ratio de éxito formando parejas estables del 70%.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →

A más edad, mejor sexo…

a-mas-edad-mejor-sexo

Habéis leído correctamente: he dicho MEJOR sexo, que no MÁS sexo. Una de las tantas mentiras con las que nos ceban, es que la calidad no está reñida con la cantidad pero Calidad es precisamente lo contrario de Cantidad.

Por más estrellas Michelin que tenga un Chef, si tiene que alimentar 80 comensales, no puede ofrecerles la misma calidad que si prepara una cena para 4 amigos. Y no me estoy refiriendo a la calidad de los alimentos sin preparar, obviamente, sino  al resultado final, pues desde un punto de vista Pránico  (energético) es del todo imposible insuflarles la misma entrega, pasión y dedicación. Ese Prana, es el que  marca la diferencia, lo que hace que una plato sepa a gloria o esté exquisito… sin más.

Doy este ejemplo de un Chef, porque tanto el Sexo como el Gusto son facetas regidas  por el mismo Çakra (los Çakras son ruedas energéticas, antenas que atraen energías  precisas): el segundo Çakra, Swadhistana. Pero no es mi intención hablaros de Çakras en este post sino de sexo, de por qué menos sexo equivale por lo general a sexo con mayor conciencia. Esa es la palabra clave: conciencia.

Existen 3 formas de abordar la sexualidad: la primera con vistas a la reproducción, pura y meramente animal (lo digo sin el menor sentido peyorativo, de hecho adoro los animales); la segunda por placer y exaltación de los sentidos;  y la tercera el Sexo como manera de auto conocimiento a la vez que método de evolución  y de exploración nuestros límites, los de nuestra pareja y los de la realidad que nos rodea, insospechadas, pero va infinitamente más allá.

Una advertencia: como buena Yogini, solo hablo de lo que he experimentado en mi cuerpo y en mi alma. Luego, hablo desde la perspectiva femenina, desde un cuerpo de mujer con una psicología de mujer.

Vivimos en un mundo de polaridad (noche/día, frio/calor, alto/bajo, vida/muerte etc.) no importa lo más mínimo que nos guste o no. Sencillamente es así. Algunas constataciones  son válidas para hombres como para mujeres, como cuando hablo de estas 3 vertientes del sexo, pero la gran mayoría de mis comentarios se aplican exclusivamente a la morfología y emociones femeninas.

Y no se ven las cosas igual desde una perspectiva masculina o femenina. No hay ni mejor ni peor, sencillamente son distintos. Uno de los mas crasos errores que se puedan cometer es pensar que mujeres y hombres somos iguales. No lo somos y nunca  lo seremos.  De ahí esa maravillosa atracción hacia lo opuesto, lo misterioso, lo desconocido… esa polaridad.

Cuando nos transformamos en “iguales”  surgen esas parejitas de “hermanitos “ que abundan en la actualidad, en las cuales ya apenas se practica el sexo, apenas existe el escalofrió que debería preceder todo intercambio sexual. Son parejas de “iguales”, se apoyan, se ayudan, comparten hipoteca, hijos y trabajos glamurosos, son todo lo que queráis, todo menos un hombre y una mujer entregándose a la danza sagrada del sexo.

Cada relación sexual implica energías potentísimas, la parte física es solo la punta del iceberg. Los Yogis creemos que existen 5 cuerpos, el físico es solo el primero de ellos, el más aparente y obvio. Cada relación sexual deja su huella y es percibida en cada uno de nuestros  cuerpos. Hasta nuestra sacrosanta ciencia lo está reconociendo, pues en un reciente estudio se ha demostrado que las mujeres conservaban en la vagina partículas de ADN de los hombres con quien habían tenido relaciones sexuales.

Pero esto, una vez más, es solo lo que vemos y comprobamos físicamente, la realidad, es que hay mucho, muchísimo más.

Toda relación sexual debería estar presidida por la toma de conciencia de que lo que está punto de ocurrir. Es el equivalente de una bomba atómica en nuestras almas, que nos va a sacudir hasta la médula, cambiarnos para siempre, acercarnos un milímetro más a la fuente sagrada de la vida y a nosotros mismos. Por ello precisamente, cuando se sana alguna herida sexual se sanan otras mil facetas de nuestra vida, porque hemos actuado en la raíz, desde donde parte la energía denominada Kundalini.

Es una de las facetas que se trabaja muy seriamente en el Tantra, que no se limita solo al sexo como muchas personas equivocadamente piensan, pero desde luego tampoco lo ignora como hacen la mayoría de las demás Vías Espirituales.

Y esa toma de conciencia, de cuan preciosa y único es cada intercambio sexual, solo suele darse tras muchos errores, es decir, con el paso de los años. En nuestra sociedad, se fomenta el sexo a destajo, todo el que se pueda, da igual malo o bueno, apenas se distingue entre uno y otro. Hemos pasado de la prohibición absoluta a la banalización máxima, como si acostarse con alguien fuese el equivalente a tomarse una copa de vino o ir al cine.

El varón para sentirse el gran cazador cuantas mas presas sume, y la hembra para sentirse “deseada” cuanto mas revoloteo cause a su alrededor. El resultado para muchas mujeres es sexo de ese que ocurre porque se no es capaz de decir que no, o sexo del que se tiene por que esa noche te da pavor quedarte sola, porque estás tan insegura que necesitas de la mirada ajena para odiarte un poquito menos.. Podría seguir, la lista es larga, en resumen, sexo como moneda de intercambio, que no sexo para celebrar la vida y explorar nuestro potencial.

La buena noticia es que cuando dejas de cotizar en la “bolsa de la carne”, te ahorras muchos batacazos y puedes finalmente, tanto física como emocionalmente, empezar a comportarte como quien realmente eres, expresar tus necesidades sin miedo, dejar de juzgarte. En resumen, quererte y respetarte, pues es la base para que florezcan intercambios sexuales que destilan magia, física y emocional, que habíamos pisoteado con las prisas de la ignorancia juvenil.

a-mas-edad-mejor-sexo-para-alcanda-matchmaking-blog

Tiempo al tiempo. Tiempo para conocer tu propio cuerpo para empezar. ¿Cuantas mujeres jóvenes ni han visto ni han tocado su cuello del útero o punto G? ¿cuántas? muchas. ¿Cuántas mujeres jóvenes no han quedado una noche, consigo mismas, se han acicalado, y en un entorno perfectamente seguro y sensual se han deleitado en el  ritual del autoplacer surfeando sobre la ola infinita que cada centímetro cuadrado de piel encierra, sin buscar un orgasmo sino para familiarizarse con su cuerpo y rendirle pleitesía.

La realidad es que cuando irradias, lo haces desde la abundancia. O sea, cuando te conoces y sabes disfrutar de tu cuerpo, cuando el placer te lo puede aportar otra personas sin  depender exclusivamente de ello, ahí es cuando empieza el buen sexo.

Dicho esto, el Sexo no es una casilla a parte con reglas especiales. Se practica como se es. Si toda la vida has sido un holgazán, lo que va a ocurrir cuando cumplas 50 ó 60 años es que serás un holgazán viejo.

Si has aprendido de tus errores, de las noches en las que te has odiado con toda tu alma, tanto como de las que has tocado el cielo con las manos y sobre todo de cómo TODO estaba dentro de ti, entonces, por más que la carne sea más flácida y que posiblemente no puedas seguir luciendo las minifaldas que tan bien te sentaban antes, el placer será inconmensurable. No olvidemos que el placer es algo que ocurre en nuestras mentes/alma y tiene mucho menos que ver con el mundo físico que con nuestra percepción de lo que llamamos realidad.

También existen motivos físicos reales que hacen para una mujer el placer aumente con los años. Uno de ellos es porque ya no eres fértil. Obviamente desde la sociedad patriarcal, nuestra primera, principal y en muchos casos, única función sigue siendo facilitar la reproducción de la raza. Nuevamente, el sexo entendido dese un punto de vista animal, para reproducirse y perpetuar la especie. En realidad, muchas mujeres,  contrariamente a la leyenda, no tienen sentido materno y no por ello la voluntad de no-reproducirse no disminuye en lo más mínimo nuestra femineidad o voluptuosidad. Con la llegada de la menopausia, se abre una era de placer y solo placer pues desaparece hasta el  dolor de la regla aunque siga siendo algo insospechado de lo cual apenas se habla.

Este es un tema muy profundo y amplio, obviamente un post no es suficiente para abarcarlo, pero espero haberos “abierto el apetito” para que sigáis indagando por vosotras mismas.

¡Disfrutad del sexo de calidad y sed felices!

Hare Aum,

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

¿Por qué somos infieles?

En un post anterior mencioné brevemente a Esther Perel y os dije que os hablaría de ella más adelante y, como lo prometido es deuda y yo siempre cumplo con mis promesas, hoy os voy a hablar de su última e interesante charla para TED: Repensando la infidelidad… una charla para quien haya amado alguna vez.

¿Qué queremos decir realmente con “ser infiel”? ¿Una aventura, una relación virtual, pagar por sexo, “follamigo”, “sexting”, mirar porno, un masaje con final feliz, estar activo en webs de contacto, o el simplemente hecho de desear a otra persona?

Esther comienza redefiniendo el significado de la infidelidad para romper con los mitos sobre que los hombres engañan por aburrimiento y miedo a la intimidad mientras que las mujeres lo hacen para paliar un sentimiento de soledad en busca de esa misma intimidad.

La monogamia solía significar una persona para toda la vida pero ahora significa una persona a la vez, porque está demostrado que a lo largo de nuestra vida, mantendremos al menos 3 relaciones de pareja estable.

Lo cierto es que el adulterio existe desde que se inventó el matrimonio y también el tabú sobre él. Por tanto, la cuestión es ¿cómo reconciliamos algo que está universalmente prohibido y a su vez, universalmente practicado?

A lo largo de la historia, los hombres han tenido “licencia para engañar” con muy pocas consecuencias, e incluso han sido justificados por teorías biológicas y evolutivas, mientras que el adulterio femenino aún sigue siendo castigado con sentencia de muerte en 9 países en el mundo.

Por tanto, una buena definición de infidelidad consta de tres elementos claves:

  1. una relación secreta, que es la base de la infidelidad;
  2. una conexión emocional de un tipo u otro;
  3. y una alquimia sexual siendo ésta la parte más importante porque el escalofrío erótico que solo el pensamiento de dar un beso puede resultar tan estimulante y poderoso como el acto de hacer el amor pues como dijo Marcel Proust:
“es nuestra imaginación la que es responsable del amor, no la otra persona.”

Cuando antiguamente los matrimonios estaban basados en intereses socio-económicos, el adulterio ponía en peligro la estabilidad y seguridad económica de la pareja, mientras que desde que el matrimonio está basado en el amor, el adulterio pone en peligro nuestra estabilidad emocional. Irónicamente, antes se buscaba amor en el adulterio pero ahora, que buscamos amor en el matrimonio, el adulterio lo destruye pues es una violación de confianza y puesto que hoy en día es socialmente aceptable el abandonar una relación cuando se ha roto la confianza pues, paradójicamente, mientras antes estaba mal visto divorciarse sólo porque tu pareja te había