abril 2017

Pareja Alfa… exigentes y sofisticados

Pareja Alfa para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Desde el punto de vista de la etología humana, cuyo objetivo es el estudio del comportamiento animal en su interacción con el medio, y considerando al ser humano como un ser animal, Alfa es el individuo en la comunidad con mayor rango, a quien los otros siguen. Sin embargo, en nuestra sociedad, macho Alfa se refiere generalmente a un hombre poderoso o en una alta posición social, similar a la masculinidad hegemónica. Pero no hay que olvidar que tanto el macho como la hembra pueden ser Alfas y cuando un macho y una hembra cumplen este rol se habla de pareja Alfa.

De cuerdo a nuestra experiencia en Alcanda Matchmaking, esto es lo que sucede hoy día con las relaciones de pareja entre hombre y mujer las cuales dejan atrás la idea del macho proveedor y mujer sumisa pues, si bien hace poco más de medio siglo, la imagen colectiva de los hombres era bastante clara: hombre conquistador, trabajador, padre recio y disciplinado pero poco involucrado en la familia, hoy en día las mujeres, en su lucha por la igualdad, están cambiando la manera de relacionarse y esto también afecta al tipo de hombres que quieren a su lado, convirtiéndose en mujeres exigentes y sofisticadas, abandonando al idealizado “Príncipe azul”, en definitiva se convierten en una Mujer Alfa.

La Mujer Alfa es exitosa y dominante, con un estilo de vida superior a la media. Es contemporánea, con éxito profesional y personal. Por lo general, la Mujer Alfa es atractiva, cuida mucho su imagen, es un tanto vanidosa, y a menudo interpreta un rol masculino pero sin perder su feminidad.

Casi el 100% de las clientas de Alcanda Matchmaking son mujeres Alfa, pueden ser solteras, viudas o divorciadas, pueden tener hijos o no, generalmente han sufrido uno, o varios, fracasos emocionales pero todas han sabido retomar sus vida de mujer “single” de éxito sin sentirse menos mujer por no tener pareja durante un corto o largo periodo. Afortunadamente el clásico “te vas a quedar para vestir Santos” es algo tan surrealista  para este tipo de mujeres que algunas ni siquiera conocen su significado.

Además, cabe resaltar que, de cuerdo a las peticiones de nuestros clientes masculinos, ninguno quiere una mujer como las de antaño; ama de casa dedicada exclusivamente a la familia. Nuestros clientes prefieren que su compañera aporte en lo económico, e incluso no les importa que ella tengan mayor poder adquisitivo que él, pues esto les permite alcanzar metas que de otro modo  serían muy difíciles de conseguir en la coyuntura actual.

Por otro lado, ya no existe edad propicia para establecer una relación estable y, tanto para ellas como para ellos, el tiempo es una baza más a la hora de encontrar pareja estable pues ayuda a conocerse mejor a uno mismo. Muchos singles observan y analizan los errores que han podido cometer en el pasado para no caer en los mismos y prefieren vivir una soltería más prolongada antes de establecerse con alguien.

Las metas personales y profesionales cada día tienen más importancia por lo que los hombres y mujeres Alfas aparcan establecerse en una relación seria hasta verlas cumplidas o bien, desean que la pareja se involucre en su vida personal ayudándole y apoyándole en sus proyectos para convirtiéndoles en proyectos comunes.

A los singles de hoy día les gusta que se respete su espacio personal ya que consideran que este es absolutamente necesario para una relación próspera. Tienden a tener más libertades que no están dispuestos a perder y buscan cómo encontrar ese equilibrio que les permita mantener una vida plena en pareja pero también con sus espacios vitales.

Es cierto que en nuestra propia experiencia, no hace mucho tiempo, y seguramente para muchos también en la actualidad, una mujer Alfa, con carácter, madura, inteligente e independiente era todo un desafío que muy pocos hombres están dispuestos a afrontar, pero también en nuestra experiencia, los machos Alfas, al contrario de amedrentarse, buscan este tipo de fémina, a la cual y de la cual enamorarse y ser correspondido, ya que ser fuerte atrae a los hombres fuertes y nunca a los débiles.

Pero es cierto que también existe un grupo de hombres que buscan en una mujer todo lo contrario a lo que son, es decir, todo aquello que ellos desean pero que no pueden ser. De este modo, los solteros exigentes puede complementarse muy bien con mujeres opuestas, por ejemplo, si ella es organizada y él, olvidadizo; si ella es estructurada, y él adora improvisar, etc. para encontrar el equilibrio que les hará perdurar en pareja.

Por tanto, en gran mayoría, los clientes de Alcanda Matchmaking son “singles” maduros, exigentes, sofisticados y seguros de sí mismos; personas exitosas que prefieren tener a su lado una persona fuerte, que les aporte y no se sienta apocado por su situación profesional o posición social. En definitiva, aún sin ellos saberlos, nos piden a gritos una persona Alfa que les complemente, les apoye, sin olvidarse, llegado el momento, de dejar a un lado todos estos fantásticos atributos para simplemente amarse como si no hubiera un mañana. ¡Feliz verano!

———————–

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Compartir:
Leer más →

Cupido también usa calculadora…

Dollar + red heart image para Alcanda Matchmaking Blog

Análisis económico sobre cómo reducir el coste de búsqueda de pareja en el mercado del amor, un mercado imperfecto.

La economía es una ciencia social que cada día se adentra más en campos y dimensiones de la actividad humana. En este sentido, el tema del amor y la búsqueda de pareja no escapan a los tentáculos de la racionalidad económica y de las leyes de la oferta y la demanda.

Muchos economistas han escrito acerca de los beneficios económicos del matrimonio y la pareja estable desde un punto de vista eminentemente económico como el Premio Nobel de Economía Gary Becker. En este artículo sin embargo, hago referencia a la racionalidad económica del amor, y a cómo la búsqueda de pareja puede entenderse, desde un punto de vista económico, como la toma de decisiones que puede resultar muy costosa en un mercado de alta incertidumbre.

Tanto hombres como mujeres buscan su “primer mejor” (first best) candidato poniéndose ellos mismos un alto precio de oferta, ya sea expresado en términos monetarios (citas, regalos, nivel de vida) como no monetarios (el sólo hecho de estar en el momento y lugar adecuado);  y por el lado de la demanda la cosa tampoco está muy clara: si bien hay factores observables como el atractivo físico o el éxito profesional, existen muchos factores no observables que son fundamentales en el éxito de una buena relación de pareja: intereses comunes, desempeño sexual, hábitos, objetivos de vida, etc. En otras palabras, la incertidumbre se refleja en la limitadísima información de la que disponemos acerca de ese posible candidato o candidata ideal. Más allá de su atractivo físico, en una primera cita ¿qué sabemos realmente de él o de ella? Es decir, la complejidad de este mercado es evidente: altas asimetrías de información, tanto por el lado de la oferta como por el de la demanda,  lo cual hace que la “posibilidad de éxito” se acote de manera considerable.

Dadas las características anteriores, podemos describir a la búsqueda del amor como una situación de mercado imperfecto: la simple disposición a dar y recibir amor no son suficientes para lograr un encuentro óptimo y, menos aún, un equilibrio estable de larga duración (matrimonio, o convivencia en pareja, feliz). La disyuntiva es evidente y por tanto, tenemos dos opciones: (1) o bajamos nuestro precio de oferta  y nos conformamos con menos, nuestro “segundo mejor” (second best); (2) o asumimos el alto coste de equivocarnos en la búsqueda de la pareja ideal (partiendo por el coste alternativo o de oportunidad, es decir, el tiempo perdido).

Pero existe una tercera opción: (3) que facilitemos que aquellos factores no monetarios (y no observables) en la fijación de nuestro precio de oferta se reduzcan considerablemente, sin reducir en demasía nuestro primer precio, y a la vez, que logremos obtener información adicional acerca de los factores no observables de la demanda, lo que resultaría en una mejor búsqueda  a un menor coste.

Desde este punto de vista, la entrada en escena de un “tercero” que ejerza de  “facilitador” del mercado, dando información, sincerando costes y afinando precios, surge como un mecanismo no tradicional que permitiría alcanzar equilibrios óptimos y vaciar mercados, es decir, más y mejores parejas. Y es que Cupido también usa la calculadora.

Una primera cita romántica obtenida a partir de un cruce en un típico sitio web de citas, que incluya cena, copas, costes por desplazamientos, etc. cuesta en promedio 150 euros,  independiente de quien pague. Considerando que se busca activamente pareja en estos medios, digamos una cita a la semana, nos llevaría a un coste promedio mensual de 600 euros, 3.600 euros en 6 meses de búsqueda activa, considerando solamente los costes monetarios. Pero como mencionamos previamente, en este mercado el coste más importante no es el monetario, sino el coste de oportunidad, el coste de perder la posibilidad de no encontrar a la persona deseada, que en ciertos momentos de nuestra vida puede convertirse en un bien “insustituible”, o con muy pocos sustitutos.

Esa tercera opción o “facilitador”, cuyo rol es corregir el mercado imperfecto del amor, es el matchmaker, como se conoce en  países de Norteamérica y norte del Europa,  figura profesional en la que se  deposita la confianza para la búsqueda del “primer mejor”.

Alcanda Matchmaking surge en España como esa tercera opción,  con una metodología propia similar a la de los Head-hunters (selección de ejecutivos) con el fin de lograr el máximo de emparejamientos “felices” posibles al menor coste.

Autor invitado: Cristian Gutiérrez Rojas, economista.

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Compartir:
Leer más →