Blog Archives

¿Listo para enamorarte?

Beso inocente para Alcanda Matchmaking Blog

Estar enamorados nos hace sentir vivos. Los seres humanos, por naturaleza y desde muy pequeños, necesitamos de otro ya que somos seres gregarios. Pero, ¿cómo saber si se está listo para iniciar un amor?

Para empezar, uno se debe otorgar el tiempo necesario para vivir el duelo de vínculos pasados que no funcionaron, para poder comprender qué sucedió, en qué se falló, y qué se podría mejorar para no cometer los mismos errores en relaciones futuras. Pero es importante resaltar que un amor fallido no es un fracaso, siempre que hayamos aprendido algo de él y de las formas que elegimos para vincularnos.

Una relación sana se sostiene en la medida en que ambos miembros se hayan podido desarrollar previamente, conocerse,  saber qué les ocurre, qué sienten y hacia dónde quieren ir. Para poder dar amor a otro, primero se debe sentir amor por uno mismo.

Lo siguiente es estar listo para compartir. Estar en pareja implica compartir tiempo, espacios, actividades, sentimientos y emociones, pero no se trata de donar aquello que el otro no tiene.  No hay que pensar que se está incompleto y por ello se busca a la otra mitad aunque a veces se tenga esa sensación de vació.  En el amor, no hay nada que el otro pueda brindar que no se tenga ya de antemano.

Pareja de enamorados (Diario de Noa) para Blog Alcanda Macthmaking

El amor sucede, no es algo que se deba buscar o encontrar ya que no es algo dado en la naturaleza. Empero, en la cultura occidental, es una construcción social entre dos personas que, al conocerse y vincularse, marcan los parámetros que rigen su relación. El amor no se encuentra allí fuera esperando para ti. Sin embargo, si se observa alrededor, se puede advertir distintas personas con buenos sentimientos y emociones, dispuestos y preparados a iniciar un vínculo de amor. En empresas como Alcanda Matchmaking, a través de su Recruitment Matchmaking Method®, basan su éxito en descubrir valores e intereses fundamentales, aficiones, filosofía y objetivos de vida de cada individuo para poder encontrar al “perfect match” (matchmaking).

“Esta sociedad nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos” (Antonio Gala)

A partir de aquí, en la medida en que dos personas se gustan, comparten tiempo y espacio en común, se conocen y aprenden a vincularse, se genera un lazo de amor que deriva en una relación con un plan de vida. Esto implica plantearse quiénes son, cómo querrían ser, a dónde les gustaría llegar y cómo hacerlo para construir y mantener su amor.

Hay que tener en cuenta que cada uno viene con un bagaje de aprendizajes, modos de ser y actuar por lo que se aconseja que ambos propongan un pacto psicológico acerca de los modos, usos y costumbres que son aceptados para ellos, esto afianzará el amor y facilitará la continuidad de la relación.

La creencia de encontrar al príncipe azul o a la mujer maravilla puede ser una de las dificultades más importantes que se puede encontrar a la hora de encontrar el amor  pues la diferencia que inevitablemente existirá entre la “pareja ideal” y la “persona real” que se  pueda llegar a conocer puede resultar angustiante. Alcanda Matchmaking ayuda a sus clientes a poner los pies en la tierra ya que, gracias a su experiencia, aconseja de una manera sensata y práctica  que los perfiles sean afines para poder alcanzar el éxito como pareja. Al fin y al cabo, nadie es perfecto y con un buen vínculo basado en el diálogo y la confianza, toda dificultad puede ser superada.

“A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse. Nada tan fácil. Esta es la pasión más natural del hombre.” (Blaise Pascal)

La filosofía de Alcanda Matchmaking es no apresurarse en conocer a alguien. Se debe tomar el tiempo necesario y disfrutar de cada momento para así, poder llegar a conocer al otro antes de juzgar. Los sentimientos y emociones no están dados, se construyen al interactuar y al conocer más del otro. La paciencia, el  dialogo, intentar dar lo mejor de uno mismo, llegar a mutuos acuerdos, delimitar qué está permitido y qué no, qué puntos se tienen en común para poder compartirlos y qué actividades pueden desarrollar por separado, son garantías de éxito a la hora de configurar una relación.

“No hay nada más fuerte que ese amor que nace de la amistad” (Verónica Alcanda)

En definitiva, el amor es la conexión entre el otro y la propia vida. Es un encantamiento. Es vivir una fantasía pero también es actitud,  a veces, sólo basta una mirada para enamorarse, otras veces, después de una gran decepción es natural que no se sienta atracción por nadie, el corazón no está disponible. Por tanto, es más bien la actitud con la que se superan los avatares de la vida para estar abierto a conocer gente la que te ayuda a encontrar ese alguien especial. Estar dispuesto a correr riesgos, querer y sentir ese “amor” hacia otra persona para que pueda funcionar la relación, es cuestión de sentimiento por parte de los dos por igual.

Y tú, ¿estás listo para enamorarte?

 

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Qué buscan los hombres en una mujer…

Foto Audrey Hepburn para Alcanda Matchmaking Blog

Los hombres, al igual que las mujeres, tienen la necesidad de emparejarse y muestran el deseo de encontrar una compañera de viaje o el comienzo de una relación sentimental. Pero mantener la estabilidad emocional y personal depende de algunos factores que no son fáciles de encontrar en una sola mujer.

Con mucha investigación, sondeos y charlas con amigos descubrimos que, el hombre que busca una relación a largo plazo, le gustan otros aspectos de la mujer que van más allá del físico. Valora la mujer que tenga una buena actitud y que sea feliz con lo que tenga. La mujer quejica que no hace nada para cambiar su situación, al hombre no le resulta nada agradable.

Ser espontánea y libre de complejos es una de las cualidades que más atrae. La mujer que ríe, canta y baila en los lugares más insospechados refleja una parte de su personalidad. Ser auténtica, independientemente del físico y habilidades o talentos que posea demuestra seguridad en ella misma y eso la vuelve atractiva.

Para el hombre es muy importante ser escuchado. La capacidad de escuchar significa que no se está juzgando y demuestra empatía y entendimiento.

El hombre, también reconoce como valor que la mujer tenga una vena independiente y respete su espacio. Quedar de vez en cuando con los amigos, practicar su deporte favorito y dedicarse a sus aficiones hace que no se sienta culpable si la mujer le apoya e incluso, lo comparte.

La generosidad y amabilidad es imprescindible para que el hombre evalúe positivamente ya que el trato que se da a los demás puede repercutir en la pareja.

Al hombre le atraen gran cantidad de atributos físicos pero no seguir el estereotipo de belleza marcado por las modas y ser sencilla puede ayudar a atraer la atención. Cuidar el cuerpo está bien, pero alimentar el alma es lo que importa.

La mujer que cuenta cada caloría que ingiere y no aprecia una buena cena a un buen vino no resulta atractiva. El hombre valora la buena cocina y si la mujer sabe cocinar, tiene mucho ganado.

En contraposición a lo expuesto anteriormente, el hombre evade a la mujer posesiva, a la interesada,  a la apresurada que busca insistentemente al hombre con quién casarse, a la mujer fácil que da todo a cambio de muy poco, esta última resulta adecuada para romances de una sola noche, a la mujer insegura que piensa que va a ser abandonada por alguien mejor.

El hombre prefiere a la mujer que se ocupa de la familia  mientras que él le da más importancia a su trabajo pues en definitiva, siglos y siglos viviendo según los roles tradicionales, han hecho que el hombre y la mujer actual se encuentren en una estructura cerebral inadecuada para los tiempos que corren  creando la mayoría de malentendidos en la pareja. La mujer siempre dice que para ella es más importante la relación personal que para él, si entiende estas diferencias se evitará muchas situaciones estresantes y se evitará criticar la conducta del otro.

En resumen, al hombre caballero  le sigue atrayendo la mujer femenina que prefiere que la conquisten a conquistar.

——–

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

 

Compartir:
Leer más →

María Callas + Aristóteles Onassis

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking1

Moderna tragedia griega

Todos sabemos que a las mujeres les gustan los hombres altos y guapos, y a los hombres las mujeres jóvenes y atractivas, pero Onassis era chiquito y más bien tirando a feo (siendo benévola)… eso sí, obscenamente rico y la Callas una mujer con grandes complejos pero tenía un gran talento, considerada una diva en el mundo de la ópera. Los dos protagonizaron una historia apasionada de amor y desamor, de infidelidades y reencuentros, que duró hasta el final de sus días. Eran dos fuerzas de la naturaleza compartiendo un amor que fascinó y escandalizó a medio mundo como una tragedia griega moderna.

Aristóteles Onassis nacido en 1904 en Smirna. Emergió  de la miseria absoluta aunque su padre, Sócrates, le dio una sólida educación y, a sus 16 años hablaba cuatro idiomas. Se convirtió en el magnate griego más famoso, rico y poderoso de la industria naviera del siglo XX.  María Cecilia Anna Kalogeropoulos, verdadero nombre de la Callas, nacida en Nueva York en  1923, era una diva famosa, capaz de cantar en italiano, alemán o francés.

La soprano pasó su vida tratando de cubrir la falta de amor en su familia, relacionándose con hombres que no la harían feliz, incluido homosexuales. Pero fue su único verdadero amor, el de Aristóteles Onassis, por el que dejó todo llegándose a olvidar casi de ella misma. El naviero conoció a un sinfín de mujeres: Verónica Lake, Gloria Swanson, Margot Fonteyn y Greta Garbo fueron algunas de las que se rindieron a sus encantos pero solo tres llegaron a impactarle: Tina Livanos su primera mujer; María Callas la diva de la ópera y Jackie Kennedy la viuda de América.

El 3 de septiembre de 1957 durante un baile de máscaras que ofreció Elsa Maxwell celebrado en el hotel Danieli de Venecia,  María conoció al amor que la hizo más feliz y más desdichada, el del millonario griego Aristóteles Onassis. El encuentro coincidió con el hastío con el que María vivía ya su matrimonio. Tenía  33 años  y el griego le llevaba 25. Él era culto, políglota, chistoso, afable, entretenido y espléndido y conquistó a María a base de rosas, tarjetas y una invitación para pasar tres semanas en su espectacular Yate “Christina”.

En el verano de 1959, durante un crucero por el Mediterráneo surgió el amor entre ellos. Los dos estaban casados cuando iniciaron su romance. María había contraído matrimonio con Giovanni Battista Meneghini, un industrial aficionado a la ópera y 30 años mayor que ella. Y él, con Athina, Tina, hija menor de Stavros Livanos. Los matrimonios Onassis-Livanos y Meneghini-Callas quedaron apocados en el crucero. El amor prohibido de ese verano, hizo que estallara la pasión ante el asombro de los demás invitados; Sir Winston Churchill y su esposa, lady Clementina, acompañados de su hija, Diana Sandys, y de su nieta, Celia, de 16 años; también estaban Anthony Montague Browne, secretario personal de Churchill, y su esposa Nonie; y, en una de las escalas, se embarcaron Artemis, hermana de Onassis, y su marido, Theodore Garofalides. Un amor imposible que los dos hicieron realidad.

Callas se entregó en cuerpo y alma al naviero. Se sintió por primera vez amada como persona y no por su talento. La relación de amor no duró mucho. María no tardó en ser otro juguete en manos de Onassis, que la vistió, reeducó e incluso peinó a su gusto. Para Onassis, María era sólo una posesión más y nunca pensó en casarse con ella, a pesar de las insistentes y desesperadas peticiones de la diva, que sentía un amor incontenible por él. Para ella, el amor de  Aristóteles era el bálsamo y la herida. La soprano quedó embarazada al principio de su relación con el armador, pero el niño nació vivo y murió antes de ser notificado su nacimiento. La muerte del bebé atormentó a Maria Callas hasta el final de sus días.

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking Blog2

Con todo, juntó fuerzas para volver a cantar. Callas recuperó fuerzas para una nueva gira triunfante a finales de los 60, a pesar de que su voz se había deteriorado. En 1962 las infidelidades de ambos eran constantes. María comenzó a tomar tranquilizantes sin los que le era ya imposible cantar, tenía los nervios a flor de piel. Mantener la llama del amor, se convirtió para la diva en una preocupación incesante. El amor de Aristóteles y María se acabó de agrietar con la aparición de Jackie Kennedy y ya no era posible mantener su amor prolongado.

A Jacqueline Bouvier, viuda de Kennedy  le fascinaba el dinero y  a Aristóteles Sócrates Onassis lo encandilaban los apellidos pero la relación con Jackie era un infierno, según Onassis, era una mujer “caprichosa, ambiciosa e interesada”, con aires sofisticados y no hubo realmente amor entre ellos. Él aún vivía enamorado de la Callas, a quien solía visitar en París para un “divertimento”. Para ellos se había forjado un amor incondicional.

En “Fuego griego” del escritor norteamericano Nicholas Gage aporta numerosos testimonios y algunos documentos inéditos del  turbulento amor. Fue uno amor tormentoso que Onassis intentó recomponer al final de su vida, cuando se dio cuenta de que su matrimonio con Jackie era un fracaso. Pero no tuvo tiempo, la muerte le atrapó antes.

El 15 de marzo de 1975 el armador murió aferrado al regalo que una vez le dio María Callas, su gran amor, en su cumpleaños: una manta de viaje roja. Tras la muerte de Aristóteles, María se dejó morir de tristeza dos años más tarde.

El largo romance supuso para ambos la inversión emocional más profunda y duradera de sus vidas.

“Su amor nació de dos amores y murió en uno,” (Antonio Porchia)

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Compartir:
Leer más →

Amor a los 40+

Pareja 40+ para Alcanda Matchmaking Blog

Elige a un hombre del que puedas decir: podía haber escogido a un hombre más bello, más no a un hombre mejor.” (Pitágoras)

¿Por qué el amor es mejor a partir de los 40?

¿Tienes más de 40 años y aún no tienes pareja? Tenemos buenas noticias para ti.

La idea de que a partir de los 40 llega la apatía, o una crisis existencial, no sólo no está científicamente probada sino que ya se ha quedado obsoleta ya que, en realidad, es cuando se alcanza la plenitud en muchos aspectos (profesional, familiar, sexual, etc.) pero sobre todo, en la pareja.

Los 40 de hoy en día son los 30 de hace unos años. En esta etapa de la vida se expresan de manera abierta las necesidades e inquietudes de cada miembro de la pareja, lo que hace que ésta funcione mucho mejor y tenga mayor probabilidad de éxito.

Tanto la experiencia como la madurez intervienen en el éxito de encontrar el amor. Es en la etapa de madurez cuando las segundas oportunidades llegan con más fuerza. Se prefiere la tranquilidad que ofrece la rana del cuento, y no las batallas del caballero de reluciente armadura y es que, el sosiego, la independencia económica y emocional son lo que prima a estas edades. Ya no se alargan las historias que sabemos que no conducirán a nada porque las hemos vivido antes.

Algo que se tiene claro cuando se inicia una relación a partir de los 40 es no volver a sacrificar la libertad, a pedir explicaciones por las idas y venidas de tu pareja e intentamos no caer en errores del pasado. Probablemente, la pareja perfecta con que se soñaba en la adolescencia o juventud, ahora no cumple aquellos requisitos pero sin embargo, funciona; y es porque hasta el concepto del sexo cambia, ya que ambos miembros de la pareja han tenido un bagaje sexual que les ha enseñado que, en el arte amatorio, no caben reproches ni falsos celos. La sexualidad es más plena, abierta y sin inhibiciones.

En la madurez se busca más la complicidad, la comprensión y la compañía. No hay cabida para el individualismo sino que buscamos ese complemento que nos hará mejores. Compartir gustos, aficiones y tener un proyecto de vida común cobran prioridad ante las ya olvidadas relaciones pasionales pasajeras.

Las personas que se enamoran a los 40+ viven el amor como si fuera el último y, por ello, saben que la calidad humana es más importante que un buen físico  porque con el tiempo éste acaba marchitándose y solo quedará el interior.

Ahora bien, siendo conscientes que nuestro círculo social suele ser reducido y las personas que conocemos ya están emparejadas o simplemente las que no lo están no te atraen, ¿dónde buscar el amor?

Hoy en día, con las nuevas tecnologías, existen multitud de entornos on-line en los cuales te ponen a disposición cientos de personas para que encuentres tu “alma gemela” pero hasta llegar a conseguirlo, si es que se consigue, se ha  de pasar por un sin fin de malos entendidos, engaños, sorpresas, decepciones, etc. que al final, en lugar de ilusionarnos, nos hace desconfiar, sin contar todo el tiempo invertido, de poder encontrar a alguien afín ya que, al fin y al cabo, a través de una pantalla es muy fácil seducir y mostrar sólo lo mejor de uno mismo.

En contraposición a todas estas empresas on-line, existen las empresas de Matchmaking, muy utilizadas en los EE.UU. y norte de Europa, donde las personas que te presentan se ajustan perfectamente a las necesidades y requerimientos del cliente, ahorrándole tiempo, decepciones y un enorme desgaste emocional.

En España, Alcanda Matchmaking es la empresa pionera que utiliza técnicas de Head Hunting profesional aplicadas a la búsqueda de pareja estable, mediante el cual obtiene una satisfacción del cliente de un 100% y un ratio de éxito formando parejas estables del 70%.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →

Encontrar pareja a los 60+

Happy old couple for Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Mientras la población general sitúa en los 70 años el umbral de la vejez, los mayores piensan que ser “mayor” no depende de la edad. Esta generación pasó por dificultades económicas, dificultades de acceso a la educación y represión de la dictadura y para colmo, la moral católica dominaba la sociedad. El sexo fuera del matrimonio era pecado o clandestino. Dentro, el sexo, se justificaba para la reproducción. Los papeles estaban claros. El del hombre, penetrar para fecundar. El de la mujer, satisfacer el débito conyugal. El placer no era el medio ni mucho menos el fin. Muchos “mayores” llegaron tarde a muchos trenes. El de los anticonceptivos. El de la liberación de la mujer. El de la educación sexual. El de la tolerancia. Pero siguen estando en el mundo, y no quieren perder el último tren: disfrutar de su sexualidad. Viven más años y quieren vivirlos mejor.

Las personas a partir de los 60 años han vivido muchas experiencias, algunas nunca se han casado pero han tenido parejas, otras están divorciadas o viudas, pero todas ellas ya han vivido frustraciones, decepciones, tristezas y depresiones y ello las lleva a saber lo que quieren y desean en la vida, saben que terreno están pisando.

La mujer a los 60 años habitualmente se encuentra sola porque los hijos se fueron, ahora dispone de más tiempo. Se siente joven, libre e independiente. Busca actividades para realizar en grupo, abre el abanico a nuevas amistades y está dispuesta a volver a involucrarse sentimentalmente.

A muchos hombres a esta edad les entra la locura por vivir la vida loca que no pudieron disfrutar en su día. Derrochan su dinero con jovencitas que les sacan la sangre, pero que a medio plazo no les llevarán a ningún puerto. Con el tiempo, se dan cuenta que lo que desean de verdad es una estabilidad emocional y una auténtica compañera de viaje.

Las relaciones a los 60 años o más son más tranquilas, si hay !qué bueno!, si no hay también. Se realizan actividades más gratificantes juntos en pareja, como caminar de la mano viendo el ocaso por una preciosa playa o deleitarse de un apetitoso desayuno disfrutando del amanecer. Un paseo en coche un fin de semana sin ningún destino programado. Un circuito en bicicleta por alguna ciudad cultural o ir al teatro después de tomar unos vinos y unas tapas.

Durante la tercera edad, lo que antes estuvo marcado por el miedo y la vergüenza hace tiempo que se ha normalizado en la sociedad: las parejas mayores muestran sus sentimientos y viven su sexualidad sin complejos. Las dudas sobre el atractivo propio y el rendimiento físico desvían la atención de las verdaderas necesidades, como son la confianza y el cariño. Pero aquel que se arriesga tiene todas las de ganar. No importa si es platónico o íntimo, a las personas mayores les gusta enamorarse y lo hacen más a menudo que en épocas anteriores.

La capacidad para enamorarse después de los 60 sigue intacta, al igual que la relación de pareja se vive con la misma pasión que un adolescente, el amor sigue siendo tan irracional después de tantos años de sabiduría y experiencia y las relaciones sexuales, aunque quizás no con tanta frecuencia, se suceden con total normalidad.

Como conclusión, el amor no tiene edad y existe a todas las edades y de alguna manera, estamos programados para amar y sentir placer sexual desde que nacemos hasta el último aliento.

———-
¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate/ para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión, relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →

Liz Taylor + Richard Burton

Imagen - El beso de Liz Taylor & Richard Burton para Alcanda Matchmaking Blog

“Todo amor que no sea loco, extraordinario y apasionado es una pérdida de tiempo. Hay demasiadas cosas mediocres en la vida y el amor no debería ser una de ellas.” (El novio de mis sueños)

El amor que es tan necesario, confortador y edificador en nuestras vidas, a veces, puede convertirse en un amor destructivo, desalentador y tóxico llegando a un punto de locura que, difícilmente podemos entender que exista entre dos personas, este último amor es el que mantuvieron Elizabeth Taylor  y Richard Burton. Los dos sentían un amor tan pasional y único que marcó la existencia de sus vidas convirtiéndoles en la pareja del s.XX. Estaban hechos el uno para el otro y sin embargo, no se soportaban.

Liz era londinense. Se trasladó a Estados Unidos y apareció en su primera película cuando tan sólo contaba 10 años de edad. Richard era galés. Se educó, esencialmente, en el teatro; quería ser el sucesor de Lawrence Olivier y de John Gielgud.  En 1953 se encontraron en una fiesta en casa de Stewart Granger y Jean Simmons y no hubo más que indiferencia. Tuvieron que pasar 9 años para compartir pantalla en la maravillosa y espectacular película “Cleopatra” (1963) y aunque ambos estaban casados, él con Sybil Williams y ella con su cuarto esposo Eddie Fischer, entre ellos, el amor que los personajes de Marco Antonio y Cleopatra se profesaban, traspasó las grandes pantallas.  Se encendieron  las llamas que nunca llegaron a apagarse comenzando así una tortuosa historia de amor. Se enamoraron irremediablemente, ante el estupor de Sybil y de Eddie.  El escándalo no tardó en estallar y se convirtieron en la pareja de moda en el mundo.

Se casaron por primera vez en Montreal y su unión duró 10 años, de 1964 y 1974, y dieciséis meses después del divorcio, se volvieron a casar en 1975, ya que no se habían olvidado, su amor era una auténtica adicción, especialmente para Burton. En esta última ocasión, sólo duraron un año.

Burton al principio se burlaba de ella haciendo comentarios de su físico, para acto seguido caer rendido ante su belleza y gran talento. De hecho, durante el apogeo de su relación de amor, la definió así:

“Tú eres probablemente la mejor actriz del mundo, lo que junto a tu extraordinaria belleza te hace única.” 

Liz, embrujada por el erotismo del actor, declararía más tarde:

“Imagínate tener al oído la voz de Richard Burton mientras haces el amor. Borraba todas las preocupaciones y las penas. Lo demás se esfumaba”.

A pesar de todo, no se entendían, pero el fruto de esos desencuentros despuntaba en un auténtico volcán de sentimientos, vivieron un amor muy pasional. Sus fuertes caracteres chocaban con asiduidad, el alcohol, las peleas o algunas enfermedades que padecía Liz les alejaba. Se aferraban a un amor que no tenía razón de ser ya que en lugar de felicidad, les provocaba tristeza y aun así su amor dejó una huella indeleble que los marcó a ambos.

Imagen - El beso 2 de Liz Taylor & Richard Burton para Alcanda Matchmaking Blog

El actor galés murió el 5 de Agosto de 1984 en Suiza, a los 58 años a causa de una hemorragia cerebral, La Taylor falleció mucho después (el 23 de Marzo de 2011 a los 79 años de edad), pero durante su existencia siempre manifestó su deseo de ser enterrada al lado de su querido Burton en Suiza.

Se esfumaba así una pareja idílica para la prensa del corazón y para una meca del cine, satisfecha no sólo por su impronta en la gran pantalla, sino por sus constantes peleas, borracheras y carencias, que humanizaban a las dos figuras más grandes en su época. Podría considerarse un amor adictivo donde se mezclaban y confundían sentimientos llegando a ser obsesivo. Seguramente los encuentros sexuales estaban marcados de magia, romanticismo, erotismo y sensualidad convirtiendo el sexo en un arma de doble filo. Los intentos por retener y/o cambiar al otro no dejaban  de ser una forma de amor tóxico. Por este motivo, la respuesta que obtenían era el desprecio, el maltrato, la depresión o un mayor alejamiento emocional. Todo esto les llevaba a reforzar sus intentos dando más “amor”, aumentando  la concentración en la conducta del otro, dependiendo cada vez más en lo afectivo.

Bebieron, gastaron sin conocimiento en joyas y lujos, y supieron adaptarse a la espiral de la publicidad, sobre todo Liz. Poco antes de fallecer,  Burton pensó en ella. Nunca dejó de sentir amor por Taylor y hasta en sus últimos días pidió volver con ella.

“En el fondo nunca nos hemos separado. Y supongo que nunca lo haremos.”

le comentó Burton a su hermano cuando su intensa vida se apagaba. Dos días antes le había mandado su última carta de amor. Ella confesaría:

“El día que murió, yo aún estaba locamente enamorada de él. Richard era magnífico en todo el sentido de la palabra. Y en todo lo que hacía. Desde los primeros momentos en Roma estuvimos siempre loca y poderosamente enamorados. Tuvimos tiempo, pero no el suficiente.”

La verdadera historia de amor de Elizabeth Taylor y Richard Burton se recoge en el libro “El amor y la furia” de Sam Kashner y Nancy Shoenberger, que incluye las cartas que Richard Burton, que era un hombre cultivado, amaba la poesía y escribía diarios con el deseo de componer una novela autobiográfica, enviaba al amor de su vida Liz.

Para Burton ella “era una diosa del sexo”. Hicieron muchas películas juntos: “Cleopatra” (1963), “¿Quién teme a Virginia Woolf?” (1966) que Mike Nichols adaptaba la obra de teatro de Edward Albee, que cuenta la desgarradora e incisiva radiografía de un matrimonio en crisis, que también es un certero retrato de la destrucción que genera una adicción tan monstruosa como el alcohol, película que refleja muchos momentos de la vida de la pareja Taylor-Burton. Otras películas en las que trabajaron juntos fueron: “Castillos en la arena” (1965), “Los comediantes” (1967), “La mujer indomable” (1967), etc.

El amor de la Taylor y Richard Burton es, probablemente, el más ruidoso, turbulento, autodestructivo y delirante de la historia de Hollywood. Pero no dejaron de amarse hasta la muerte, y aunque de forma involuntaria y después de 27 largos años, pareciera que, de alguna manera, su designio se cumplió cuando él le dijo a ella:

“Si me dejas tendré que matarme. No hay vida sin ti.”

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Compartir:
Leer más →

Amor y Redes Sociales… Anyone?

Social Media Love Affairs

El amor es la base de la existencia, su esencia y su fin. Solamente por el amor conseguimos conocernos a nosotros mismos, así como comprender el mundo y la vida. Demostrar  amor a las personas queridas es una característica común de todas las sociedades, épocas y países. El amor perdurará a través de los siglos, nunca morirá, siempre existirá algo o alguien que despierte ese sentimiento tan profundo,  complejo, e inexplicable, que lo abarca todo. El amor es el valor y la emoción que más aparece en nuestras vidas. Ya sea el amor al trabajo, el amor a la marca, el amor a una idea,  y sobre todo, el amor a alguien. El amor emerge sin casi poder evitarlo.

Freud, en sus estudios Psicoanalíticos, visualiza al amor  como

“el pretexto sublime  y socialmente aceptado del deseo sexual”.

Erich Fromm, en cambio, considera al amor como

“un arte, una facultad  que surge del aprendizaje, que solo puede ser  maduro y gratificante  cuando es matizado por el cuidado, el respeto, la responsabilidad y  la capacidad para hablar de los sentimientos.”

A partir de la llegada de Internet se modificó la distancia entre el tiempo y el espacio. La carta que se enviaba al amor en la larga distancia, hoy llega en segundos por correo electrónico. Aquel amor que esperábamos conocer en el baile de graduación, hoy se puede encontrar en la red. Basta con inscribirse a alguna página de contactos o utilizar algún chat para que aparezcan  muchas personas, demasiadas diría yo, que podrían ser potenciales parejas.

Mientras tanto, en el mundo real, se observa un descenso del contacto interpersonal. Ya no se mantienen charlas con la gente que nos acompaña a diario en el autobús, ni con los vecinos con los que se comparten espacios comunes como la piscina y el gimnasio y; sin embargo, la gente se engancha más a los realities o a lo que dicen los extraños por Twitter. A esos presuntos avances algunos los llaman retroceso. Vivimos tiempos contradictorios. El consumo de bebidas en envase de plástico coincide con el auge de la ecología. La gente más estresada suele ser la misma que practica yoga y a los solteros eternos, una vez terminados los romances esporádicos, les suele sobrevenir un vacío existencial.

Aunque las redes sociales se crearon con el Objetivo de darse a conocer en un mundo cada vez más tecnológico, en mi opinión, llevan implícito otro propósito que es encontrar el amor. Estamos conectados todo el tiempo con un montón de individuos que, probablemente, no conozcamos nunca en persona, pero que ofrecen la ilusión de descubrir un amor que hemos imaginado una y mil veces. El enamoramiento en estos casos, sobra decirlo, goza de un influjo estético y más o menos ficticio. Nos convertimos un poco en quienes quisiéramos ser, confiriendo una imagen parcial de nosotros mismos que muchas  veces no se corresponde con la imagen que pueden tener los demás. Utilizamos las mismas herramientas de seducción – las palabras –  pero lo que ha cambiado son los canales, que aunque nos amplían los campos de búsqueda no dejan de acarrear riesgos y desilusiones.

Un usuario de Internet pasa más tiempo socializando en redes que cara a cara. Según el profesor de Comunicación y gran estudioso de Internet Rubén Vázquez

“El amor y las redes sociales no se llevan. Existen infinidad de estudios que demuestran que las redes sociales tienen una influencia negativa en las relaciones de pareja al provocar celos, inseguridad, acoso y sobretodo, muchas confusiones”.

Actualmente han surgido otras aplicaciones a través del teléfono, donde podemos seleccionar de nuestra red de contactos con quien nos gustaría mantener una relación o intentar un acercamiento con alguien  que nos ha impactado por la calle.  Ahora bien, son una espada de doble filo para una relación amorosa. Por una parte, al evitar el contacto cara a cara, puede ayudar a eliminar ciertas conductas como la timidez o el miedo al rechazo y facilitar el que personas desconocidas se conozcan. Sin embargo, un estudio publicado por el Journal of Compute Mediated Communication explica que el uso de las redes sociales, sean del tipo que sean, tiene una incidencia negativa en las relaciones amorosas.

Como contrapartida; desde hace unos años en Estados Unidos y más recientemente en Europa, han surgido empresas  de Matchmaking dedicadas a la búsqueda de pareja estable de forma más personalizada, como Alcanda Matchmaking, la primera en España de esta categoría. La base del concepto del Matchmaking es la búsqueda de pareja por afinidad psicológica, emocional, cultural o incluso de status social,  donde ofrecen mayores garantías a la hora de encontrar el amor que nos complementará. El éxito de estas empresas radica en su trato personal, privado y confidencial huyendo de los métodos de Internet. Buscan otros mecanismos como, intereses mutuos que forman parte de un proyecto de vida llegando a la etapa de calma, paz y seguridad que proporciona un amor maduro ya que las relaciones que nacen sólo por la atracción y la alucinación ciega del enamoramiento, y no sobre cimientos en las semejanzas, probablemente se trasformarán tarde o temprano en relaciones adictivas, poco gratificantes e incluso insanas.

De cualquier modo, por amor cualquier Rey perdería su trono, cualquier Caballero blandiría su espada y cualquier Dama no querría luchar sola en una Cruzada, en esto, los tiempos no han cambiado. Tanto hombres como mujeres, más allá de las aventuras y los romances por la que todos inevitablemente pasamos, tienen como aspiración terminar sus días con alguien especial. Con ese alma gemela que proporciona en nuestras vidas equilibrio porque al final, como bien dijo Blaise Pascal

“El corazón tiene razones, que la razón no entiende”.

 

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Compartir:
Leer más →

David Bowie e Imán: un amor reservado

David Bowie e Imán para Alcanda Matchmaking Blog

David Bowie siempre ejerció de excesivo y andrógino e incluso llegó a declararse gay, aunque más tarde se retractó. Sólo estuvo casado dos veces y su primer matrimonio con Ángela Barnett estuvo lleno de infidelidades consentidas por ambas partes. Incluso se llegó a decir que Bowie mantuvo relaciones con Elizabeth Taylor y Susan Sarandon. Cuanto más escandalosas fueran sus declaraciones, más discos vendía, sin embargo, “David Bowie era una persona y David Jones era otra” según unas declaraciones que realizó más tarde Imán a su amiga Naomi Campbell.

David Robert Jones nació en un barrio de Londres, Brixton, en 1947. Desde pequeño ya se mostraba como un niño rebelde e inquieto y con una enorme capacidad para tocar instrumentos y una gran imaginación artística. De joven recibió clases de arte, diseño y música y pronto se introdujo en el jazz moderno para después ir fusionando otros estilos impulsándolo así hacia una fulminante carrera artística que le daría fama mundial.

Iman Mohamed Abdulmajid, más conocida por Iman, es de origen somalí. Nació en Mogadiscio en 1955 hija de un exembajador somalí en Arabia Saudita. Ejercició como modelo en las décadas de los 80 y 90. Llamó la atención por ser una de las primeras supermodelos africanas.

La historia de amor entre David, súper estrella de rock,  e Imán, leyenda viviente del mundo de la moda, comenzó  en una velada en 1990 que organizó,  en su propia  casa, un amigo en común. Bowie afirmó: «Estaba pensando en el nombre de nuestros futuros hijos la misma noche en que nos conocimos […] fue absolutamente inmediato». Sin embargo Imán era reacia a salir con una estrella del rock, para ella no era nada sensato aunque en la época era casi el estereotipo de pareja. David estuvo cortejándola durante dos años con viajes románticos, bonitos regalos y un comportamiento que nada tenía que ver con su vida pública anterior. Ella cambió de opinión.. A ella le gustaba su ironía y su creatividad mental.

La belleza somalí y el músico se casaron en 1992, en Toscana, él con frac y ella con un elegante vestido sin espalda.

La pareja estableció su vida glamurosa y de alto nivel social  en Nueva York pero,  en la más absoluta privacidad alejados de los medios y de cualquier escándalo. Él dedicado a la música y ella a su negocio de belleza. Las apariciones públicas en pareja eran para fines benéficos, entrega de premios y poco más.

Fotos David Bowie e Imán para Alcanda Matchmaking BlogCon ocasión del nacimiento de su hija  Alexandria Zahra Jones en el 2000, Bowie hizo unas declaraciones a la revista Hello sobre el secreto de su felicidad en su matrimonio alegando que cuando conoció a Imán, era lo que había deseado toda su vida y que lo deseaba con tanta fuerza que no permitiría que se le escapara jamás. Por otro lado, Imán lo achacaba al respeto mutuo y que David supo separar la familia del negocio. Pocos matrimonios de famosos han sabido llevar la relación tan duradera, leal y de felicidad como ellos.

Su privacidad era tal que pocos sabían de la enfermedad de David y muchos no se enteraron que fue debido al cáncer de hígado  hasta después de su muerte. Dos días antes de esta, Imán ayudó a celebrar su cumpleaños número 69 y al  lanzamiento de su nuevo álbum, Blackstar, mediante varias publicaciones y republicaciones de fotografías de su esposo.

El 10 de enero de 2016 se apagó una estrella. Imán actualmente vive con su hija, Lexi, de 15 años entre Manhattan y Londres.

¡Feliz Domingo de Abril, aunque no estemos en Sevilla!

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Navidad en pareja, o no…

Navidad en pareja para Alcanda Matchmaking Blog

Natalia y Álvaro se conocieron a principios de verano y desde entonces son casi inseparables. Excepto por los compromisos profesionales de él y algún asunto familiar de ella, a pesar de no vivir juntos, se ven casi a diario. Ahora se acercan las Navidades y se plantean qué van a hacer….

Cuando una pareja decide celebrar las fiestas navideñas juntos, es una forma de reafirmarse. Se abre una puerta más a la intimidad ya que son fechas entrañables donde afloran recuerdos que quizás en otras épocas del año olvidamos. Nos volvemos más nostálgicos y mostramos actitudes que en otras ocasiones tenemos solapadas.

Si ambos optan por pasar las vacaciones en familia, lo ideal es tener una actitud positiva y tener muy presente que Navidad es una vez al año, basta con poner un poco de cada parte para que todo salga bien.

Lo principal es prepararse psicológicamente y anticiparse a cualquier cosa que pudiera pasar. Es sabido que en toda familia siempre hay un miembro que le gusta llevar la voz cantante o sobresalir en algún aspecto. Lo mejor es no dar cuenta y nunca discutir por algo o con alguien que, posiblemente, no se volverá a coincidir hasta el próximo año. Para ello, lo mejor es evitar temas de política, religión, economía o recuerdos de la infancia que traen algún lastre emocional. Hablar de temas intrascendentes como música, lectura o arte son temas debatibles pero sin grandes consecuencias.

Si nuestro objetivo es que nuestra pareja simpatice algo más con la familia, una buena excusa es ayudar a la anfitriona a adornar la mesa y a organizar todos los detalles, ya seas hombre o mujer.

Para una sobremesa o un final de velada, proponer algún juego en el que todos puedan participar es algo realmente positivo a la hora de estrechar lazos y así se evita formar corrillos donde el invitado no sabe muy bien dónde ubicarse.

Pero lo más importante antes de compartir la Navidad juntos, es que no hay que precipitarse, la pareja tiene que ser lo suficientemente sólida. No sería el momento ideal para conocer por primera vez a los suegros ya que se corre el riesgo de sufrir “fisuras” en la relación. Pero una vez se calcule el riesgo, es un momento ideal para que la pareja se afirme y empiece a construir recuerdos en común, que es la base de una relación.

Por otra parte, Sofía puso fin a una relación de dos años hace dos meses. Se siente como René Zellweger en “El diario de Bridget Jones”y ahora se plantea qué hacer en estas fechas…..

Bien por tradición o por convencionalismos, en Navidad hay que tener planes fantásticos y si no es así, nos sentimos fracasados, tristes o seres de otro planeta. ¿Quién ha dicho que un single no pueda tener planes navideños?. La familia sigue siendo una opción, pero si se quiere evitar preguntas incómodas y gestos de compasión, proponemos varias alternativas:

  1. Aprovechar las vacaciones para perderse y salir de viaje. Conocer una nueva ciudad. Ir a ese lugar que siempre se tiene en mente u hospedarse en un hotel con encanto, es una maravillosa forma de alejarse del ambiente festivo.
  2. Si el presupuesto es más ajustado, es una buena ocasión para ver musicales u obras de teatro que ofrece la ciudad. Los espectáculos en esta época son variopintos y con unos horarios bastantes flexibles.
  3. Si de lo que se huye es de la soledad; ofrecer el tiempo libre a alguna obra benéfica: servir comidas en un comedor social, hacer compañía a niños en los hospitales, cuidar a alguna mascota cuyos dueños se hayan ido de viaje…es mejor que estar lamentándose o renegar de estas fechas.
  4. Organizar y ofrecer una pequeña reunión a personas (amigos, vecinos simpáticos, compañeros divertidos…)que estén en la misma situación. Si cada uno aporta algo, comida y/o bebida y se piensa en juegos, seguro que la diversión está asegurada.
  5. Llevarse a casa la comida favorita, ponerse cómodo, apagar teléfonos y preparase para un maratón de series o películas que acumulan polvo durante el año y aprovechar para descansar y desconectar de todo…Es una buena preferencia.
  6. Y, nunca rechazar una invitación a una fiesta. Las nuevas oportunidades es un buen modo de comenzar el año.

 

Sea como fuere, las Navidades no deben suponer ningún impedimento para que una relación siga funcionando y mucho menos deben ser causa de entristecimiento pues todo depende de la actitud con que afrontemos la festividad ya que el sentido auténtico de la Navidad es tener una celebración espiritual que invite a la renovación interna.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre: una relación fuera de lo común

Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre para Alcanda Matchmaking Blog

A Simone y Jean-Paul les unía su común interés por la filosofía, los problemas sociales y la libertad: Se admiraban recíprocamente, ambos fueron los dos estudiantes más brillantes de su promoción universitaria. A ella le fascinaba la originalidad del pensamiento de él y lo aceptaba como era. Sartre la admiraba por el talento, por su belleza y capacidad de trabajo, por su laboriosidad se refería a ella como “el castor”.

Simone de Beauvoir nació en París un 9 de enero de 1908 en el seno de una familia acomodada. Tras la Primera Guerra Mundial, la economía familiar se vio afectada repercutiendo en las relaciones entre sus padres que se fueron deteriorando poco a poco, marcando así las ideas políticas feministas de Simone.

Fue una magnífica estudiante y con tan sólo 15 años de edad tenía claro que quería dedicar su vida a escribir. Fue escritora, profesora y filósofa. Escribió novelas, ensayos, biografías y monográficos sobre temas políticos, sociales y filosóficos. Su pensamiento se enmarca dentro del existencialismo y algunas obras, como El segundo sexo, se consideran elementos fundacionales del feminismo. Obtuvo los premios Goncourt y el Premio Austríaco de Literatura Europea.

Jean-Paul Charles Aymard Sartre nació en París un 21 de junio de 1905 y conocido comúnmente como Jean-Paul Sartre. Fue huérfano de padre, criado por su madre y abuelo quien le introdujo en el mundo de las matemáticas y literatura clásica. Estudió en París en la “elitista” École Normale Supérieure, graduándose en 1929 con un Doctorado en Filosofía. Fue durante sus estudios cuando conoció a Simone de Beauvoir y a Raymond Aron. Sartre y de Beauvoir se volvieron compañeros inseparables durante el resto de sus vidas.

Sartre fue un filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés, exponente del existencialismo y del marxismo humanista. Fue el décimo escritor francés seleccionado como Premio Nobel de Literatura, en 1964, pero lo rechazó explicando en una carta a la Academia Sueca que él tenía por regla declinar todo reconocimiento o distinción y que los lazos entre el hombre y la cultura debían desarrollarse directamente, sin pasar por las instituciones.

Ambos decidieron unir sus vidas, pero en un amor libre porque ni Simone ni Sartre aceptaban el matrimonio. “Sartre —asegura Simone— no tenía la vocación de la monogamia; le gustaba estar en compañía de las mujeres, a las que encontraba menos cómicas que los hombres; no comprendía, a los veintitrés años, el renunciar para siempre a su seductora diversidad.” De todos modos ella lo amaba y lo aceptaba como era. El propuso la fórmula de su relación: “Entre nosotros se trata de un amor necesario, pero conviene que también conozcamos amores contingentes.” Ambos cumplieron este pacto filosófico: él tuvo muchos amores contingentes y ella, no tantos. Sartre declaró que su relación con Simone era la “única necesaria”, mientras que todas las demás relaciones eran “contingentes”, Por su parte, Simone de Beauvoir escribió que “todo el tiempo que pasaba separada de Sartre le parecía tiempo perdido”.

Incluso llegaron a firmar un contrato por dos años, en el que acuerdan que vivirían juntos durante ese período lo más íntimamente que ambos pudieran soportar. Después se separarían para reemprender, durante un tiempo “más o menos” largo, una vida “más o menos” en común. Además se comprometían a contarse absolutamente todo.

Beauvoir, incluyó en sus relaciones amorosas a algunas de sus alumnas, como Bianca Bienenfeld, a quien conoció cuando ésta tenía 16 años y que también estuvo con Sartre, a Nathalie Sorokin, hija de una señora divorciada que armó un escándalo con la policía, y a Silvie Le Bon, a la que declaró su heredera. Y llama la atención la larga relación de Sartre con las dos hermanas Kosakiewicz, de origen ruso, primero con Olga y luego con Wanda. Se cuenta que siempre las mantuvo, lo cierto es que Sartre les conseguía papeles en sus obras de teatro.

Durante toda su existencia, Sartre mantuvo romances con mujeres cada vez más jóvenes. Beauvoir lo admitía como una incapacidad para aceptar la edad adulta. Mientras, ella mantenía esporádicas relaciones con otros hombres y otras mujeres, algunas de las cuales eran a la vez amantes de Sartre.

En 1980 Sartre muere a causa de un edema pulmonar. “Su muerte nos separa. Mi muerte nos volverá a reunir. Mejor así: ya es hermoso que nuestras vidas hayan encajado durante tanto tiempo”, dijo Simone. Al poco tiempo, Beauvoir enfermó seriamente de neumonía y murió en 1986 a los 78 años de edad. Ambos están enterrados en una tumba común en el cementerio de Montparnasse.

En la década de los cincuenta, la pareja adoptó la costumbre de pasar los meses de septiembre y octubre en Roma.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →