enero 2016

La nueva masa sentimental

La nueva masa sentimental para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

“EN EL MUNDO VIRTUAL, EL “ORDEN AMOROSO” SE DEFINE POR LA OFERTA MULTIPLICADA A LA CARTA: VALE TODO MENOS EL RIESGO.”

Leía hace poco una entrevista en la que Álvaro Delgado-Gal comenta cierta idea expuesta en su libro Buscando el cero; a saber: que eso que conocemos como amor romántico, en el que la persona no actúa guiada por la razón, fue durante mucho tiempo una suerte de privilegio social. También en los sentimientos se actúa muchas veces siguiendo las normas de la elección racional, esas que permiten paliar la escasez de recursos y garantizar la subsistencia propia o de las crías. Desde este punto de vista, el amor, en su acepción romántica, sería una especie de enfermedad o un lujo.

Me llamó la atención esta manera ultrarrealista de abordar una irrefutable evidencia histórica: que en Occidente, al menos, el asunto del amor fue durante mucho tiempo cosa de clases bien situadas, cortesanos, estratos privilegiados o cercanos al privilegio. “Una de las consecuencias de la democracia y la extensión del bienestar”, recuerda Delgado-Gal, “que de facto crecen en paralelo, es el hecho de que mucha gente pueda plantearse oportunidades que habrían sido inimaginables para una o dos generaciones anteriores”. Me preguntaba yo qué había pasado últimamente con esa igualdad de oportunidades sentimentales en el mundo democratizado, y lamenté entonces que ese libro del filósofo, dedicado a la “revolución moderna en la literatura y el arte”, no extendiera su análisis a evidencias más recientes, posmodernas, si se quiere. Porque creo que las nuevas lógicas de nuestra era digital significan también el fin de cierta cultura amorosa.

Miremos alrededor. El primer resultado de la proliferación de los sitios de intercambio sentimental es, por supuesto, un incremento de la oferta. Si antes la gente decidía casarse luego de conciliar la pasión con la pereza —o con la duda: ¿encontraré a alguien que reúna mis requerimientos básicos?—, ahora el compromiso se piensa con más calma, sabiendo que siempre podrán encontrarse nuevas opciones en el casi inagotable semillero del mundo virtual.

“LA NUEVA “MASA SENTIMENTAL” HA HECHO DE LA SEDUCCIÓN UNA FORMA DE DESCONOCER . BAJO LA MÁSCARA DE “MÁS OPORTUNIDADES” LA EROTICA DIGITAL SORTEA CULAQUIER CONFESIÓN PASIONAL.”

Materia de reportajes de todo tipo —desde las llamadas revistas del corazón hasta el periodismo más sesudo—, este “nuevo orden amoroso” se define por la oferta multiplicada a la carta: vale todo menos el riesgo; aquel factor sorpresa que antes parecía inseparable de lo romántico se ha convertido en una mercancía devaluada. Se busca una armonía elemental, a-dramática, donde se intercambian estereotipos y el deseo se reconduce hacia una imagen prevista, lugar cercano o smooth connection: la moda TINDER, así bautizada por la aplicación que encarna ese modo de socialidad erótica, es un buen ejemplo de la “positividad” y el corto plazo que el filósofo Byung-Chul Han considera cualidades inherentes a lo digital. Este medio, al que define como “pobre en mirada”, nos aleja cada vez más del otro, mientras el touchscreen, esa obsesiva necesidad de palpar una pantalla, elimina aquella distancia que constituye al otro en su alteridad. “Se puede palpar la imagen”, dice Han, “tocarla directamente, porque ha perdido ya la mirada, la faz”.

Lejos de la minoría bohemia asociada al malditismo moderno, aquella “gente especial” que decidía cumplir con el “atrévete a ser quien eres”, la nueva “masa sentimental” ha hecho de la seducción una forma de desconocer —y desconocerse—. Una declaración de amor eterno es hoy, sin duda, mucho más transgresora que el sexo itinerante, plebeyo, democratizado. Bajo la máscara de “más oportunidades”, la nueva erótica digital sortea cualquier confesión pasional, cualquier cosa que implique una elección (necesariamente imperfecta e incompleta) por encima de la suma de relaciones virtuales, esa utopía de los amores posibles o perfección imaginaria vestida de oportunidad inagotable.

Según la teoría de la elección racional, en un mundo premoderno el amor no podía ser otra cosa que una enfermedad. Desde el príncipe Genji hasta las heroínas de Downton Abbey, la pasión es desgaste, dispendio, reto y riesgo. Los avatares de este fatum romántico están bien ilustrados en la más célebre de las novelas de amor moderno, Las tribulaciones del joven Werther, de Goethe. Enamorado sin remedio de Carlota, el protagonista no ve otra salida al triángulo asfixiante de su pasión que el suicidio, y su ejemplo se extenderá enseguida por toda la cultura europea.

Stendhal, Tolstói, Proust, Flaubert, Balzac, James… llevan a la novela el drama de la elección racional, la batalla entre el amor romántico, casi siempre frustrado, y los imperativos prácticos. Pero cualquiera que lea las nuevas sagas amorosas posmodernas, a Tao Lin, por ejemplo, o a Bret Easton Ellis, convendrá en que estamos ya muy lejos de aquel proceso imaginario que definía lo erótico: la tensión entre objetividad y deseo. Otras, más inmediatas y simplonas, son ya las lógicas de la passio, y me temo que una literatura sentimentalmente empobrecida y laxa es apenas otra víctima colateral de la era hipster.

Para un nuevo y democratizado @Werther, que se asomara hoy a la disyuntiva de su antepasado y enviara larguísimos e-mails a su mejor amigo contándole sus cuitas, el suicidio sería una opción a competir con Match, Ashley Madison, OKCupid o Luxy, el “Tinder sin gente pobre”. Y lo mismo sucede de la otra parte. Por otro lado, ¿a qué joven se le ocurriría suicidarse por amor sin anunciarlo antes en Facebook o en Instagram? En este mundo, como en tantas otras cosas de nuestra vida actual, impera el ruido. Todo deseo ha sido normalizado y repartido en compartimentos cada vez más accesibles, pero también más frívolos. La pornografía ha devenido el modelo de lo sexual. Todos quieren amar pero nadie quiere complicarse: las relaciones de los más jóvenes tienen la consistencia efímera del link; es menos relación. Tenemos cada vez más tiempo libre para amar, pero nos cuesta hacerlo en profundidad, sin las prótesis de redes sociales.

Hay un célebre poema de Catulo, el Carmen LI, en el que después de describir la pasión amorosa en los mismos términos de su famosa predecesora, Safo, el poeta hace un guiño irónico y se alecciona a sí mismo: “No te conviene, Catulo, este ocio, / con el ocio te exaltas y consumes, / el mismo ocio que arruinara a tantos / reyes y ciudades felices”. Los exégetas explican la contraposición latina entre otium (el tiempo estrictamente personal, dedicado a las emociones y al cuidado de sí) y negotium, los empeños civiles cotidianos, las cosas de la ciudad. De la misma manera que el negotium —o el determinismo económico de la elección racional— no debe regir el mundo del amor y los sentimientos, para Catulo el otium en estado puro favorece otro tipo de malestar, una tentación narcisista y autodestructiva irreconciliable con la felicidad.

Han pasado los siglos, por supuesto. Ni los poetas latinos ni los novelistas modernos habrían podido imaginar la más brutal de las perversiones sentimentales: qué pasa con el amor, y qué perdemos, cuando este se convierte en rehén digital del “negocio del ocio”.

¡Feliz domingo!

Autor: Ernesto Hernández Bustos, ensayista y Premio Casa América 2004. Artículo original Tribulaciones del joven @Werther

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Vera donna

Vera donna para Alcanda Matchmaking Blog

 

 

 

 

 

 

Niña mujer, niña hembra, niña dama

MUJER,

regalo del alma

 

Apagas de un guiño cien llamas,

enciendes de un soplo cien vientos,

levantas mil guerras,

apaciguas mil calmas.

Calma en mi llama.

 

Verso en mis labios

beso en mi recuerdo,

susurro en mi cama

labios en mi deseo.

LLama en la calma.

 

MUJER,

niña dama

 

Gritas cien gritos

escuchas mil palabras,

guerreas los días

mis noches amansas.

 

MUJER,

    niña dama

 

Ébano sobre cal

azúcar en la noche

marfil prohibido

fuerza infinita.

 

Alma de algodón,

          niña dama

 

Alma de luz sincera

como una niña.

Sincera luz de MUJER

como una dama.

 

Ríes cuando ríes,

hablas cuando hablas.

 

Eres,

cuando Amas.

 

Autor invitado: mi querido amigo Ernie quien me la dedicó en la Navidad de 2004, en Barcelona.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Sabor a los demás

Amor por los demás para Alcanda Matchmaking Blog

Ram Dass,  uno de los muchos protagonistas del Flower Power retoños de acaudaladas familias norteamericanas, que viajaron a la India en los 70 y se transformó en uno de los grandes Gurus occidentales , suele decir:

“ Si piensas que has alcanzado la iluminación, vete a pasar unos días con tus familia, y ya verás ”

Así es. Los seres más cercanos, los que mejor nos conocen, son los que saben darle a la precisa tecla que nos hace estallar y/o regresar a comportamientos que pensábamos tener más que superados. Los amigos muy cercanos también son otra piedra de toque fundamental.

Por ello, desde la perspectiva yóguica, toda nuestra practica, las miles de horas pasadas meditando, haciendo Pranayama o activando Çakras con uno u otro Asana, no significan nada si cuando entramos en contacto con los demás no se verifica si hemos, verdaderamente, logrado transmutar mecanismos grabados a fuego en nuestro subconsciente.

El budismo Hinayana (la traducción literal es “pequeño vehículo” y es el que prevalece por todo el Sudeste Asiático), preconiza la Vía de la soledad, la del monje alejado del mundanal ruido concentrado en su práctica. Es una Vía tan hermosa como cualquier otra, y puede ser adecuada para algunas personas.

El budismo Mahayana en cambio ( “gran vehiculo” se fue extendiendo desde el norte de la India hacia Tibet, luego China hasta alcanzar Japón), a través de la figura del Bodhistava, quien hace el Voto de no salvarse a si mismo, (no disfrutar del Nirvana cuando resulta que lo tiene al alcance de la mano), mientras quede un solo ser por salvar en esta tierra, preconiza sumergirse plenamente en el rio de la vida y llevar a cabo nuestra tarea desde este mundo. Es otra Vía, otra opción. Un poco como viajar de Paris a Madrid saliendo del aeropuerto de Orly desde el de Charles De Gaulle, o incluso desde Beauvais: distintas maneras de llegar al mismo lugar, distintos recorridos, distintos precios, distintas experiencias, pero al final … aterrizas en Barajas.

Sistemáticamente, cada vez que paso tiempo con algún ser querido, veo con suma sorpresa como afloran en mí comportamientos que no me gustan, con los cuales no me identifico lo más mínimo y que pensaba haber dejado atrás. Pero no me queda otra que reconocerlos.

Transmutar antiguos patrones implica ir madurando emocionalmente. No es algo que se adquiera automáticamente con el paso de los años, ni mucho menos, es un trabajo duro y a ratos hasta sucio diría, pues arremangarse y abrazar nuestra parte oscura mirándola bien de frente puede resultar terrorífico.

El contacto con los demás es una oportunidad única de crecer y evolucionar, más todavía si hay de por medio una cercanía sexual. Ahí se activan a la potencia mil sentimientos como los celos, los miedos, la posesividad etc.

Las enseñanzas tántricas hacen hincapié en cómo, siempre que una relación se establece para colmar carencias (a menudo de forma del todo subconsciente), la estamos empequeñeciendo, vaciándola de su magia, y asignándole desde el comienzo un final que ya todos conocemos de sobras ….

Ahí es donde interviene el delicadísimo equilibrio de amar con desapego. Amar al otro por quien es, aceptando que su evolución, tal vez, implique alejarse de nuestro lado algún día, o muchas otras situaciones que percibimos como amenazas para “nuestra” pareja.

Amar deseando realmente lo mejor para la otra persona, con plena confianza de que así ocurrirá siempre que ambos “juguemos limpio”.

Amar agradeciendo los hermosos momentos compartidos, (son un verdadero regalo, no algo a lo cual tengamos derecho, o que se nos deba) y si procede, si llega ese momento, seguir sin miedo danzando la danza cósmica de la vida, acompañados o no, en la infinita estela de Shiva Nataraj, Shiva el danzarín.

Shiva Nataraj el danzarín para Alcanda Matchmaking Blog

A todos, hayáis escogido el más endiablado de los rock’n roll, o el más sutil de los valses, os deseo la plenitud de lo acertado y recordad:

“Todo ser amado nos deja para siempre … sabor a los demás.” 😉

 

¡Saludos desde Koh Phangan!

Hare Aum,

Namaste para Alcanda Matchmaking Blog

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

¿Por qué no encuentro pareja estable?

la foto 1

Desde mi niñez, siempre he tenido claro el tipo de pareja estable que quería tener a mi lado, inconsciente de que en verdad sólo era un amor platónico; alguien idealizado en mi mente, más que en mi corazón, cuya influencia me venía por lo apasionado y los finales felices de las películas románticas que me tragaba. Creía en ese príncipe azul que a todas nos “venden” a lo largo de nuestra infancia y que deseamos hasta bien entraditas en años, sin tener en cuenta si realmente, a mí, aquello me haría o no feliz para poder formar con ese “príncipe idealizado” una pareja estable.

Pero todos sabemos que los príncipes azules no existen sino que lo que hay son personas de muchas formas y colores, y que para llegar a tener pareja estable, si bien antes hay que besar a muchas ranas (o sapos), al final, en esa búsqueda incesante que es el amor, uno tiene que estar dispuesto a dar más que a pedir porque es entonces cuando te llega realmente el amor con quien formar, sin darte cuenta, la tan deseada pareja estable, aquella persona que nada se parece a tu príncipe azul pero con quien deseas compartir tu vida, los buenos y malos momentos, lo aprendido por separado, y lo que aún falta por aprender juntos.

Sin embargo, para llegar a ello y tras mucha reflexión, me he dado cuenta que para formar una pareja estable primero he tenido que conocerme bien a mí misma, llegando a un alto grado de madurez, para evaluar si estoy en la etapa adecuada de mi vida para invertir en una relación porque, aunque te sea recompensada con creces, una relación estable significa sacrificio, tiempo y devoción.

la foto 2

A menudo, uno busca pareja estable para llenar vacíos emocionales cuyo origen nada tiene que ver con el amor, o con el deseo de tener una pareja estable, y por tanto su designio no podía ser otro que el fracaso pues en verdad no nos aportan nada, o casi nada.

La idea de las famosas frases ¡Soy tuya! o ¡Eres mío! que tan románticas nos parecen al escucharlas susurradas al oído en boca de tu amante es otro de los grandes problemas con los que nos tropezamos en relaciones inmaduras. Una pareja estable nunca puede tratarse como una posesión pues se convertirá inevitablemente en una relación imposible porque tendemos a colocar a nuestra pareja como el centro de nuestro universo, olvidando el espacio vital que debemos mantener cada uno. Para tener pareja estable uno debe ser previamente un todo, ser feliz consigo mismo y sentirse realizado. La pareja estable debe ser un complemento y apoyo en la vida de uno, que sume, y que a su vez crezca con el trabajo, las amistades, las aficiones o cualquier proyecto en común. Nunca puede ser un impedimento para realizar un sueño.

Otro de los problemas a la hora de encontrar pareja estable es que cada vez que iniciamos una relación es inevitable compararla con relaciones pasadas con la esperanza de que éstas sirvan como “experiencias piloto” para elaborar un nuevo perfil de la nueva pareja evitando los defectos de la anterior. Pero lo que está claro es que cada persona es un mundo y que lo que no funcionó con una persona puede funcionar con otra, aunque sean parecidas, porque la clave no es cómo son ellos sino cómo somos nosotros cuando estamos con ellos, como bien dijo nuestro ya desparecido, aunque nunca olvidado Gabriel García Márquez, “Te quiero no por quien eres, sino por quién soy yo cuando estoy contigo”.

En resumen, para encontrar pareja estable debe haber:

–          Predisposición a amar, a dar y a recibir.

–          Madurez e independencia para mantener nuestro espacio vital.

–          Confianza para que la relación sea sana.

–          Experiencia que te hará valorar y apreciar las pequeñas cosas.

–          Tolerancia ante los pequeños defectos de tu pareja.

–          Y sobre todo, una buena actitud y muestras de cariño constantes.

———————

¿Aún single? ¿Te gustaría tener pareja estable pero no tienes tiempo para buscarla? En Alcanda Matchmaking podemos ayudarte! Regístrate gratis hoy mismo en www.alcandamatchmaking.com/afiliate para poder conocer a alguno de nuestros exclusivos clientes  y/o síguenos en nuestras redes sociales en Facebook, LinkedIn y Twitter para estar al corriente de la actualidad en temas de amor, pasión,  relación de parejas así como nuestra opinión sobre parejas históricas, películas y libros románticos. 

Compartir:
Leer más →

Nochevieja yóguica

Meditacion-puesta de sol para Alcanda Matchmaking Blog

Desde la visión occidental, existen dos maneras de pasar Nochevieja: o se participa plenamente del jolgorio ambiental, con todo lo que ello conlleva (cena, alcohol familia, amigos etc.) o se decide ignorarlo y comportarse como si fuese una noche más.

Existe sin embargo una tercera opción, la de los Yoguis, bastante menos conocida.

Para los Yoguis si hay una noche del año en la cual resulta importante meditar es el 31 de diciembre. Los Tibetanos inclusive afirman que una hora de meditación esa noche equivale a 100 horas de cualquier otro día del año.

Voy a intentar explicaros brevemente el por qué de dicho convencimiento.

Cuando dan las 12 campanadas, millones, y hasta miles de millones de personas concentran sus energías emocionales en ese preciso instante.

A menos que sufras de serios problemas disfuncionales que te lleven a desearle lo peor a tu prójimo, todos emitimos deseos de bienestar, salud y de dicha. Esos seres abrazándose, deseándose lo mejor, compartiendo alegría y entusiasmo, son una verdadera ola energética que va recorriendo el planeta a medida que dan las 12 en las distintas franjas horarias. Pocas personas son conscientes de ello, y menos todavía saben como surfear dicha ola.

Nuestra sociedad, basada en la pura apariencia, en sus extremos, hasta niega cualquier realidad que no sean visible, medible o cuantificable. Triste ironía donde las haya, pues como todos hemos podido comprobar, muchas de las energías que gobierna nuestras vidas, decisiones que tomamos etc. se basan en factores del todo intangibles …

Por el contrario, para los Yoguis tántricos, constituyen una de las piedras angulares de nuestra práctica. Ello incluye desde la activación de Çakras específicos (la conexión con resonancias concretas) hasta la percepción, Conciencia y utilización (en el mejor sentido de la palabra) de esa mar energético en el cual bañamos, a través de una serie de prácticas.

A las 00 horas surge una masiva unidad de concentración sobre un mismo evento que no se puede comparar con ninguna otra en nuestro planeta, pues ni siquiera los juegos Olímpicos o un partido de futbol generan semejante audiencia Si sabemos como conectar con esa fuente, podemos ampliarla e introducir elementos mucho más sutiles que unos deseos bastante terrenales por lo general. Somos como agentes secretos del bien que nadie percibe, por lo menos de forma consciente (LOL) y llevan a cabo su misión de forma sumamente discreta J

Así es como entramos en acción…

Nos preparamos para nuestra meditación unos 15 minutos antes de que den las 12. Vamos calmando nuestra mente, afinando las intenciones que queremos lanzar al mundo. Podemos orientar nuestro trabajo hacia seres bien precisos u hacia mayores grupos. Es una elección totalmente personal.

Cuando dan las campanadas, entramos en profunda comunión con las emociones que arrasan el planeta, las sublimamos (ejercicios tántricos que no tengo espacio para detallar en este post) y amplificamos añadiendo matices y deseos específicos. Nos dejamos inundar literalmente por esa fuerza, nos hundimos en ella, la abrazamos, percibiendo como estamos todos conectados y como esa conciencia especial que estamos teniendo nos permite dejar nuestra huella sobre una materia sumamente moldeable, a saber esa fuerza esa energía que penetra la menor célula de todo organismo vivo. Mucho más allá de nuestras diferencias existe algo profundamente común que compartimos todos los seres de este planeta, una fuente única desde la cual todo se originó

Si te resulta demasiado ardua o insólita dicha práctica, puedes hacer un ejercicio de toma de conciencia que también dará sus frutos. Es el siguiente: intenta durante unos minutos desapegarte de tu entorno, tener una visión espacial de lo que está ocurriendo de tu vida en general y de este preciso instante. Un poco como si estuviese sobrevolando la habitación en la cual te encuentras y pudieses verlo todo desde arriba, y hasta leer los pensamientos de cada persona. .Intenta observar sin juzgar nada ni nadie, limítate a mirar sin prejuicios ni ideas preconcebidas acerca de quién es quien o quién está haciendo o diciendo tal cosa. Muy rápidamente tendrás la clarísima percepción de que tu esencia verdadero poco tiene que ver con la manifestación física de tu ser, sea cual sea . Te sorprenderá la calma y el sosiego que te invadirán al poder distanciarte aunque sean unos pocos minutos del personaje que interpretas.  Desde ese centro verdadero de tu ser, emite una aceptación total hacia todos los presentes, y un profundo deseo de que alcancen esa paz profunda que todos reconocemos en cuanto nos roza. ¿Cómo te sientes después de haberlo hecho? Nos encantará que lo compartas con nosotros.

Yoguini-Mango-para-Alcanda-Matchmaking-Blog

Y si “por casualidad” (no creo en las casualidades) estás en Mallorca la próxima Nochevieja del 2016, te invito a mi casa para disfrutar con todos los presentes de un momento excepcional. Celebramos primero una cena vegana gourmet del todo exquisita, y tras una detallada explicación para entender y aplicar los conceptos que acabo de apuntar, nos adentraremos todos juntos en ese momento sublime.

Se trata de un evento que realizamos de manera totalmente gratuita y que encontrarás en poquísimos lugares. Es nuestra ofrenda al Universo, y todos sois bienvenidos.

Hare Aum,

Namaste para Alcanda Matchmaking Blog

Compartir:
Leer más →