febrero 2017

Me gusta cuando callas…

image

 

 

 

 

 

 

 

POEMA XV – PABLO NERUDA 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

 

Autor: Pablo Neruda,  poeta chileno galardonado con el Premio Nacional de Literatura y el Premio Nobel de Literatura. También se desempeñó como diplomático y fue miembro activo del partido comunista, compromiso político que muchas veces se ve plasmado en sus obras. Ampliamente conocido por sus obras “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” y sus “Cien sonetos de amor”, también es el autor de poemas tales como “Ahora es Cuba” “Alturas de Machu Pichu”, “Los enemigos” y “Si tu me olvidad” entre tantas otras.

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

Compartir:
Leer más →

María Callas + Aristóteles Onassis

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking1

Moderna tragedia griega

Todos sabemos que a las mujeres les gustan los hombres altos y guapos, y a los hombres las mujeres jóvenes y atractivas, pero Onassis era chiquito y más bien tirando a feo (siendo benévola)… eso sí, obscenamente rico y la Callas una mujer con grandes complejos pero tenía un gran talento, considerada una diva en el mundo de la ópera. Los dos protagonizaron una historia apasionada de amor y desamor, de infidelidades y reencuentros, que duró hasta el final de sus días. Eran dos fuerzas de la naturaleza compartiendo un amor que fascinó y escandalizó a medio mundo como una tragedia griega moderna.

Aristóteles Onassis nacido en 1904 en Smirna. Emergió  de la miseria absoluta aunque su padre, Sócrates, le dio una sólida educación y, a sus 16 años hablaba cuatro idiomas. Se convirtió en el magnate griego más famoso, rico y poderoso de la industria naviera del siglo XX.  María Cecilia Anna Kalogeropoulos, verdadero nombre de la Callas, nacida en Nueva York en  1923, era una diva famosa, capaz de cantar en italiano, alemán o francés.

La soprano pasó su vida tratando de cubrir la falta de amor en su familia, relacionándose con hombres que no la harían feliz, incluido homosexuales. Pero fue su único verdadero amor, el de Aristóteles Onassis, por el que dejó todo llegándose a olvidar casi de ella misma. El naviero conoció a un sinfín de mujeres: Verónica Lake, Gloria Swanson, Margot Fonteyn y Greta Garbo fueron algunas de las que se rindieron a sus encantos pero solo tres llegaron a impactarle: Tina Livanos su primera mujer; María Callas la diva de la ópera y Jackie Kennedy la viuda de América.

El 3 de septiembre de 1957 durante un baile de máscaras que ofreció Elsa Maxwell celebrado en el hotel Danieli de Venecia,  María conoció al amor que la hizo más feliz y más desdichada, el del millonario griego Aristóteles Onassis. El encuentro coincidió con el hastío con el que María vivía ya su matrimonio. Tenía  33 años  y el griego le llevaba 25. Él era culto, políglota, chistoso, afable, entretenido y espléndido y conquistó a María a base de rosas, tarjetas y una invitación para pasar tres semanas en su espectacular Yate “Christina”.

En el verano de 1959, durante un crucero por el Mediterráneo surgió el amor entre ellos. Los dos estaban casados cuando iniciaron su romance. María había contraído matrimonio con Giovanni Battista Meneghini, un industrial aficionado a la ópera y 30 años mayor que ella. Y él, con Athina, Tina, hija menor de Stavros Livanos. Los matrimonios Onassis-Livanos y Meneghini-Callas quedaron apocados en el crucero. El amor prohibido de ese verano, hizo que estallara la pasión ante el asombro de los demás invitados; Sir Winston Churchill y su esposa, lady Clementina, acompañados de su hija, Diana Sandys, y de su nieta, Celia, de 16 años; también estaban Anthony Montague Browne, secretario personal de Churchill, y su esposa Nonie; y, en una de las escalas, se embarcaron Artemis, hermana de Onassis, y su marido, Theodore Garofalides. Un amor imposible que los dos hicieron realidad.

Callas se entregó en cuerpo y alma al naviero. Se sintió por primera vez amada como persona y no por su talento. La relación de amor no duró mucho. María no tardó en ser otro juguete en manos de Onassis, que la vistió, reeducó e incluso peinó a su gusto. Para Onassis, María era sólo una posesión más y nunca pensó en casarse con ella, a pesar de las insistentes y desesperadas peticiones de la diva, que sentía un amor incontenible por él. Para ella, el amor de  Aristóteles era el bálsamo y la herida. La soprano quedó embarazada al principio de su relación con el armador, pero el niño nació vivo y murió antes de ser notificado su nacimiento. La muerte del bebé atormentó a Maria Callas hasta el final de sus días.

Callas y Onassis para Alcanda Matchamaking Blog2

Con todo, juntó fuerzas para volver a cantar. Callas recuperó fuerzas para una nueva gira triunfante a finales de los 60, a pesar de que su voz se había deteriorado. En 1962 las infidelidades de ambos eran constantes. María comenzó a tomar tranquilizantes sin los que le era ya imposible cantar, tenía los nervios a flor de piel. Mantener la llama del amor, se convirtió para la diva en una preocupación incesante. El amor de Aristóteles y María se acabó de agrietar con la aparición de Jackie Kennedy y ya no era posible mantener su amor prolongado.

A Jacqueline Bouvier, viuda de Kennedy  le fascinaba el dinero y  a Aristóteles Sócrates Onassis lo encandilaban los apellidos pero la relación con Jackie era un infierno, según Onassis, era una mujer “caprichosa, ambiciosa e interesada”, con aires sofisticados y no hubo realmente amor entre ellos. Él aún vivía enamorado de la Callas, a quien solía visitar en París para un “divertimento”. Para ellos se había forjado un amor incondicional.

En “Fuego griego” del escritor norteamericano Nicholas Gage aporta numerosos testimonios y algunos documentos inéditos del  turbulento amor. Fue uno amor tormentoso que Onassis intentó recomponer al final de su vida, cuando se dio cuenta de que su matrimonio con Jackie era un fracaso. Pero no tuvo tiempo, la muerte le atrapó antes.

El 15 de marzo de 1975 el armador murió aferrado al regalo que una vez le dio María Callas, su gran amor, en su cumpleaños: una manta de viaje roja. Tras la muerte de Aristóteles, María se dejó morir de tristeza dos años más tarde.

El largo romance supuso para ambos la inversión emocional más profunda y duradera de sus vidas.

“Su amor nació de dos amores y murió en uno,” (Antonio Porchia)

——————-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? ¡En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a nuestros exclusivos clientes  y síguenos en nuestras redes sociales en LinkedIn, Facebook o Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relaciones de pareja así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

 

 

Compartir:
Leer más →