Blog - Quiero enamorarme

¿Amor o ambición?

Dulce pájaro de juventud para Alcanda Matchmaking Blog

Reseña de la espectacular película “Dulce pájaro de juventud”. Título original: ”Sweet Bird of Youth” de Richard Brooks (1962)

RESUMEN

Chance Wayne (Paul Newman) regresa a su ciudad natal. Acompaña a una estrella del cine venida a menos (Geraldine Page). Chance  quiere mostrar a todos que ha triunfado; pretende, además, recuperar a su antigua novia. Pero el padre de esta, un poderoso magnate del lugar, no lo entiende de ese modo.

COMENTARIO

Paul Newman increíble, entre encantador, fanfarrón e ingenuo, con una sonrisa que desarma. Es un gigoló, como le confiesa a Alexandra del Lago, la exestrella con la que aparece en su ciudad natal.

La mentalidad winner/looser, querer llegar a la cima para triunfar a los ojos de todos. Chance vive en ese sueño, en esa ilusión. “El fracaso es la enfermedad más contagiosa”, le dice a su novia, que intenta convencerle de que se quite esa fantasía de encima.

Como en la mayoría de las obras de Tenessee Williams, aparecen los temas clave: ambición (la de Finley, la de Chance, la de Alexandra), crueldad (la del cacique Finley, que pretende someter a todo el pueblo), el miedo al fracaso (Chance, Alexandra), el amor frustrado (Chance, su novia Heavenly), la mediocridad (la del hijo de Finley, la del propio Finley, por muy poderoso que sea), populismo (el de Finley), venganza (la que Finley y sus secuaces se toman contra Chance), la mercantilización de las relaciones humanas (Chance “usa” a Alexandra, Finley “usa” a su hija, Alexandra “necesita a Chance”)… y todo esto mezclado con alcohol y drogas.

Todas estas facetas de la vida arriba mencionadas desgastan (y conducen a la destrucción o autodestrucción). Frente a esta avalancha, solo el amor sencillo, liviano, que no busca más que la compañía y el apoyo de la otra persona, crece y nos hace crecer. Por cursi que suene, el amor como aspiración, como luz, nunca desaparece

Escena indeleble: Alexandra del Lago hablando con el productor Walter. Chance, impaciente al lado, suplica que hable a Walter de él, de la nueva promesa que ha conocido.

Frase memorable: Alexandra le pide un cigarro (no un porro, como los que fuma también):

Quiero un cigarrillo… No, de los normales, de los que sólo dan cáncer. 

 

Autora: Francesca Galimberti Prince @AmarantaF

Leer más →

Me gusta cuando callas…

image

 

 

 

 

 

 

 

POEMA XV – PABLO NERUDA 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

 

Autor: Pablo Neruda,  poeta chileno galardonado con el Premio Nacional de Literatura y el Premio Nobel de Literatura. También se desempeñó como diplomático y fue miembro activo del partido comunista, compromiso político que muchas veces se ve plasmado en sus obras. Ampliamente conocido por sus obras “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” y sus “Cien sonetos de amor”, también es el autor de poemas tales como “Ahora es Cuba” “Alturas de Machu Pichu”, “Los enemigos” y “Si tu me olvidad” entre tantas otras.

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Leer más →

María Callas + Aristóteles Onassis

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking1

Moderna tragedia griega

Todos sabemos que a las mujeres les gustan los hombres altos y guapos, y a los hombres las mujeres jóvenes y atractivas, pero Onassis era chiquito y más bien tirando a feo (siendo benévola)… eso sí, obscenamente rico y la Callas una mujer con grandes complejos pero tenía un gran talento, considerada una diva en el mundo de la ópera. Los dos protagonizaron una historia apasionada de amor y desamor, de infidelidades y reencuentros, que duró hasta el final de sus días. Eran dos fuerzas de la naturaleza compartiendo un amor que fascinó y escandalizó a medio mundo como una tragedia griega moderna.

Aristóteles Onassis nacido en 1904 en Smirna. Emergió  de la miseria absoluta aunque su padre, Sócrates, le dio una sólida educación y, a sus 16 años hablaba cuatro idiomas. Se convirtió en el magnate griego más famoso, rico y poderoso de la industria naviera del siglo XX.  María Cecilia Anna Kalogeropoulos, verdadero nombre de la Callas, nacida en Nueva York en  1923, era una diva famosa, capaz de cantar en italiano, alemán o francés.

La soprano pasó su vida tratando de cubrir la falta de amor en su familia, relacionándose con hombres que no la harían feliz, incluido homosexuales. Pero fue su único verdadero amor, el de Aristóteles Onassis, por el que dejó todo llegándose a olvidar casi de ella misma. El naviero conoció a un sinfín de mujeres: Verónica Lake, Gloria Swanson, Margot Fonteyn y Greta Garbo fueron algunas de las que se rindieron a sus encantos pero solo tres llegaron a impactarle: Tina Livanos su primera mujer; María Callas la diva de la ópera y Jackie Kennedy la viuda de América.

El 3 de septiembre de 1957 durante un baile de máscaras que ofreció Elsa Maxwell celebrado en el hotel Danieli de Venecia,  María conoció al amor que la hizo más feliz y más desdichada, el del millonario griego Aristóteles Onassis. El encuentro coincidió con el hastío con el que María vivía ya su matrimonio. Tenía  33 años  y el griego le llevaba 25. Él era culto, políglota, chistoso, afable, entretenido y espléndido y conquistó a María a base de rosas, tarjetas y una invitación para pasar tres semanas en su espectacular Yate “Christina”.

En el verano de 1959, durante un crucero por el Mediterráneo surgió el amor entre ellos. Los dos estaban casados cuando iniciaron su romance. María había contraído matrimonio con Giovanni Battista Meneghini, un industrial aficionado a la ópera y 30 años mayor que ella. Y él, con Athina, Tina, hija menor de Stavros Livanos. Los matrimonios Onassis-Livanos y Meneghini-Callas quedaron apocados en el crucero. El amor prohibido de ese verano, hizo que estallara la pasión ante el asombro de los demás invitados; Sir Winston Churchill y su esposa, lady Clementina, acompañados de su hija, Diana Sandys, y de su nieta, Celia, de 16 años; también estaban Anthony Montague Browne, secretario personal de Churchill, y su esposa Nonie; y, en una de las escalas, se embarcaron Artemis, hermana de Onassis, y su marido, Theodore Garofalides. Un amor imposible que los dos hicieron realidad.

Callas se entregó en cuerpo y alma al naviero. Se sintió por primera vez amada como persona y no por su talento. La relación de amor no duró mucho. María no tardó en ser otro juguete en manos de Onassis, que la vistió, reeducó e incluso peinó a su gusto. Para Onassis, María era sólo una posesión más y nunca pensó en casarse con ella, a pesar de las insistentes y desesperadas peticiones de la diva, que sentía un amor incontenible por él. Para ella, el amor de  Aristóteles era el bálsamo y la herida. La soprano quedó embarazada al principio de su relación con el armador, pero el niño nació vivo y murió antes de ser notificado su nacimiento. La muerte del bebé atormentó a Maria Callas hasta el final de sus días.

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking Blog2

Con todo, juntó fuerzas para volver a cantar. Callas recuperó fuerzas para una nueva gira triunfante a finales de los 60, a pesar de que su voz se había deteriorado. En 1962 las infidelidades de ambos eran constantes. María comenzó a tomar tranquilizantes sin los que le era ya imposible cantar, tenía los nervios a flor de piel. Mantener la llama del amor, se convirtió para la diva en una preocupación incesante. El amor de Aristóteles y María se acabó de agrietar con la aparición de Jackie Kennedy y ya no era posible mantener su amor prolongado.

A Jacqueline Bouvier, viuda de Kennedy  le fascinaba el dinero y  a Aristóteles Sócrates Onassis lo encandilaban los apellidos pero la relación con Jackie era un infierno, según Onassis, era una mujer “caprichosa, ambiciosa e interesada”, con aires sofisticados y no hubo realmente amor entre ellos. Él aún vivía enamorado de la Callas, a quien solía visitar en París para un “divertimento”. Para ellos se había forjado un amor incondicional.

En “Fuego griego” del escritor norteamericano Nicholas Gage aporta numerosos testimonios y algunos documentos inéditos del  turbulento amor. Fue uno amor tormentoso que Onassis intentó recomponer al final de su vida, cuando se dio cuenta de que su matrimonio con Jackie era un fracaso. Pero no tuvo tiempo, la muerte le atrapó antes.

El 15 de marzo de 1975 el armador murió aferrado al regalo que una vez le dio María Callas, su gran amor, en su cumpleaños: una manta de viaje roja. Tras la muerte de Aristóteles, María se dejó morir de tristeza dos años más tarde.

El largo romance supuso para ambos la inversión emocional más profunda y duradera de sus vidas.

“Su amor nació de dos amores y murió en uno,” (Antonio Porchia)

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Leer más →

Hoy voy a ser feliz…

hoy-voy-a-ser-feliz-para-alcanda-matchmaking-blog

 

 

 

 

 

 

 

Hoy tomo la decisión de ser feliz, aunque no sepa cómo hacerlo. Hoy tomo la decisión de pensar, sentir y actuar de un modo diferente que conecte con la felicidad. Hoy sé que al tomar esta decisión mis creencias van a cambiar.

Hoy tomo la decisión de estar libre de sufrimiento, del dolor, como forma de aprendizaje. Hoy decido que aprenderé, a partir de ahora, a través del amor, de la alegría, del fuego y de la explosión.

Hoy sé que puedo amarme a mí misma, elijo cuidarme y respetarme, ser consciente del peso que muchas veces he soportado para tratar de ser madre, hija, amiga o esposa perfecta.

Decido en este instante ser paciente y cariñosa conmigo misma y me comprometo a ello. A escuchar esta voz interna que me acaricia, me equilibra, y me ayuda a tomar consciencia de lo valiosa que soy. Elijo recordar mis valores, mis capacidades naturales y mis fortalezas para iluminar y activar mi sabiduría interna.

Hoy sé que durante mucho tiempo usé otras voces, voces de crítica, de castigo, de miedo… y ahora ordena que esas voces disminuyan su poder y su fuerza hasta ser casi imperceptibles a mí oído. Decido que queden en el pasado, simplemente para recordar que no me sirven para lograr mis objetivos, que me alejan de mí misma y de mi felicidad.

Hoy me comprometo a dialogar conmigo misma cada día, desde la comprensión y el amor. Recordándome lo valiosa que soy.

Hoy decido ser feliz y esto incluye atraer hacia mí todo aquello que me aporta bienestar. Elijo conectar con mi parte más infantil y mágica, con mis deseos más olvidados y mi capacidad de jugar.

Tomo consciencia de que merezco ser feliz, aunque no sepa muy bien cómo hacerlo. Durante un tiempo voy a actuar como si lo fuera, voy a tratar de descubrir cómo es pensar, cómo es sentir, cómo es actuar, al ser feliz.; exprimiendo la vida y disfrutando de cada momento, consciente de que cada día está lleno de nuevas posibilidades.

Soy una mujer valiosa y cada vez que se enciendan las antiguas voces de reproche, mi nueva voz tomará mayor fuerza para recordar mi elección:

¡HOY VOY A SER FELIZ!

 

 

A todas las mujeres que alguna vez sufrieron y son conscientes de ello. A ti mamá, porque más que nadie, mereces ser feliz.

¡Feliz día de Navidad, 25 de diciembre de 2016!

Verónica

Autora: desconocida.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Leer más →

Amor a los 40+

Pareja 40+ para Alcanda Matchmaking Blog

Elige a un hombre del que puedas decir: podía haber escogido a un hombre más bello, más no a un hombre mejor.” (Pitágoras)

¿Por qué el amor es mejor a partir de los 40?

¿Tienes más de 40 años y aún no tienes pareja? Tenemos buenas noticias para ti.

La idea de que a partir de los 40 llega la apatía, o una crisis existencial, no sólo no está científicamente probada sino que ya se ha quedado obsoleta ya que, en realidad, es cuando se alcanza la plenitud en muchos aspectos (profesional, familiar, sexual, etc.) pero sobre todo, en la pareja.

Los 40 de hoy en día son los 30 de hace unos años. En esta etapa de la vida se expresan de manera abierta las necesidades e inquietudes de cada miembro de la pareja, lo que hace que ésta funcione mucho mejor y tenga mayor probabilidad de éxito.

Tanto la experiencia como la madurez intervienen en el éxito de encontrar el amor. Es en la etapa de madurez cuando las segundas oportunidades llegan con más fuerza. Se prefiere la tranquilidad que ofrece la rana del cuento, y no las batallas del caballero de reluciente armadura y es que, el sosiego, la independencia económica y emocional son lo que prima a estas edades. Ya no se alargan las historias que sabemos que no conducirán a nada porque las hemos vivido antes.

Algo que se tiene claro cuando se inicia una relación a partir de los 40 es no volver a sacrificar la libertad, a pedir explicaciones por las idas y venidas de tu pareja e intentamos no caer en errores del pasado. Probablemente, la pareja perfecta con que se soñaba en la adolescencia o juventud, ahora no cumple aquellos requisitos pero sin embargo, funciona; y es porque hasta el concepto del sexo cambia, ya que ambos miembros de la pareja han tenido un bagaje sexual que les ha enseñado que, en el arte amatorio, no caben reproches ni falsos celos. La sexualidad es más plena, abierta y sin inhibiciones.

En la madurez se busca más la complicidad, la comprensión y la compañía. No hay cabida para el individualismo sino que buscamos ese complemento que nos hará mejores. Compartir gustos, aficiones y tener un proyecto de vida común cobran prioridad ante las ya olvidadas relaciones pasionales pasajeras.

Las personas que se enamoran a los 40+ viven el amor como si fuera el último y, por ello, saben que la calidad humana es más importante que un buen físico  porque con el tiempo éste acaba marchitándose y solo quedará el interior.

Ahora bien, siendo conscientes que nuestro círculo social suele ser reducido y las personas que conocemos ya están emparejadas o simplemente las que no lo están no te atraen, ¿dónde buscar el amor?

Hoy en día, con las nuevas tecnologías, existen multitud de entornos on-line en los cuales te ponen a disposición cientos de personas para que encuentres tu “alma gemela” pero hasta llegar a conseguirlo, si es que se consigue, se ha  de pasar por un sin fin de malos entendidos, engaños, sorpresas, decepciones, etc. que al final, en lugar de ilusionarnos, nos hace desconfiar, sin contar todo el tiempo invertido, de poder encontrar a alguien afín ya que, al fin y al cabo, a través de una pantalla es muy fácil seducir y mostrar sólo lo mejor de uno mismo.

En contraposición a todas estas empresas on-line, existen las empresas de Matchmaking, muy utilizadas en los EE.UU. y norte de Europa, donde las personas que te presentan se ajustan perfectamente a las necesidades y requerimientos del cliente, ahorrándole tiempo, decepciones y un enorme desgaste emocional.

En España, Alcanda Matchmaking es la empresa pionera que utiliza técnicas de Head Hunting profesional aplicadas a la búsqueda de pareja estable, mediante el cual obtiene una satisfacción del cliente de un 100% y un ratio de éxito formando parejas estables del 70%.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Leer más →

My way

Se acerca el final del año y con él nos llega LA VOZ de Frank Sinatra. Es como si fuera un síntoma de la Navidad pues en cada tienda o lugar que pasas, sobre todo en Nueva York, suenan sus canciones.

A mí la que más me gusta, seguramente porque me siento muy identificada con ella, es la popular “My Way” albúm que lleva el mismo título y que sacó en marzo de 1969. Aunque al escuchar esta canción, a la mayoría de nosotros, nos venga a la cabeza Frank Sinatra, también la cantó al final de su carrera, y con mucho sentimiento, el increíble rey del Rock; Elvis Presley.

Pero lo cierto es que esta popular canción fue adaptada al inglés por Paul Anka, en 1969, basada en la canción francesa «Comme d’habitude», escrita por Claude François y Jacques Revaux.

La canción habla de un hombre (podría ser también una mujer) de mediana edad que mira satisfecho el acontecer de su vida, mientras relata algunos de los aspectos más relevantes de ésta a un amigo, que lo escucha atentamente sentado a su lado.

Al final del día, al ver su vida transcurrir, está feliz de cómo vivió, del curso que tomó su vida y lo que logró de ella, aunque también reconoce que se arrepiente de ciertas cosas y de haber sufrido grandes tristezas. Y ¿quién no? Pero lo importante es que, cuando miremos atrás, nos sintamos orgullosos de la vida que hemos llevado y no lamentemos no haber hecho nada porque como dijo Grace Murray Hopper (1906-1992), científica informática americana:

“ES MÁS FÁCIL PEDIR PERDÓN QUE PEDIR PERMISO”

En el video, grabado en el concierto que Frank Sinatra dio en el Madison Square Garden de New York en 1974, tenéis los subtítulos en español pero yo aquí os dejo la letra de la canción en su versión inglesa para que podáis cantarla.. 😉

MY WAY

And now, the end is near

And so I face the final curtain

My friend, I’ll say it clear

I’ll state my case, of which I’m certain

 

I’ve lived a life that’s full

I’ve traveled each and every highway

But more, much more than this

I did it my way

 

Regrets, I’ve had a few

But then again, too few to mention

I did what I had to do

And saw it through without exemption

 

I planned each charted course

Each careful step along the byway

And more, much more than this

I did it my way

 

Yes, there were times, I’m sure you knew

When I bit off more than I could chew

But through it all, when there was doubt

I ate it up and spit it out

I faced it all and I stood tall

And did it my way

 

I’ve loved, I’ve laughed and cried

I’ve had my fill my share of losing

And now, as tears subside

I find it all so amusing

 

To think I did all that

And may I say – not in a shy way

Oh no, oh no, not me

I did it my way

 

For what is a man, what has he got

If not himself, then he has naught

To say the things he truly feels

And not the words of one who kneels

The record shows I took the blows

And did it my way

 

Yes, it was my way!

 

¡Feliz comienzo del último mes de 2016!

V.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Leer más →

A más edad, mejor sexo…

a-mas-edad-mejor-sexo

Habéis leído correctamente: he dicho MEJOR sexo, que no MÁS sexo. Una de las tantas mentiras con las que nos ceban, es que la calidad no está reñida con la cantidad pero Calidad es precisamente lo contrario de Cantidad.

Por más estrellas Michelin que tenga un Chef, si tiene que alimentar 80 comensales, no puede ofrecerles la misma calidad que si prepara una cena para 4 amigos. Y no me estoy refiriendo a la calidad de los alimentos sin preparar, obviamente, sino  al resultado final, pues desde un punto de vista Pránico  (energético) es del todo imposible insuflarles la misma entrega, pasión y dedicación. Ese Prana, es el que  marca la diferencia, lo que hace que una plato sepa a gloria o esté exquisito… sin más.

Doy este ejemplo de un Chef, porque tanto el Sexo como el Gusto son facetas regidas  por el mismo Çakra (los Çakras son ruedas energéticas, antenas que atraen energías  precisas): el segundo Çakra, Swadhistana. Pero no es mi intención hablaros de Çakras en este post sino de sexo, de por qué menos sexo equivale por lo general a sexo con mayor conciencia. Esa es la palabra clave: conciencia.

Existen 3 formas de abordar la sexualidad: la primera con vistas a la reproducción, pura y meramente animal (lo digo sin el menor sentido peyorativo, de hecho adoro los animales); la segunda por placer y exaltación de los sentidos;  y la tercera el Sexo como manera de auto conocimiento a la vez que método de evolución  y de exploración nuestros límites, los de nuestra pareja y los de la realidad que nos rodea, insospechadas, pero va infinitamente más allá.

Una advertencia: como buena Yogini, solo hablo de lo que he experimentado en mi cuerpo y en mi alma. Luego, hablo desde la perspectiva femenina, desde un cuerpo de mujer con una psicología de mujer.

Vivimos en un mundo de polaridad (noche/día, frio/calor, alto/bajo, vida/muerte etc.) no importa lo más mínimo que nos guste o no. Sencillamente es así. Algunas constataciones  son válidas para hombres como para mujeres, como cuando hablo de estas 3 vertientes del sexo, pero la gran mayoría de mis comentarios se aplican exclusivamente a la morfología y emociones femeninas.

Y no se ven las cosas igual desde una perspectiva masculina o femenina. No hay ni mejor ni peor, sencillamente son distintos. Uno de los mas crasos errores que se puedan cometer es pensar que mujeres y hombres somos iguales. No lo somos y nunca  lo seremos.  De ahí esa maravillosa atracción hacia lo opuesto, lo misterioso, lo desconocido… esa polaridad.

Cuando nos transformamos en “iguales”  surgen esas parejitas de “hermanitos “ que abundan en la actualidad, en las cuales ya apenas se practica el sexo, apenas existe el escalofrió que debería preceder todo intercambio sexual. Son parejas de “iguales”, se apoyan, se ayudan, comparten hipoteca, hijos y trabajos glamurosos, son todo lo que queráis, todo menos un hombre y una mujer entregándose a la danza sagrada del sexo.

Cada relación sexual implica energías potentísimas, la parte física es solo la punta del iceberg. Los Yogis creemos que existen 5 cuerpos, el físico es solo el primero de ellos, el más aparente y obvio. Cada relación sexual deja su huella y es percibida en cada uno de nuestros  cuerpos. Hasta nuestra sacrosanta ciencia lo está reconociendo, pues en un reciente estudio se ha demostrado que las mujeres conservaban en la vagina partículas de ADN de los hombres con quien habían tenido relaciones sexuales.

Pero esto, una vez más, es solo lo que vemos y comprobamos físicamente, la realidad, es que hay mucho, muchísimo más.

Toda relación sexual debería estar presidida por la toma de conciencia de que lo que está punto de ocurrir. Es el equivalente de una bomba atómica en nuestras almas, que nos va a sacudir hasta la médula, cambiarnos para siempre, acercarnos un milímetro más a la fuente sagrada de la vida y a nosotros mismos. Por ello precisamente, cuando se sana alguna herida sexual se sanan otras mil facetas de nuestra vida, porque hemos actuado en la raíz, desde donde parte la energía denominada Kundalini.

Es una de las facetas que se trabaja muy seriamente en el Tantra, que no se limita solo al sexo como muchas personas equivocadamente piensan, pero desde luego tampoco lo ignora como hacen la mayoría de las demás Vías Espirituales.

Y esa toma de conciencia, de cuan preciosa y único es cada intercambio sexual, solo suele darse tras muchos errores, es decir, con el paso de los años. En nuestra sociedad, se fomenta el sexo a destajo, todo el que se pueda, da igual malo o bueno, apenas se distingue entre uno y otro. Hemos pasado de la prohibición absoluta a la banalización máxima, como si acostarse con alguien fuese el equivalente a tomarse una copa de vino o ir al cine.

El varón para sentirse el gran cazador cuantas mas presas sume, y la hembra para sentirse “deseada” cuanto mas revoloteo cause a su alrededor. El resultado para muchas mujeres es sexo de ese que ocurre porque se no es capaz de decir que no, o sexo del que se tiene por que esa noche te da pavor quedarte sola, porque estás tan insegura que necesitas de la mirada ajena para odiarte un poquito menos.. Podría seguir, la lista es larga, en resumen, sexo como moneda de intercambio, que no sexo para celebrar la vida y explorar nuestro potencial.

La buena noticia es que cuando dejas de cotizar en la “bolsa de la carne”, te ahorras muchos batacazos y puedes finalmente, tanto física como emocionalmente, empezar a comportarte como quien realmente eres, expresar tus necesidades sin miedo, dejar de juzgarte. En resumen, quererte y respetarte, pues es la base para que florezcan intercambios sexuales que destilan magia, física y emocional, que habíamos pisoteado con las prisas de la ignorancia juvenil.

a-mas-edad-mejor-sexo-para-alcanda-matchmaking-blog

Tiempo al tiempo. Tiempo para conocer tu propio cuerpo para empezar. ¿Cuantas mujeres jóvenes ni han visto ni han tocado su cuello del útero o punto G? ¿cuántas? muchas. ¿Cuántas mujeres jóvenes no han quedado una noche, consigo mismas, se han acicalado, y en un entorno perfectamente seguro y sensual se han deleitado en el  ritual del autoplacer surfeando sobre la ola infinita que cada centímetro cuadrado de piel encierra, sin buscar un orgasmo sino para familiarizarse con su cuerpo y rendirle pleitesía.

La realidad es que cuando irradias, lo haces desde la abundancia. O sea, cuando te conoces y sabes disfrutar de tu cuerpo, cuando el placer te lo puede aportar otra personas sin  depender exclusivamente de ello, ahí es cuando empieza el buen sexo.

Dicho esto, el Sexo no es una casilla a parte con reglas especiales. Se practica como se es. Si toda la vida has sido un holgazán, lo que va a ocurrir cuando cumplas 50 ó 60 años es que serás un holgazán viejo.

Si has aprendido de tus errores, de las noches en las que te has odiado con toda tu alma, tanto como de las que has tocado el cielo con las manos y sobre todo de cómo TODO estaba dentro de ti, entonces, por más que la carne sea más flácida y que posiblemente no puedas seguir luciendo las minifaldas que tan bien te sentaban antes, el placer será inconmensurable. No olvidemos que el placer es algo que ocurre en nuestras mentes/alma y tiene mucho menos que ver con el mundo físico que con nuestra percepción de lo que llamamos realidad.

También existen motivos físicos reales que hacen para una mujer el placer aumente con los años. Uno de ellos es porque ya no eres fértil. Obviamente desde la sociedad patriarcal, nuestra primera, principal y en muchos casos, única función sigue siendo facilitar la reproducción de la raza. Nuevamente, el sexo entendido dese un punto de vista animal, para reproducirse y perpetuar la especie. En realidad, muchas mujeres,  contrariamente a la leyenda, no tienen sentido materno y no por ello la voluntad de no-reproducirse no disminuye en lo más mínimo nuestra femineidad o voluptuosidad. Con la llegada de la menopausia, se abre una era de placer y solo placer pues desaparece hasta el  dolor de la regla aunque siga siendo algo insospechado de lo cual apenas se habla.

Este es un tema muy profundo y amplio, obviamente un post no es suficiente para abarcarlo, pero espero haberos “abierto el apetito” para que sigáis indagando por vosotras mismas.

¡Disfrutad del sexo de calidad y sed felices!

Hare Aum,

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Leer más →

¿Por qué somos infieles?

En un post anterior mencioné brevemente a Esther Perel y os dije que os hablaría de ella más adelante y, como lo prometido es deuda y yo siempre cumplo con mis promesas, hoy os voy a hablar de su última e interesante charla para TED: Repensando la infidelidad… una charla para quien haya amado alguna vez.

¿Qué queremos decir realmente con “ser infiel”? ¿Una aventura, una relación virtual, pagar por sexo, “follamigo”, “sexting”, mirar porno, un masaje con final feliz, estar activo en webs de contacto, o el simplemente hecho de desear a otra persona?

Esther comienza redefiniendo el significado de la infidelidad para romper con los mitos sobre que los hombres engañan por aburrimiento y miedo a la intimidad mientras que las mujeres lo hacen para paliar un sentimiento de soledad en busca de esa misma intimidad.

La monogamia solía significar una persona para toda la vida pero ahora significa una persona a la vez, porque está demostrado que a lo largo de nuestra vida, mantendremos al menos 3 relaciones de pareja estable.

Lo cierto es que el adulterio existe desde que se inventó el matrimonio y también el tabú sobre él. Por tanto, la cuestión es ¿cómo reconciliamos algo que está universalmente prohibido y a su vez, universalmente practicado?

A lo largo de la historia, los hombres han tenido “licencia para engañar” con muy pocas consecuencias, e incluso han sido justificados por teorías biológicas y evolutivas, mientras que el adulterio femenino aún sigue siendo castigado con sentencia de muerte en 9 países en el mundo.

Por tanto, una buena definición de infidelidad consta de tres elementos claves:

  1. una relación secreta, que es la base de la infidelidad;
  2. una conexión emocional de un tipo u otro;
  3. y una alquimia sexual siendo ésta la parte más importante porque el escalofrío erótico que solo el pensamiento de dar un beso puede resultar tan estimulante y poderoso como el acto de hacer el amor pues como dijo Marcel Proust:
“es nuestra imaginación la que es responsable del amor, no la otra persona.”

Cuando antiguamente los matrimonios estaban basados en intereses socio-económicos, el adulterio ponía en peligro la estabilidad y seguridad económica de la pareja, mientras que desde que el matrimonio está basado en el amor, el adulterio pone en peligro nuestra estabilidad emocional. Irónicamente, antes se buscaba amor en el adulterio pero ahora, que buscamos amor en el matrimonio, el adulterio lo destruye pues es una violación de confianza y puesto que hoy en día es socialmente aceptable el abandonar una relación cuando se ha roto la confianza pues, paradójicamente, mientras antes estaba mal visto divorciarse sólo porque tu pareja te había sido infiel y lo manteníamos oculto, ahora lo está permanecer en una relación, o seguir amando a alguien que te ha sido infiel, porque ahora no nos divorciamos porque somos infelices, sino que nos divorciamos para ser más felices.

Y si ahora somos libres para entrar y salir de las relaciones en busca de la felicidad y sólo permanecemos en aquellas que nos hacen sentir “más” felices, ¿por qué sigue existiendo la infidelidad? ¿qué nos empuja a serle infiel a nuestra pareja cuando aparentemente lo tenemos todo con ella?

La mayoría de las personas que, en algún momento de su vida, son infieles a sus parejas, creen firmemente en la monogamia y les han sido files durante décadas. Pero llega un día en el que, de repente, se empiezan a cuestionar su “lealtad” hacia ellas en una encrucijada entre, seguir siéndolo o “echar una cana al aire” con la esperanza de que ello no perjudique a su relación de pareja estable, entonces ¿por qué dudan ahora en hacerlo aun siendo conscientes de que pueden perder todo aquello que construyeron a lo largo de tantos años?

Las aventuras son un acto de traición pero también un acto de lujuria y de amor. En lo más profundo de una aventura, normalmente encontramos el deseo, y el anhelo, de obtener una conexión emocional, una novedad, libertad, autonomía, intensidad sexual, el deseo de volver a encontrar una parte perdida de nosotros mismos, o por un intento de recuperar la vitalidad en contrapunto a una pérdida o tragedia.

En la mayoría de los casos, las aventuras en personas de mediana edad representan la adolescencia no vivida o, mejor aún, la búsqueda en la otra persona de algo en lo que nosotros mismos nos hemos convertido. No huimos de nuestro pareja sino que intentamos reconectar con nuestros “nuevo yo”.

Pero la razón más utilizada para justificar una aventura, no importa de qué nacionalidad, edad, razón o condición hablemos, es para “sentirse vivos” otra vez, porque las aventuras normalmente van después de la perdida de alguien cercano, o de alguna tragedia vivida lo cual hace preguntarnos: ¿es esto todo? ¿voy a seguir con esta vida otros 20 años más sin sentir esa pasión que nos trae un nuevo amor? Por consiguiente, podría decirse que el mayor causante de una aventura es la búsqueda de volver a vivir, a sentir algo que pensábamos quedó atrás, en realidad es un antídoto a la muerte. Y por ende, en contra del pensamiento común, las aventuras se tienen, no tanto por un deseo sexual sino más bien por el profundo anhelo de sentirse deseado, importante, atendido, etc. y el mero hecho de saber que no tienes a esa persona, y que no podrás tenerla, nos hace seguir deseándola convirtiéndose en una espiral de deseo porque el ser humano siempre quiere lo que no tiene.

Entonces, ¿cómo nos recuperamos después de una aventura? Algunas aventuras son simplemente el colofón final de algo que ya estaba completamente muerto pero otras se convierten en el motivo para tener una nueva oportunidad porque se dan cuenta de lo importante que es contar con esa persona tan cercana, que siempre han tenido al lado, de volverla a valorar y por eso la mayoría de las parejas que van a terapia después de una aventura siguen juntas porque fueron capaces de convertir una crisis en una oportunidad de volverse a reencontrar.

Pareciera que dentro del desorden que provoca una aventura, se forma un nuevo orden en el que ambas partes empiezan a hablar en profundidad después de pasar años sin hacerlo, de exponer sus deseos y sus anhelos a todos los niveles e incluso recuperar ese deseo sexual por su pareja que perdieron hace ya mucho tiempo.

Y ahora la pregunta difícil sería ¿son entonces las aventuras recomendables para reavivar una pareja o volver a valorar lo que ya tenemos? Desde mi punto de vista, no, en absoluto porque, cuando se es infiel se cruza una línea roja – la pérdida de confianza – la cual es muy difícil de recuperar, pero también soy consciente de que cada cual es cómo es y que no todas las aventuras surgen por los mismos motivos y tienen las mismas consecuencias.

Así que yo os diría que reflexionéis sobre vuestras relaciones, sobre por qué tenéis la tentación de serle infiel a vuestra pareja (o haberlo sido) porque la respuesta, seguramente, no esté en tu pareja sino en ti mismo.

Feliz domingo de noviembre, el primero con tiempo otoñal en Madrid,

V.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Leer más →

Brujas: ciudad encantada

Brujas (Bélgica) para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

 

Brujas, también conocida como la “Venecia del norte” por sus canales,  es el nombre con el que comúnmente conocemos en España a la coqueta ciudad belga de “Brugge”, que realmente significa puente en flamenco, el idioma oficial. Pero imagino que a algún iluminado se le ocurrió nombrarla “Brujas” por la similitud fonética que tiene en español.

Capital de la provincia de Flandes occidental, está situada en el extremo noroeste de Bélgica, a 90 kilómetros de su capital, Bruselas. Es una pequeña ciudad que cuenta con tan sólo 117.000 habitantes. Pareciera haber salido de un cuento de hadas, y es que la primera vez que la visité, pensé que me acababa de despertar de un sueño y trasladado por arte de magia a este encantador lugar.

Cierto que en España tenemos decenas de ciudades medievales ideales – muchas de ellas Patrimonio de la Humanidad – como Peratallada, Avila, Salamanca, etc. pero, sin lugar a dudas, Brujas es una de las ciudades europeas medievales mejor conservadas, tan perfecta con sus casistas,  plazas, puentes y canales, que pareciera un plató de cine, y seguramente por esto sirvió de telón de fondo para la espectacular película “Escondidos en Brujas”. Pero entre sus casas, palacios y plazas, se alza también una ciudad contemporánea que desarrolla sus negocios como cualquier otra ciudad europea.

Mundialmente conocido es su chocolate, al cual le han dedicado hasta un museo, el “Museo del Chocolate”, donde te explican su historia y evolución a lo largo de los siglos y hasta te muestran cómo elaboraban los bombones antiguamente. Resulta además gracioso el hecho de que, para ayudar a entender la historia del chocolate, además de los objetos típicos que se puede encontrar en cualquier museo, hay  una serie de maquetas realizadas con Clicks de Playmobil. Y digo yo, ¿qué tendrá que ver el chocolate con los Cliks de Playmobil? ¡Eureka! De ahí nació la idea de los huevos Kinder sorpresa…

La mejor forma de ver la ciudad es navegando en barquito por sus múltiples canales, mientras te cuentan por qué muchas casas tienen tapiadas algunas de sus ventanas (según parece, hubo un tiempo en el que se pagaban impuestos en base al número de ventanas que tuvieran las casas y por ello empezaron a tapiarlas).

Una curiosidad: si navegas por sus canales, seguramente verás un perrito asomado a la ventana de una de las casas medievales que los bordean pues, al parecer, el animalito se pasa el día entero ahí sentado, viendo pasar la vida desde la ventana, observando a la gente y, seguramente, preguntándose el por qué de ese vaivén de humanos. Y es que el perrito ya forma parte del paisaje de los canales de Brujas, hasta ha sido eternizado en la película que he mencionado antes, “Escondidos en Brujas”, en donde hay una escena en la que sale el perro, todo tranquilo, asomado a la misma ventana, en la misma postura y, seguramente, con el mismo pensamiento.

Pero para mí, lo más importante a resaltar de esta ciudad encantada, es que Brujas es especialmente romántica, por lo que no puedes dejar de visitarla con tu pareja. Es más, si yo fuera hombre, y con lo romántica empedernida que soy, no dudaría un segundo en pedirle la mano a mi amada durante ese paseo por los canales, con el perro de testigo, para que nunca olvidase que en uno de esos días en los que los turistas pasean en barquito por sus tranquilas aguas, se oyó el grito de una exaltada española, seguido de un gran chapuzón en el agua, pues, seguramente, me caería del barco de la ilusión (y de la sorpresa) al oír su petición.

¡Disfrutadla!

Autora: Verónica Alcanda

Leer más →

La oferta del amor: teorías

la-oferta-del-amor-para-alcanda-matchmaking-blog

 

 

 

 

Hirschman y el extraño comportamiento de la oferta de amor

Para el pensador universalista Hirschman (1985), el amor comprende: moralidad, cumplimiento de normas, confianza y espíritu cívico. Insistió, en contra de la ortodoxia, que un orden social puede ser más seguro si está fundado en la benevolencia y en el amor. Argumentó que la oferta de amor no es fija y limitada, y, especialmente, que el amor no es un recurso sino una habilidad (similar a la del conocimiento o capital humano).

La virtud pública, y virtudes más elevadas como el amor y el altruismo, al menos en los especímenes humanos, están sujetas a la escasez. Hirschman mostró que tal tipo de comportamiento no se agota con el uso (como suele ocurrir con recursos físicos agotables) y tampoco se podría incrementar con su persistente utilización (como ocurre con las habilidades y el conocimiento mismo).

El amor y virtudes similares tienen un comportamiento complejo y compuesto: se suelen atrofiar cuando no son adecuadamente practicados y, por eso mismo, son propensos a desaparecer por la búsqueda de intereses de un mercado que se expande a todos los confines de la vida. No obstante, se pueden agotar cuando son practicados e invocados con exceso. En suma, según él, extremos viciosos como el capitalismo salvaje o la revolución cultural maoísta pueden marchitar el amor.

Elster o la oferta involuntaria de amor

Para Elster (1999), la pasión es, en parte, una motivación visceral, está fuera del control del individuo y/o del grupo e impulsa directamente a la acción. Las pasiones incluyen emociones (unas más crudas como el miedo y la rabia, otras con referentes cognitivos negativos como el resentimiento, el odio y la venganza, y positivos como el amor). Dentro de lo pasional también caben el hambre, la sed, el deseo sexual, los estados de dolor, los estados de intoxicación por consumo de drogas, el ansia misma por las drogas y la locura.

Elster ha sugerido que los seres humanos estamos motivados por razón, pasión e interés, e insiste en ubicar al amor dentro de las emociones. Las emociones, a diferencia de los factores puramente viscerales (dolor, placeres corporales, sed y hambre) tienen antecedentes cognitivos. Puede, por consiguiente, existir amor irracional cuando se persiste en amar a alguien o algo en abierta contradicción con nuestras creencias (conocimientos que indicarían que no vale la pena amar más).

Resalta que a veces el amor se origina en meras percepciones y no en creencias distantes de los errores. Añade que el amor en forma de ágape no obedece a algún antecedente cognitivo.

Tal autor insiste en ubicar al amor dentro de lo pasional, pues, como ocurre con otras emociones, el amor distorsiona los conocimientos y perturba cualquier cálculo frío y racional de costes y beneficios. Advierte que la química del amor es similar a la que causan las anfetaminas. Por ejemplo, el enamorarse genera alguna agudización de la conciencia, importantes incrementos de la energía, disminución del sueño y del hambre, y sensaciones de euforia. Y la química del amor suele durar semanas, meses y aun años.

El amor marital dista de una metalizada escogencia racional (escoger una pareja con ingreso igual o mayor al que uno devenga), implica preocupación por el destino de los seres queridos (cónyuge e hijos), pero no suele desembocar en una demencial e irreflexiva entrega total a quien se ama. Pero Elster no duda en agregar que las satisfacciones emotivas que a corto y largo plazo proporciona el amor son tan fundamentales que otras consideraciones materiales y racionales devienen asuntos secundarios.

La oferta condicional o interesada de amor

Adam Smith (1976) mostró que la simpatía es una capacidad inherente a los seres humanos, les permite instantáneamente identificarse con otros, aún corriendo el riego de descuidar el interés propio. Gracias a la imaginación nos podemos comparar con otros seres humanos y, por tanto, podemos ponernos en su lugar y sentir algo parecido a lo que pueden estar sintiendo (la llamada empatía). Este es el primer paso en la formación de juicios morales y en la socialización de los individuos. Pero el interés de la sociedad es muy vago y abstracto, por lo que los individuos simpatizan con otros individuos o con grupos pequeños próximos, pero no con toda la sociedad y esto se aplica también al amor.

Varios investigadores, economistas y sociólogos indagaron acerca de la cooperación motivada por sentimientos morales. Basado en evidencia experimental, y algún trabajo de campo, se muestra claramente que los individuos tienen preferencias sociales diversas. Afirman que los individuos sienten simpatía o antipatía por sus semejantes y, por tanto, sus escogencias económicas y no económicas presentan diversidad de matices, que se podrían ubicar entre los extremos de la malevolencia y la benevolencia. Mientras individuos con preferencias malévolas gozan con el malestar de sus semejantes, los sujetos con preferencias benévolas experimentan bienestar si su prójimo está bien. Entre los extremos podría concebirse un centro análogo a la neutralidad o indiferencia social: allí se ubicarían los individuos pendientes de su propio y estrecho autointerés. 

La oferta incondicional de amor, compromiso y altruismo

El profesor Sen (1977) hizo énfasis en que la simpatía consiste en una preocupación por otros, lo cual afecta directamente nuestro propio bienestar: por ejemplo, afirma que el saber que otros están siendo torturados enferma a quien experimenta simpatía. Y no duda en precisar que la simpatía puede ser una conducta egoísta, pues nuestro bienestar depende del bienestar de otros, y puede ser entendida como una externalidad.

Sen prefirió optar por el compromiso: la acción de ayudar o de confraternizarse, no la mera sensiblería. Aclara que existe compromiso cuando la persona actúa para poner freno a una injusticia. Tal conducta es no egoísta (implica un sacrificio, una actuación en contra del propio bienestar) y, en particular, es una metapreferencia ética. Sin embargo –insiste Sen– los compromisos no son universales, más bien están fragmentados en grupos como: familia, comunidad, gremio, empresa, partido, clase, país, etc.

Justamente, al estudiar la cooperación o solidaridad en causas colectivas o públicas, autores como Elster han mostrado la importancia de los individuos altruistas. Para este filósofo el mandamiento cristiano de amar al prójimo como a uno mismo es básicamente equivalente al imperativo (deber incondicional) de Kant: no tratar a las otras personas como medios para nuestros fines, tratarlos como quisiéramos que nos trataran a nosotros mismos.

Ejemplos, además, como el dado por Cristo son las entregas incondicionales de madres, redentores y héroes que lo dan todo, hasta la vida, para comenzar un proceso de acción colectiva. Y recoge el planteamiento del economista Schelling (1978), quien mostró que los procesos de cooperación (acción colectiva) comienzan gracias a unos cooperadores incondicionales: especies de santos o locos cuyas Economía política del amor Freddy Cante 55 estrategias dominantes son las de cooperar o ayudar al prójimo (aunque no sean correspondidos).

Otros estudiosos de la acción estratégica, como Dixit y Nalebuff (1991), han corroborado tal afirmación. Insisten en que sin deberes incondicionales o mandatos morales serían imposibles y más inestables muchos procesos de acción colectiva que, por lo mismo, no podrían comenzar o mantenerse por la racionalidad o por meras preferencias recíprocas. Y, justamente, contrastaron dos famosos pasajes de la Biblia: la fragilidad del Tit-For-Tat de Axelrod, e incluso de las preferencias sociales (parcialmente interesadas), equivale a lo plasmado en el Éxodo (21:22); allí se nos dice “[. . . ] ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, quemadura por quemadura, herida por herida, moretón por moretón”. Pero la fuerza de la cooperación unilateral e incondicional basada en deberes no negociables o imperativos se muestra en El nuevo testamento, en el pasaje de Mateo (5:38): “Habéis oído que se ha dicho, ’ojo por ojo y diente por diente’. Pero yo os digo, no os opongáis a una mala persona. Si alguien os golpea en la mejilla derecha, ofrecedle también la otra”.

Autor: Freddy Canté, Doctor en Ciencias Económicas. Profesor asociado de la Facultad de Ciencia Política y de Gobierno de la Universidad del Rosario.

Referencias (por orden alfabético):

– Dixit, A. y Nalebuff, B. (1991). Thinking Strategically, the Competitive Edge in Bussiness, Politics and everyday Life. Cambridge, Mass: M.I.T. Press

– Elster, J. (1999) The Alchemies of the Mind. Cambridge, Mass: Cambridge University Press.

– Hirschman, A. O. (1985). Against Parsimony: Three easy Ways of complicating some categories of economic discourse.

– Schelling, T. (1978). Micromotives and Macrobehavior. New York: W.W. Norton and Company.

– Sen, A. (1977). Rational Fools: A Critique of the Behavioural Foundations of Economic Theory. Philosophy and Public Affairs.

– Smith, A. (1976) 1759 The Theory of Moral Sentiments. Oxford University Press.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Leer más →