junio 2016

El juego de la Fidelidad

La teoria sobre la infidelidad para Alcanda Matchmacking Blog

 

 

 

 

 

Cada día me sorprende más ser testigo de las muchas infidelidades que nos rodean, lo que imagino es una muestra de lo que está sucediendo en la sociedad actual española.

Según los expertos, existen diferentes tipos de infidelidad y los sexólogos clasifican sus causas en estas cinco categorías:

1. Falta de autoestima

2. Insatisfacción sexual

3. Desgaste en la relación

4. Ánimo de “atentar” deliberadamente contra la pareja

5. Hedonismo

Otra de las cuestiones más tratadas en los divanes de los psicólogos, e incluso hospitales, es determinar si una persona infiel puede dejar de serlo. Y aquí, según el psicólogo clínico y sexólogo Esteban Cañamares, dice que, generalmente, una persona educada en el derecho a disfrutar, hedonista y egocéntrica, será infiel durante toda su vida y con todas sus parejas porque no va a cambiar, algo que yo comparto totalmente.

Por otro lado, siempre se ha dicho que eran los hombres los que tendían a ser más infieles que las mujeres porque ellos lo hacían por pura satisfacción sexual, lo cual no les afectaba a la relación que tenían con su esposa/pareja, mientras que ellas lo hacían “por amor”.

Y hablo en tiempo pasado porque esto está cambiando radicalmente pues en varias Webs de contactos para “infieles” el porcentaje de mujeres supera al de hombres, e incluso en mi entorno conozco muchos casos en los que son ellas las infieles, aunque ¡claro! tampoco conozco lo que hacen sus parejas.

Y yo me pregunto, ¿a qué se debe este cambio? Imagino que el principal motivo es la liberalización de la mujer; a que ellas, en muchos casos, son las que ahora llevan los pantalones, dentro y fuera de casa, pero sobretodo porque han aprendido a desinhibirse y a disfrutar del “sexo por sexo” lejos de lo que por entonces enseñaban a las niñas en los colegios de orden religioso.

Ni que decir tiene que cada cual es libre de hacer lo que considere mejor para ser feliz, pero yo sigo siendo de la firme opinión de que cuando uno está en una relación de pareja estable, la monogamia es una premisa que, cuando no existe, la pareja, tarde o temprano, se va al traste.

Obvio que el ser humano no es monógamo por naturaleza, sólo algunos animales (curiosamente los más inteligentes) lo son, pero cuando uno toma la decisión de compartir su vida con alguien, tácitamente se adquieren compromisos y el más importante es el de la monogamia porque en realidad aquí no se trata de sexo, aquí hablamos de respeto, compromiso, entrega, etc. Y sí, mantenernos fieles no es fácil y requiere mucho esfuerzo pero, como todo en esta vida, las cosas más difíciles de conseguir son las que mayor satisfacción y orgullo nos proporcionan.

Sin embargo, lo cierto es que hoy en día, con tanta “oferta” a la vista y tan accesible, tanto en la vida real como en la virtual con Apps (Aplicaciones móviles) y páginas de contacto disponibles, es muy fácil practicar sexo casual con quasi-desconocidos. Es más, incluso hasta se está poniendo de moda la práctica del “poliamor” respecto al cual algunos (y algunas) abogan que les hace más felices dentro de la pareja…

Sin ir más lejos, hace unos días leí en El Confidencial que “tener sexo con otras personas mantiene muy vivos los matrimonios y que el “poliamor” le daba felicidad y energía” (Gracie X). Y esto lo dice una americana que para poder experimentar dicho “poliamor” se trasladó a París pues en su país de origen, aunque sea la primera potencial mundial, no es el más liberal en cuestiones de vida sexual y amorosa.

Hay muchas opciones y maneras de vivir las relaciones de pareja pero si lo vemos desde un puto de vista pragmático y estratégico, según Hanna Fry en su libro “Las matemáticas del amor”, si en una relación de pareja el objetivo es alcanzar la mayor “recompensa” a través de esa relación, dicha recompensa viene dada por sus respectivas “estrategias” las cuales pueden representarse en una tabla que en matemáticas se conoce como “matriz de recompensa”:

matriz de recompensa

Según esta tabla, el mejor resultado para María y Javier como pareja se obtiene cuando ambos son fieles en su relación. En este escenario (conocido como “Óptimo de Pareto”), las dos partes recibirán algo positivo de su relación. A modo de ilustración, imaginemos que ambos consiguen 10 puntos de recompensa (a tener en cuenta que el objetivo de cada uno es conseguir la mayor puntuación posible a través de su relación).

Sin embargo, en esta demostración, como sucede en la vida misma, uno siempre tiene la tentación de “engañar” a los demás para así poder obtener más placer individualmente es decir, más puntos, lo que en nuestro ejemplo sería, engañar a su pareja para obtener el doble de satisfacción (puntos) que siendo fiel.

Es decir, si Javier es infiel, su puntuación será de 20 puntos y podrá mantenerla durante un tiempo pero, tarde o temprano, María se enterará y la de ella bajará a -10. Esta misma opción de serle infiel a su pareja, Javier, la tiene María invirtiéndose así los resultados, siempre y cuando Javier sí sea fiel a María.

Sin embargo, si ambos decidieran ser infieles, sus puntuaciones bajaría a -5 y, a la larga, su relación se vendría abajo porque el resultado no es satisfactorio para ninguno de los dos.

Obviamente estas cifras son arbitrarias pero, según las matemáticas, el orden en el que se produce la recompensa es importante y demuestra que ser el único miembro de la pareja infiel da lugar a una puntuación más alta, temporalmente, que tener una relación de fidelidad, pero uno sale mal parado si su pareja lo engaña, y ambos salen perdiendo si se engañan mutuamente.

Partiendo de este planteamiento, el juego de la fidelidad se asemeja mucho a uno de los problemas más famosos y estudiados de la teoría de juegos: el juego del prisionero.

Con o sin pruebas matemáticas, personalmente considero que, en una relación de amor verdadero sin intereses de por medio, la fidelidad es una cuestión de educación, compromiso y respeto en la cual las partes se mantienen fieles por amor a la pareja antes que a si mismos porque, tal y como ha demostrado la matriz de recompensa, ¿realmente vale la pena echar a perder una relación de amor y respeto duradera por una satisfacción temporal?

La decisión es vuestra…

Buenas noches de las 2ª ELECCIONES GENERALES en España.

Verónica

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

La ecuación de Drake para encontrar pareja

Soledad para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

 

Hace tiempo leí un artículo en el periódico sobre la Ecuación de Drake aplicada a la búsqueda de pareja y es que, a pesar de los medios de los que disponemos para “conocer gente nueva”, la soledad es algo cada vez más presente en nuestra sociedad y no sabemos qué inventar para encontrar a nuestra “pareja ideal”.

Esta ecuación es una fórmula matemática propuesta por el radioastrónomo y presidente del Instituto SETI, Frank Drake, para estimar la cantidad de civilizaciones en nuestra galaxia que podrían emitir señales de radio. Esa era su función principal, hasta que el economista Peter Backus, algo traumatizado por su propia experiencia personal (no era capaz de “sentar la cabeza” y entablar una relación estable), le dio un nuevo uso mucho más prosaico; elaboró una ecuación semejante que revela las posibilidades de dar con la pareja ideal.

La Ecuación de Drake, concebida en 1961, fue aceptada por la comunidad científica como la primera aproximación teórica a la búsqueda de civilizaciones extraterrestres. Su resultado depende de varios factores, como la formación de estrellas adecuadas en la galaxia, el número de éstas que tienen planetas en su órbita y la fracción de esos planetas donde la vida inteligente puede haber desarrollado una tecnología e intenta comunicarse con otras civilizaciones. Otros científicos y aficionados han intentado elaborar formulas parecidas pero aplicables a problemas muy diferentes.

La más llamativa es la del economista Peter Backus, según explican en el portal de ciencia y tecnología NeoTeo. Su fórmula aplica las matemáticas para estimar cuáles son sus posibilidades de conseguir novia. El resultado forma parte de su estudio «Why I don’t have a girlfriend: An application of the Drake Equation to love in the UK» (¿Por qué no tengo una novia?: Aplicación de la ecuación de Drake al amor en el Reino Unido). Para lo que, en lugar de estrellas y planetas, tienen en cuenta otros parámetros como son la edad de las candidatas o que sean o no atractivas. Él las limitó a atractiva, joven y universitaria. Es decir, aplicando la Ecuación de Backus se tiene en cuenta los siguientes parámetros: la mujer debe ser atractiva, tener entre 24 y 34 años y poseer un título universitario. Además, él calcula que habría una posibilidad entre veinte (1/20) de que ella también lo encuentre atractivo a él; condición sine qua non para que se pudiese formar la pareja – y una de dos (1/2) de que ella sea soltera.

Como resultado obtuvo que, de los 30 millones de mujeres que viven hoy en el Reino Unido, sólo había 26 posibles candidatas según esta fórmula a lo que se lamentó diciendo:

“Una noche cualquiera, en Londres, tengo solo un 0,0000034% de posibilidades de encontrarme con una de estas personas especiales.”

Por lo visto, el economista ya ha resuelto sus problemas amorosos, a pesar de la baja probabilidad de la fórmula y seguramente no fue utilizando la ecuación de Drake pero lo que sí es cierto es que en la sociedad actual en donde el “fast-food emocional” parece ser la tónica habitual, según la experiencia de Alcanda Matchmaking, si realmente quieres encontrar pareja estable tienes que considerar muchas más variables de personalidad que físicas así como objetivos y estilos de vida, lo que hará que las probabilidades de entablar una relación duradera sean mayores. Y esto es justamente lo que hacen los Matchmakers, toman en cuenta aspectos que en la mayoría de los casos ni siquiera los clientes eran conscientes y buscan a las personas que realmente se ajustan a sus necesidades físicas pero sobre todo emocionales.

Feliz agosto,

Verónica

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Que el amor no admite cuerdas reflexiones

Amor siglo XIX para Blog Alcanda Matchmaking

 

 

 

 

 

 

Señora, Amor es violento,

y cuando nos transfigura

nos enciende el pensamiento

la locura.

 

No pidas paz a mis brazos

que a los tuyos tienen presos:

son de guerra mis abrazos

y son de incendio mis besos;

y sería vano intento

el tornar mi mente obscura

si me enciende el pensamiento

la locura.

 

Clara está la mente mía

de llamas de amor, señora,

como la tienda del día

o el palacio de la aurora.

Y el perfume de tu ungüento

te persigue mi ventura,

y me enciende el pensamiento

la locura.

 

Mi gozo tu paladar

rico panal conceptúa,

como en el santo Cantar:

Mel et lac sub lingua tua.

La delicia de tu aliento

en tan fino vaso apura,

y me enciende el pensamiento

la locura.

Autor: Rubén Darío (1867-1916) llamado “El príncipe de las letras castellanas” y “Padre del modernismo.

———-

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos.

Compartir:
Leer más →

Todos los hombres son iguales

todos-los-hombres-son-iguales para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

Ésta es la conclusión a la que llega David de Ugarte en su libro “Microeconomía del Amor” cuando las mujeres intentan “seleccionar” un hombre en función de su objetivo (pareja estable o “divertimento”). El texto es un interesante análisis sobre los dilemas del amor con respecto a la economía, y cómo ésta puede ser aplicable también en el ámbito del amor.

Las mujeres de la actualidad solo tienen dos opciones, “chicos serios” y “Don Juanes” pero, sabiendo que hay dos veces más Don Juanes que chicos serios, ponderan lo que están dispuestas a implicarse en cada caso por la probabilidad de que sea una cosa u otra.

Según él, cuando nos acercamos a los demás, cuando nos presentamos a alguien que nos gusta, seleccionamos rápidamente aquella información que queremos dar de nosotros mismos. Evitamos “meter la pata”, entrar en conversaciones incómodas o tocar temas que probablemente lleven a una discusión agria. A veces, por no decir siempre, ocultamos nuestros propios objetivos de cortejo hasta el punto de no dejar al otro/a ver más que la explicación de un “surgió”.

Ahora imaginemos un grupo de chicas cuyo objetivo sea encontrar una pareja estable con cierto compromiso emocional “chicos serios” aunque por supuesto no menosprecien relaciones fugaces sin mayores complicaciones (compromiso).. relaciones en las que, por supuesto, “darían” menos, emocionalmente hablando.

Por otro lado tenemos a los chicos, ellos se dividen en dos grupos: uno mayoritario (2/3 del total) que no está interesado en relaciones “serias”, y uno minoritario (1/3) que por el contrario busca algo más estable. Está claro que cualquiera (chico o chica) que busca una relación más profunda “pide” más.

Por otro lado, a todos nos gusta recibir más y además es más probable terminar con éxito un cortejo si mostramos un interés amoroso que uno meramente sexual… Por otro lado, el “lado comprador” no tiene por qué saber que mentimos hasta que ya es demasiado tarde… Claro que el “lado comprador” (las chicas en este caso) también sabe que es posible, por no decir muy probable, que intenten darles “gato por liebre”.

Imaginemos que podemos establecer un índice para el grado de compromiso, algo equivalente a un precio, que señale cuanto esperamos recibir y cuanto esperamos dar a una eventual pareja.

En nuestro modelo, la función del cortejo sería precisamente comunicar al otro lado nuestros precios y con ello nuestras intenciones, aunque sobre éstas siempre quepa una duda: podríamos estar mostrándonos como “chicos serios” sólo para obtener más del otro lado en poco tiempo.

Don Juanes Chicos serios
Chicas 2.000 3.000
Chicos 1.000 2.500

Las columnas muestran el grado de implicación al que están dispuestos a llegar unos y otros. Así, un Don Juan estaría dispuesto a tener una relación (de cualquier tipo) recibiendo 1.000 y una chica como máximo se implicaría 2.000 con él. Un chico serio en cambio estaría dispuesto a tener una relación estable si recibe un mínimo de 2.500 mientras que las chicas estarían dispuestas a poner hasta 3.000 para entablar una relación con este tipo de chicos.

Por tanto si una chica recibe requiebros de un chico que le pide entre 1.000 y 2.500 puntos de nuestro índice de implicación emocional, dará por hecho que se trata de un Don Juan pues, con tan pocos requerimientos no puede ser de otra manera.

Sin embargo, por encima de 2.500 tenemos el verdadero problema: el chico en cuestión puede ser un verdadero “chico serio” o un Don Juan que esté tratando de engañarle…

Así que la chica, sabiendo que hay dos veces más Don Juanes que chicos serios, pondera lo que está dispuesta a implicarse en cada caso por la probabilidad de que sea una cosa y otra. De este modo, aplicando una simple fórmula matemática, obtenemos el siguiente valor para los Chicos:

1/3 (3.000) + 2/3 (2.000)= 2.333,333

En una palabra: si se encuentra con un Don Juan disfrazado, este estaría encantado, se saca un extra y una auténtica fan… pero si se trataba de verdad de un “chico serio” a nuestra buena amiga le da miedo y hace una oferta por debajo de lo que el “chico serio” de entrada entiende por atractivo (2.500).

En términos económicos, podríamos decir además que no existe demanda a precios superiores a 2.000 ya que por un lado, ninguna chica está dispuesta a dar más de 2.333,333 y por otro por debajo de 2.500 la única oferta realmente existente es de Don Juanes, que con 2.000 ya se dan por satisfechos.

Resumiendo: los “chicos serios” están fuera del mercado, cuando encuentran una chica interesada de entrada en algo más, aunque declare (y sinceramente) que estaría dispuesta a implicarse hasta 3.000, a la hora de la verdad, se asusta del patinazo que puede suponer que nuestro héroe incomprendido sea al final un timo y ella sólo ofrece 2.333,333 algo de entrada no muy ilusionante para él.

Los Don Juanes por tanto ocupan todo el mercado obteniendo a veces incluso más de lo que esperaban…

Al final, y según esta teoría, “todos los hombres son iguales” simplemente porque el riesgo producido por la asimetría de la información (los chicos saben realmente sus intenciones mientras las chicas no) expulsa a los “chicos serios” que sólo entrarían en el mercado rebajando sus expectativas y esperando ser valorados tras un periodo de “conocerse”…

¿Será por esto que los buenos chicos tienen menos éxito con las mujeres que los “Don Juanes”?

Bueno, a título personal, creo que esto es más bien aplicable a la pubertad porque, llegada una edad, ninguna mujer busca un Don Juan para compartir su vida porque saben que su relación será un sin vivir y por ello, tarde o temprano, siempre buscará un Chico bueno si lo que realmente desea es una relación estable.

¡Feliz y caluroso primer domingo de Junio, con días cada vez más largos!

Verónica

Autor: David Ugarte (Madrid, 1970) es economista y analista de redes sociales.

 Fue uno de los fundadores del grupo Ciberpunk español y ha trabajado como activista en favor de los Derechos Humanos (Kosovo, 1998). Tras una etapa como consultor y profesor de Economía de las Organizaciones en la Universidad Carlos III de Madrid, fue fundador de la Sociedad de las Indias Electrónicas  (www.lasindias.com) donde es analista jefe.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →